Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
HOSTELERÍA

San Nicolás y Comedias: 17 bares, dos nuevos, en menos de 200 metros

  • Las calles San Nicolás y Comedias de Pamplona albergan 15 bares, a los que se unirán otros dos antes de Sanfermines. Una "saturación" que molesta a vecinos y hosteleros

32
Actualizada 28/05/2015 a las 11:25
  • SAIOA ROLÁN. PAMPLONA


Si paseamos desde el comienzo de la calle Comedias, giramos en la esquina de Pozoblanco y recorremos la calle San Nicolás, 'tropezamos' en menos de 300 zancadas con 15 bares, a los que se unirán antes de Sanfermines otros dos.

El eje que conforman estas calles pamplonesas se está consolidando como 'núcleo duro' de la hostelería en el Casco Antiguo de Pamplona, y, por ende, en "zona saturada" para los vecinos. Todo apunta, además, a que el ocio se expanda hacia la calle Pozoblanco, donde el año pasado ya se inauguró el bar El Pasadizo de la Jacoba.

"No puedo dormir por las noches", "cuantas más opciones de ocio, mejor" y "me parece un exceso" son algunas de las frases que lanzan hosteleros, clientes y vecinos, los protagonistas de estos 200 metros de adoquines y losetas.

LOS QUE YA ESTÁN...

Antonio tiene 94 años. "No me apuntes el apellido que a estas alturas de la vida no quiero hacerme famoso", dice carcajeando. Ayudándose con un bastón, alza la vista al edificio en obras que tiene ante sí -el bloque que un día albergó a Deportes Arana y Pavana- y niega con la cabeza. Cuando ve pasar a un albañil, le agarra del brazo y trata de resolver su inquietud: "No será otro bar, ¿verdad?". El trabajador le da "malas noticias" y él se explica: "Mire usted, no puede ser. Yo vivo en la calle Lindachiquía de toda la vida y desde hace un tiempo duermo con tapones porque oigo la jarana desde aquí. Me gusta la alegría de Pamplona, pero ya no estoy para las chiquillerías de las noches. ¿No podrían irse a otro lado?". 

Esta misma pregunta debió de hacerse un peregrino austriaco que se alojaba en la pensión del Otano, en la calle San Nicolás, hace un par de semanas. El hombre, harto de no poder dormir por el ruido, arrojó agua por el balcón, cayendo sobre una pareja de policías forales que casualmente pasaba por allí. Una anécdota que sirve para ejemplificar la situación que se vive en esta zona del Casco Viejo.

La pamplonesa Sara García, de 27 años, comprende el malestar de los vecinos, pero opina que "lo Viejo es la única zona de Pamplona que tiene vida, los barrios han muerto, así que el Ayuntamiento debería incidir en el respeto para que la convivencia sea mejor, pero no quitar el ambiente del centro de la ciudad".

"El Casco Viejo se va a convertir en un parque temático de la fiesta". Con esta previsión resume Ana Juanco, socia del bar-restaurante Otano, su opinión como hostelera de la calle San Nicolás y vecina de la calle Estafeta sobre una "saturación" de bares de la que culpabiliza al Ayuntamiento: "Como la ley no permite abrir más bares, se están dando licencias de cafetería sin ton ni son. Y en esos establecimientos, menos café venden de todo. Son licencias trampa. Eso en Bilbao está prohibido, aquí parece que da igual. Eso sí, luego nos vienen con los controles de aforos. Es todo una contradicción", critica Juanco.

Como ella, la mayoría de los hosteleros de la zona coincide en señalar que el mayor problema llegará en Sanfermines, "por los tapones que se van a formar". 

… Y LOS QUE LLEGARÁN

La esquina de la calle Pozoblanco está en obras. Allí, previsiblemente desde mediados de junio, abrirán dos nuevos bares, uno en el antiguo local A.Zapatería Amorena y otro, en el edificio en el que estuvieron ubicados Deportes Arana y Pavana.

El primero de los citados ofrecerá "comida y bebida de calidad, desde mediados de junio", según adelantan sus promotores. Este nuevo local de tres pisos, que mantendrá en secreto su nombre hasta la inauguración, contará con varias salas y un restaurante con vistas al quiosco de la plaza del Castillo. "Tendremos la 'selfie' gastronómica perfecta", comentan entre risas los gerentes.

En el local también se organizarán eventos a medida (catas, fiestas, cursos de cortar jamón...). "Si, por ejemplo, alguien quiere hacer una fiesta hawaiana, podrá hacerlo. Nos reuniremos con los interesados, fijaremos un presupuesto y le traemos la playa hasta Pamplona si hace falta", detallan. Sus 'vecinos', los propietarios del local que abrirá en frente, no han revelado detalles todavía.

Además, entre vecinos y comerciantes se rumorea que las obras que se están llevando a cabo en los bajos que ocupaban la ferretería Krisketa y la tienda Kata -en la calle Pozoblanco-derivarán en sendos establecimientos hosteleros. Pero nadie lo ha confirmado.

¿QUÉ DICE URBANISMO?

Urbanismo remite a la norma: tras declararse en 1986 el Casco Viejo de Pamplona como zona saturada, por lo que se impedía abrir nuevos locales de hostelería, el Ayuntamiento cambió en 2006 la normativa, permitiendo la implantación de cafeterías, restaurantes y sociedades gastronómicas, pero no bares, "para dinamizar la zona sin que afectase a la convivencia".

¿Cuál es la diferencia entre unas licencias y otras? Las cafeterías deben contar con cocina y, por tanto, ofrecer comida. Sin embargo, en contra de lo que muchos creen, los horarios son los mismos para todos -de 6.00 horas a 2.00 horas (2.30 los fines de semana)-, según el Decreto foral 2002, que regula este asunto.

El Consistorio pamplonés ha recuperado además la campaña 'Necesitamos descansar', con la que pretende conciliar el ocio nocturno y el derecho al descanso de los vecinos del Casco Antiguo.


Ver más comentarios

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual