Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TRADICIONES

Pamplona celebra San Blas, sin Asiron en los actos religiosos

  • El tradicional mercadillo de roscos y dulces volvió este miércoles a la plaza de San Nicolás, y este año, por primera vez, recibió al mediodía una visita institucional

El alcalde Joseba Asiron visita el mercadillo de San Blas.

El alcalde Joseba Asiron visita el mercadillo de San Blas.

El alcalde Joseba Asiron visita el mercadillo de San Blas.

EFE
La procesión de San Blas pasa ante el tradicional mercadillo de roscos y dulces.

La procesión de San Blas pasa ante el tradicional mercadillo de roscos y dulces.

La procesión de San Blas pasa ante el tradicional mercadillo de roscos y dulces.

CALLEJA
Actualizada 04/02/2016 a las 07:37
Etiquetas
  • EFE. PAMPLONA
El tradicional mercadillo de roscos y dulces volvió este miércoles, festividad de San Blas, a la plaza de San Nicolás de Pamplona, y este año, por primera vez, recibió al mediodía una visita institucional, encabezada por el alcalde, con una convocatoria desvinculada de la procesión y la misa.

En su visita el alcalde, Joseba Asiron, estuvo acompañado por varios concejales de EH Bildu como Patricia Perales, Aritz Romeo y Joxe Abaurrea, así como por los ediles socialistas Maite Esporrín y Eduardo Val, entre otros.

Esporrín y Val, junto con concejales de otros partidos como UPN -entre ellos el exalcalde Enrique Maya- y Geroa Bai- asistieron también a la procesión que, seguida de una misa, recorrió dos horas antes el entorno de la iglesia de San Nicolás con la figura del santo patrón de enfermedades de la garganta y laringólogos.

Este año fueron veintiuno los puestos de productos típicos que se instalaron en la zona, hasta donde se acercaron numerosos pamploneses en una jornada que alternó el sol con la lluvia.

Roscos, tortas, dulces, pastas y caramelos fueron los productos más solicitados por los pamploneses, muchos de los cuales, cumpliendo con la tradición, bendijeron sus compras esperando la protección de sus gargantas por parte del santo.

Y es que San Blas es conocido por su don de curación milagrosa ya que, según la leyenda, salvó la vida de un niño que se ahogaba al trabársele en la garganta una espina de pescado.

Ya por la tarde, en el Rincón de San Nicolás, cercano al mercadillo, Duguna Folklore Taldea volvió a interpretar el baile de la soka-dantza, una tradición ya instaurada en el día de San Blas desde 2013.

Se trata de un género de danza tradicional emparentada con las danzas en cadena, branles y farandoles que se bailan en el sureste de Europa desde al menos en final de la Edad Media y cuya evolución regional ha dado lugar a tradiciones coreográficas locales como la soka-dantza, que se ha bailado en País Vasco y Navarra desde el siglo XVI, ha explicado en un comunicado el Ayuntamiento de Pamplona.

En la soka-dantza, un grupo de personas, comandado por un primer y un último bailarines, unen sus manos formando una cadena y organizando un corro.

Duguna Folklore Taldea baila la soka-dantza dos veces al año en Pamplona, una coincidiendo con el día de San Blas y otra el día de San Juan, con la que pretende celebrar y festejar las fiestas de invierno de la ciudad y la llegada del sol y la luz en torno al inicio del verano, respectivamente.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual