Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
COMERCIOS

Inauguran una tienda que vende ropa a kilo en el Ensanche pamplonés

  • Fernando Iglesias dirigue este negocio ubicado en la calle Teobaldos e inspirado en establecimientos de Alemania o Francia

Fernando Iglesias, pesando la ropa en su tienda del Ensanche

Fernando Iglesias, pesando la ropa en su tienda del Ensanche

Fernando Iglesias, pesando la ropa en su tienda del Ensanche

DN.ES
Fernando Iglesias, en su tienda del Ensanche

Fernando Iglesias, en su tienda del Ensanche

Fernando Iglesias, en su tienda del Ensanche

DN.ES
5
23/12/2013 a las 06:01
  • JOANA PERNAUT. PAMPLONA
Fernando Iglesias, pamplonés de 43 años, vende ropa a kilo en el Ensanche de Pamplona. Fue hace menos de 15 días cuando abrió la tienda KiloRopa en la calle Teobaldos nº 2, una especie de franquicia, en la que ofrece ropa nueva o seminueva a 25 euros el kilo.

Según Iglesias, una nueva modalidad, muy extendida en Francia o Alemania, que encierra una apuesta por el reciclaje y una manera más económica de adquirir pantalones, vestidos, abrigos, americanas, camisetas, faldas... para hombres y mujeres de todas las edades salvo niños. Además, se enmarca en una nueva corriente que acaba de llegar a Pamplona: la venta a granel de productos variados. 

La dinámica es como con las manzanas, ejemplifica el dueño, quien dispone de una báscula junto a la caja registradora. "Se trata de coger las prendas que te gustan y de pesarlas. Una blusa, por ejemplo, pesa 106 gramos, con lo que cuesta 2,63 euros", concreta.  De esta manera, hay cazadoras desde 8 euros, chaquetas desde 7, faldas desde 2,50, etc. 

PROCEDENCIA

En perchas y armarios de este establecimiento de 108 metros cuadrados cuelgan marcas italianas, francesas o españolas, como Zara, El Corte Inglés o Amelie. "Son prendas que las marcas retiran sin haberlas vendido porque, por ejemplo, ya no están de moda. Y también hay algo de ropa de segunda mano", informa el propietario y destaca que todo el material pasa controles de desinfección y desbacterización en Francia. "En España no hay controles sanitarios para las tiendas de segunda mano, Francia nos lleva mucha ventaja", añade y detalla que él no compra ropa porque llevarla al país vecino le resulta muy caro. Todo el material que vende se renueva cada 15 días.

Fernando Iglesias se lanzó a esta aventura dejando atrás un contrato indefinido en una multinacional. "Algunos me han tratado de loco, pero un día me planteé: '¿Soy feliz así? ¿Quiero llegar así hasta la jubilación?". La respuesta que se dio le llevó, en seis meses, a buscar un local en el centro de la ciudad y a montar un negocio que había visto en otras ciudades. "En París o en Berlín la cultura del reciclaje está mucho más extendida y a mí gusta", comparte quien se formó en Informática y en la Escuela de Arte, entre otros. 


  • sergio06
    (24/12/13 03:27)
    #5

    Suerte fernando

    Responder

  • ¿De dónde sale la ropa?
    (23/12/13 20:03)
    #4

    ¿De donde sale la ropa?

    Responder

  • LUIS ANGEL
    (23/12/13 14:36)
    #3

    Vaya como nos tenemos que reinventar los emprendedores con la crisis....Hace falta estrujarse el coco para inventar algo que funcione.Mucha suerte valiente...

    Responder

  • teresa carrano
    (23/12/13 14:34)
    #2

    Excelente idea para España, en alemania hace muchos años existe este tipo de negocio, muy bieb Fernando, muy bien Pamplona.

    Responder

  • celeste
    (23/12/13 08:50)
    #1

    suerte fernando!!!!!

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual