Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Semana Santa

Los Ciriza Bretos viven en familia la procesión de Pamplona

Desde el padre, el escultor Carlos Ciriza, hasta el menor de los 7 hermanos, todos toman parte en ella

Los Ciriza Bretos viven en familia la procesión de Pamplona

Los Ciriza Bretos viven en familia la procesión de Pamplona

Marta Ciriza, vestida de romana.

J. Sesma
0
04/04/2015 a las 06:00
  • DN
Todos sin excepción: desde su padre, el escultor Carlos Ciriza, que es uno de los portadores de la Dolorosa, hasta José Miguel, el menor de los siete hermanos de esta familia pamplonesa y miembro del grupo que conforma el pueblo judío.

La emoción de los Ciriza Bretos se intensifica desde que comienza el Via Crucis en la capital navarra como señal del advenimiento de la Cuaresma.

Cada uno en su puesto, todos se sienten parte de esta tradición cristiana, que en su caso se remonta varias generaciones atrás. Hasta los bisabuelos de las jóvenes que estos días conforman la procesión. “Me gusta ver cómo otros niños se involucran en los actos que configuran la Semana Santa. Hay muy buen ambiente y es importante que haya relevo generacional. Además, está bien porque da igual chicos que chicas, somos todos bienvenidos”.

Son las palabras de Marta Ciriza Bretos, del grupo romano. Es más, esta estudiante en la Escuela de Artes y Oficios de 20 años, fue la primera integrante femenina de este colectivo.

El hecho de vivir estos días en familia, le supone a Marta “un sentimiento especial”. “Es muy emocionante ver a tu hermano de mozorro, a tu hermana de Verónica, a tu otra hermana de Guardia Real, a tu hermano de portador... No sé, me gusta”, expresa con una sonrisa mientras termina de ajustarse el casco, complemento indispensable junto a la armadura, el escudo y la lanza.

COMPAGINAR

A su lado, su hermana Beatriz asiente con la cabeza mientras se afana en colocarse la espada. Ella representa una de las mujeres que componen el grupo de la Guardia Real. Pero no solo eso. Esta estudiante del colegio Santa María la Real- Maristas de 14 años compagina su puesto como defensora con el paso de la Dolorosa, el más antiguo de la Semana Santa pamplonesa. “Me resulta realmente divertido estar en los dos sitios. Me gusta hacer muchas cosas porque me parece que merece la pena, y más estos días de Semana Santa”, insiste la joven.

“Además toca la guitarra y canta en el coro”, agrega por detrás su hermana pequeña. Es Cecilia, tiene 13 años y también es socia de la Hermandad de la Pasión. En su caso, actúa de mozorro en la Dolorosa, aunque también ha salido en el pueblo judío y emulando el personaje de Verónica, la mujer que durante el Via Crucis tendió a Cristo una tela para que enjugara y donde quedaron impresas las facciones del Redentor.

“Me gusta el ambiente de la Hermandad. Nos llevamos todos bien y se ve cómo la gente se ayuda”, asegura. “¡A ver si se apunta más gente!”, propone.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual