Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
pamplona

El Ayuntamiento busca la convivencia entre usuarios de bajeras y vecinos

  • El plan piloto se ha llevado a cabo en la Milagrosa, que cuenta con un total de 67 bajeras registradas

En una de las 297 bajeras de Pamplona

En una de las 297 bajeras de Pamplona

Una de las 297 bajeras que hay en Pamplona.

STEFAN D.G.S.
0
Actualizada 30/03/2015 a las 15:54
  • EFE. PAMPLONA
Un plan piloto de conciliación puesto en marcha por el Ayuntamiento de Pamplona en el barrio de la Milagrosa trata de facilitar una convivencia más respetuosa entre los usuarios de los locales de ocio privado, las denominadas bajeras, y los propietarios y comunidades de vecinos.

Esta experiencia piloto, que implica a varias áreas municipales, se ha llevado a cabo en el barrio de la Milagrosa, que cuenta con un total de 67 bajeras registradas, un 22% de las 297 que hay en la ciudad.

Estos encuentros, según informa el Consistorio, han supuesto una primera toma de contacto para realizar un intercambio de información sobre, entre otras cuestiones, el proceso y requisitos necesarios para la obtención de la preceptiva licencia, el estado del local, la normativa vigente o la problemática detectada.

El contacto con las bajeras se ha realizado de modo telefónico y también se ha visitado varias de ellas, manteniendo reuniones con los jóvenes que las ocupaban.

Los jóvenes han sido partícipes del proceso en todo momento, realizando las aportaciones que han considerado oportunas, según el Ayuntamiento que apunta que en dichas reuniones se han suscrito los correspondientes compromisos de buena voluntad de los asistentes, que incluyen poner la información en conocimiento del resto de usuarios de la bajera con el fin de adoptar las medidas necesarias para mejorar la situación de su local.

Al mismo tiempo, se han mantenido encuentros tanto con las comunidades de vecinos como con las personas propietarias de locales para informarles de la existencia de esta iniciativa y hacerles partícipes de la misma.

Tras estas primeras actuaciones, y visto el volumen alcanzado por este fenómeno de las bajeras en la ciudad, se ha visto la necesidad de poner en marcha un servicio municipal de acompañamiento a los locales de ocio privado para facilitar la convivencia entre usuarios y vecinos de la zona.

Asimismo se contempla la realización de campañas de sensibilización e información sobre las cuestiones que afectan a la actividad de utilización de los locales de ocio privado, tales como normativa e incidencia del ruido en la salud y la calidad de vida de las personas, entre otras.

Igualmente se propone el establecimiento de protocolos que contemplen acuerdos de convivencia como paso previo a la concesión de las pertinentes licencias de apertura para estos espacios, así como la elaboración de un plan de actuación conjunto en los ámbitos de la convivencia, la información, la seguridad y la dinamización.

Finalmente se considera pertinente seguir centralizando la coordinación de todo el programa en la Casa de la Juventud de Pamplona como espacio de referencia juvenil, y se remarca la necesidad de un registro y seguimiento de las condiciones de seguridad e insonoridad de estos espacios, con las correspondientes recomendaciones a sus propietarios para su acondicionamiento.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual