Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
pamplona

Exposición del pintor tudelano Monguillot, en Condestable

  • Esté autor, que pintó prácticamente hasta el final de su vida con 97 años, se centró principalmente en el paisaje de la Ribera de Navarra

0
Actualizada 06/01/2016 a las 10:58
Etiquetas
  • DN.ES.PAMPLONA
El pintor tudelano José María Monguilot es el protagonista de la sexta exposición del ciclo ‘Revisiones. Artistas navarros del siglo XX’. Este autor trabajó principalmente el paisaje de la Ribera de Navarra, con las Bardenas como tema recurrente al que unen rincones de Tudela, con sus calles, sus huertas y su Catedral.

La exposición en Condestable recoge una selección de 37 cuadros y permanecerá abierta al público hasta el 17 de enero. El horario de visita es de lunes a viernes de 18.30 a 20.30 y los sábados de 12 a 14 y 18.30 a 20.30. 

PINTOR AUTODIDACTA

José María Monguilot Navascués, nacido en Tudela en 1915 y falleció en la misma ciudad a los 97 años. Su larga trayectoria pictórica llegó prácticamente hasta su muerte, ya que su última exposición la realizó con noventa años y todavía continuó pintando posteriormente. Así se convirtió en uno de los referentes de la pintura de la Ribera de Navarra de los últimos sesenta años con una abundante producción. A pesar de ello, nunca se dedicó profesionalmente a la pintura ya que desarrolló su carrera profesional en un negocio familiar de Tudela.

La afición la heredó de su familia materna y no fue hasta finales de los cuarenta y principios de los cincuenta cuando cursó estudios de pintura en el centro Castel Ruiz de Tudela. Fue su única formación en Bellas Artes, por lo que se le considera un artista autodidacta. En 1953 realizó su primera muestra individual y desde ese momento se sucedieron gran número de exposiciones en numerosos lugares, entre ellos, Pamplona, Tudela, Madrid, Zaragoza y Valladolid. En el catálogo, que recoge un listado con 84 de ellas, el comisario señala que “dudo que ningún otro artista navarro del siglo XX llegara a celebrar tantas muestras individuales”.

PINTURA FIGURATIVA

Aunque su obra se centró principalmente en la Ribera navarra también pintó tierras de Castilla, Rioja, Aragón, el Pirineo aragonés, el Mediterráneo, la Cornisa Cantábrica o Alemania, cuando visitaba a su hija. De hecho, en la exposición abierta hoy pueden verse cuadros de Tudela, el Monasterio de la Oliva o las Bardenas a los que se unen otros con estampas de Albarracín, Algorta, Palencia, Tarazona, Mallorca o Madrid.

Su pintura es descrita como “figurativa, en la herencia del impresionismo” con predominio de la temática del paisaje que combina con algunos bodegones y marinas. Solía trabajar al aire libre pintando sobre su caballete aquello que veía, sobre todo óleos y acuarelas de pequeño o mediano formato. También son abundantes los cuadros en los que utilizaba la paleta.

Él decía de sí mismo que “mi pintura es impresionista y realista por supuesto. Y muy temperamental. Siento el paisaje en la misma médula de los huesos. También los viejos paisajes urbanos. Mi pintura ha sido siempre una pura observación y un goce de ver los colores, la luz, los tonos cambiantes….por encima de todo el color y la luz. Puedo decir que la luz para mí es una verdadera obsesión. Además, pienso que el paisaje debe de ser puro, limpio de elementos accesorios. El paisaje está para admirarlo no para invadirlo”. Entre sus colores preferidos se pueden citar los ocres de las Bardenas, los carmines o los azules del cielo.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual