Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
HOMENAJE

Ninoska Moral, una enamorada de las letras que luchó por una vida normal

  • Familiares, amigos, médicos y periodistas recuerdan a la periodista pamplonesa que falleció el sábado a los 38 años

Ninoska Moral, en su foto de perfil de Facebook

Ninoska Moral, en su foto de perfil de Facebook

4
07/08/2014 a las 06:01
  • JOANA PERNAUT. PAMPLONA
"Una luchadora enamorada de las letras", "una conquistadora de personas con sólo una mirada", "un ángel que se paseaba por Pamplona ansiando pasar desapercibida, con una vida ordinaria". Así, sin más calificativos. Los recuerdos de quienes conocieron a Ninoska Moral Merino, la pamplonesa de 38 años fallecida el pasado sábado y a quien un accidente le cambió la vida con 7 años, se hilvanan con admiración, toda clase de halagos y cierta congoja.

Su padre, Dinosio, 'Dioni', su sombra durante los últimos 20 años, tras la muerte de su madre Yolanda cuando Ninoska tenía 17 años, calla de dolor. Es su hermano, Eduardo, padre de tres hijos, quien toma la palabra. "Ella sólo quería tener una vida normal y esto la hizo extraordinaria con momentos increíbles, como el de sus primeros paseos en silla, su primer cuadro pintado con la boca...", resume. Su mente viaja a los años anteriores al 21 de marzo de 1983. Aquel día, Ninoska regresaba del colegio y, al cruzar la calle Iturrama, donde su padre regentaba un bar, un coche la atropelló y quedó tetrapléjica al grado máximo. "Era una niña alegre, movida, testaruda, tal y como lo siguió siendo durante toda su vida. El accidente cambió su vida y la de todos los que la rodeábamos", reflexiona. "Era improbable que superase aquel momento, que se levantase de la cama, incluso, que respirase por sí misma...", valora.

DE LA UCI A LA UNIVERSIDAD


Koldo Martínez, actual director adjunto de la UCI del Hospital de Navarra, corrobora ese diagnóstico. Él y sus compañeros atendieron a la pequeña nada más llegar al centro hospitalario. "Era una delicia, un cielo y un dolor por el futuro que le esperaba y que, sin embargo, no es el que ha tenido. Ha sido una luchadora por la vida", enfatiza quien ha seguido tratando a Ninoska hasta el final, tanto con bata como sin ella. "Nos juntábamos en la calle y hasta discutíamos por ciertos temas. Era muy activa, con muchas ideas y a cualquier caricia te sacaba una sonrisa", describe. "Ha sido un poco nuestra niña, un regalo inmenso", confiesa al referirse a él y a su equipo médico, cuyos conocimientos llegaba a superar 'Dioni'. "Conocía los aparatos mejor que nosotros", exclama emocionado.

Esa niña "rompió" el parte médico y se licenció en Periodismo en la Universidad de Navarra. Su asesora, Mercedes Medina, la conoció al hacerle un test de actualidad, tras haber solicitado Ninoska la admisión en la Facultad. "¡Lo sabía todo! Le pregunté cómo pensaba sacarse la carrera y me explicó que manejaba el ordenador con la barbilla. Lo hizo muy bien y la licenciatura resultó muy emotiva, recibió un aplauso cerrado", precisa quien conserva la imagen de su padre Dionisio junto a la puerta del edificio día tras día. "Ninoska venía a verme mucho al despacho. En exámenes, sus compañeros estaban agobiados, pero ella no, ella ya tenía un máster en dificultades. Me impresionaba que aceptó su accidente sin rencor, sin preguntarse por qué le había tocado a ella". Y buscó con su oficio, añade, servir a los demás.

TRAYECTORIA PERIODÍSTICA

Lo hizo en distintos medios de comunicación donde luchó, entre otras cosas, contra las barreras. Es el caso de su paso por la Coordinadora de Disminuidos Físicos de Navarra, donde ayudó a fundar la revista Goroabe. Begoña Ugal, miembro de la asociación, la define como "una rompedora que contagiaba vida". "Tenía una formación increíble, era muy inteligente y lanzada. Y nunca perdía la sonrisa", enumera, y concreta que integraba las comisiones de barreras y mentalización. "Con su discapacidad quiso entrar en la sociedad. Su discurso era: 'Estoy así y no me quedo en casa", opina Ugal.

Sus letras también pudieron leerse en publicaciones de la editorial del grupo de Diario de Navarra, EGN. Colaboró en Barrios de Iruña con entrevistas a personajes. "Poseía mucho sentimiento de barrio y tenía en muy buena consideración el periodismo hiperlocal", evocan sus compañeros. Hasta la actualidad, escribía en Infomédula, la revista del Hospital Nacional de Parapléjicos, del que también fue paciente. Su sección se llamaba Ventana Abierta y sus compañeros la han homenajeado en las redes sociales con uno de sus últimos artículos, 'Tu voz'.

Pero Ninoska no sólo escribió. También pintó cuadros, que destinó a proyectos benéficos de Nicaragua o Kosovo, por ejemplo. Y en su persona recayeron en galardones como el premio al Valor Joven de 2003, del Instituto Navarro del Deporte y Juventud. Al recogerlo, Ninoska confesó que no se consideraba un ejemplo para nadie y que estaba orgullosa de su padre.

EN CASA Y CON AMIGOS

De vuelta al presente, su hermano afirma: "La recordaremos como ejemplo de sacrificio y supervivencia ante las adversidades. Podemos sentirnos afortunados de haber compartido con ella su vida y hacer que perviva en nuestro recuerdo".

María Luisa Tabar, más que su vecina de puerta a puerta, casada y madre de dos hijas, relata que con 'Dioni' y Ninoska ha compartido tertulias y mucho más. Si pudiera, a ellos, y a Yolanda, la madre de Ninoska, les dedicaría un monumento."Solía pasar a su casa y Ninoska estaba leyendo o escribiendo. Hablábamos de muchas cosas. Era un ángel en la tierra, con muchísimas ganas de vivir". Para María Luisa sus vecinos han constituido "una escuela de la vida". "Ninoska ha sido muy feliz, le ha sacado chispas a todo. Lo fue con su madre y después con su padre. Ninoska y 'Dioni' tenían mucha compenetración, iba más allá de una relación de padre a hija", sopesa y resume: "Han tenido una vida preciosa". A su vez, le viene a la cabeza una charla que mantuvo con 'Dioni' de terraza a terraza y que reproduce: 

-Dioni, ¿cómo haces para superar esto?
-¿Sabes qué hago? No pensar, si pienso, me vuelvo loco.

En este sentido, su hermano Eduardo concluye: "Ninoska no ha estado nunca sola; no podía. Pero hacía fácil la compañía a pesar de las circunstancias. Mi padre ha estado hasta el último momento con ella y será ahora mi madre quien volverá a acompañarla en esta nueva vida".



  • Pei
    (08/08/14 00:22)
    #4

    Ninos, sé que nos estás viendo, nos estás leyendo, nos estás oyendo y nos estás, como siempre, sonriendo. Has estado 31 años enseñándonos, junto a tu madre Yola, tu padre Dioni y tu hermano Eduardo, que los obstáculos sólo existen si tú quieres que existan, y que la vida es preciosa a pesar de todo si se afronta con optimismo, amor, cariño, espíritu de superación, esfuerzo y una sonrisa continúa en el corazón. Así has sido siempre y así llevo toda mi vida que te conozco intentando aprender de ti. Desde allá arriba estarás comprobando cuántas semillitas de ti has sembrado en tantos corazones!. Ninos, para nosotros no te has ido, seguirás en nuestras vidas SIEMPRE!

    Responder

  • Tudelano
    (07/08/14 11:45)
    #3

    Sin palabras, me ha emocionado. Sin conocer el caso veo que era un ejemplo, no solo para los minusválidos, también para aquellos que no somos discapacitados y que tendríamos mucho que aprender de estas personas.

    Responder

  • ANONIMO
    (07/08/14 10:48)
    #2

    UNA PALABRA............. LUCHADORA.

    Responder

  • yo
    (07/08/14 08:13)
    #1

    Me he quedado sin palabras.....Cuanto que aprender de Ninoska, sobre todo en las dificultades... A muchos minusvalidos nos va a servir de estímulo, porque a ella no le frenaba nada, a pesar de su discapacidad. Y siempre sonriendo, cuando muchos pensaríamos que no habría motivos para sonreir..... Y sufriendo la pérdida de una madre...., que en cualquier circunstancia es muy dura, pero mucho mas para ella..Según lo que estoy leyendo, ella iba mucho más allá de la discapacidad.....Supo volar sin alas....Lo triste es que no puedas leer todo lo que se escribe de ti, Ninoska...Me queda una sensación de que la sociedad en general te fallamos., espero que nos perdones...No se dijo nada de esto en vida para que supieras lo valiosa que eras......Muchas veces nos quedamos en el "no saber qué decir en un momento dado.. pero tu veías mas alla de palabras..Espero que desde el cielo, donde no dudo que estarás, nos des fuerzas, y nos contagies esas ganas de vivir y esa alegría. Un beso enorme Ninoska

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra