Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
MEDIO AMBIENTE

​Los vasos reutilizables volverán al Casco Viejo el próximo mes de mayo

  • Se reeditará así una iniciativa que hizo que, en la Nochevieja de 2015, los servicios municipales de limpieza recogieran un 50% menos de residuos

Dos chicas utilizan vasos recliclables en una Carpa universitaria.

​Los vasos reutilizables volverán al Casco Viejo el próximo mes de mayo

Dos chicas utilizan vasos reciclables en una Carpa universitaria.

DN
Actualizada 16/02/2016 a las 16:15
  • DN.ES. PAMPLONA
El próximo mes de mayo algunos establecimientos hosteleros del centro de la ciudad volverán a ofrecer a sus clientes vasos reutilizables del Ayuntamiento de Pamplona. Se reeditará así una iniciativa que hizo que, en la Nochevieja de 2015, los servicios municipales de limpieza recogieran un 50% menos de residuos en las calles en las que se brindó a los clientes esa posibilidad. En el resto de calles del Casco Viejo, sin embargo, el porcentaje de residuos en barrido se mantuvo en niveles similares a los de otros años. Estos datos apoyan la propuesta municipal de ir sustituyendo progresivamente los vasos desechables que acaban mezclados con el resto de residuos que se producen en los establecimientos hosteleros y en las calles, por vasos reutilizables.

Las ventajas que aporta el vaso reutilizable son el ahorro en emisiones de CO2 y en materias primas, frente a los vasos de plástico que no se reciclan y acaban teniendo más costes, tanto de producción (materiales que no se recuperan), como energéticos (hay que seguirlos fabricando y el proceso tanto de fabricación, como el de limpieza, genera emisiones). Los vasos reutilizables no incrementan el nivel de residuos, no requieren un esfuerzo extra en la separación de basura y acaban suponiendo un ahorro económico, tanto para el sector público como el privado.

El objetivo que se marca el Ayuntamiento de Pamplona a largo plazo es disminuir significativamente el uso del plástico no reutilizable, en el propio ayuntamiento y en la ciudad. Dado que el uso de vasos de plástico no reutilizables aumenta durante las fiestas (San Fermín, San Fermín de Aldapa, etc.), el Consistorio ha decidido realizar una segunda prueba piloto, voluntaria, el próximo mes de mayo por el día del Casco Viejo, promoviendo el uso del vaso reutilizable y de cristal. Reutilizar los vasos recuperados de la primera experiencia permitirá ahorrar emisiones respecto a Nochevieja, ya que en esta ocasión no deberán fabricarse gran parte de las 6.000 unidades originales, de las que se han recuperado un 79%.

UNA PRIMERA EXPERIENCIA 'SIN PEROS'

La primera experiencia se realizó en la Nochevieja de 2015 con la colaboración de 22 bares del Casco Antiguo (calles de San Agustín, Tejería, Calderería, Mercaderes, Navarrería, Aldapa, Carmen y Compañía). Los establecimientos implicados firmaron un convenio con el Ayuntamiento de Pamplona por el que se comprometían a utilizar exclusivamente vasos reciclables o de cristal. El Consistorio repartió un total 5.850 vasos, de los que se recuperaron 4.629, el 79% del total, un porcentaje que superaba la media habitual de recuperación en eventos festivos que se establece en un 75%. De la limpieza de los vasos recuperados se ha encargado a la fundación Varzdin, que emplea y da formación a personas en situación de exclusión.

El uso de estos vasos supuso que los residuos recogidos en las calles que participaron en la iniciativa disminuyeron en un 50%, mientras que el residuo en el resto de calles del Se reeditará así una iniciativa que hizo que, en la Nochevieja de 2015, los servicios municipales de limpieza recogieran un 50% menos de residuos se mantuvo en niveles similares. Área de Seguridad Ciudadana y Convivencia no reportó ningún efecto secundario negativo y los establecimientos valoraron positivamente la experiencia y manifestaron su disposición a repetirla; entre las ventajas de la iniciativa municipal percibidas por los hosteleros destacó la reducción de residuos en el interior de los establecimientos. Los hosteleros aportaron, además, sugerencias para futuros eventos como la posibilidad de decidir los lemas de la serigrafía por medio de un concurso de ideas con participación vecinal o la necesidad de poner en funcionamiento un código ético que comprometa a los bares con el bienestar del barrio. La preocupación de los bares se centraba en contribuir a cualquier iniciativa que pueda suponer una reducción de residuos y de molestias para el barrio.

La reducción de emisiones es de 114 Kg. de CO2 por cada 6000 vasos, cifra que se incrementa con el número de usos de cada vaso.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual