Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
zonas verdes

Pamplona cuenta en Aranzadi con un nuevo parque de 150.000 m2

  • Se trata del segundo mayor espacio verde de la ciudad y consta de una sucesión de espacios con carácter de parque natural, agrícola y urbano
  • La primera fase de las obras que acaba de concluir está subvencionada en un 80% por el Fondo Europeo de Cohesión-Feder España 2007/13

Obras en el parque de Aranzadi el pasado mes de septiembre

Pamplona cuenta en Aranzadi con un nuevo parque de 150.000 m2

Obras en el parque de Aranzadi el pasado mes de septiembre

ARCHIVO/CORDOVILLA
0
Actualizada 18/12/2013 a las 11:39
  • dn.es. pamplona
Pamplona cuenta ya con un nuevo parque de 150.000 m2 tras la finalización de la primera fase de las obras de Aranzadi que esta mañana han visitado los miembros de la Comisión y la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona, encabezados por el alcalde, Enrique Maya. El parque de Aranzadi, el segundo mayor espacio verde de la ciudad tras la Ciudadela-Vuelta del Castillo, se ha desarrollado en el meandro del río formado en la margen izquierda del Arga, entre los barrios de Rochapea y Chantrea.

El proyecto ejecutado ha dotado de una mayor accesibilidad a este espacio verde de Pamplona, convirtiéndolo en fácilmente transitable al modificar zonas por las que antes quedaba interrumpido el paso de viandantes y ciclistas. En resumen, consta de una sucesión de espacios con carácter de parque natural (zona de ribera), parque agrícola (huertas) y parque urbano (espacios verdes), todo ello manteniendo los edificios con valor arquitectónico y ordenando distintos tipos de viales y caminos, con prioridad siempre para el peatón.

Esta primera fase, en la que se han plantado más de 3.200 nuevos árboles, se ha centrado principalmente en cuatro aspectos. En el paseo perimetral cercano al río Arga de 1,3 kilómetros que permite transitar junto al cauce alrededor de todo el meandro de Aranzadi. En la creación de un espacio denominado bosque de crecida que amplía las zonas de paseo y que cuenta con cuatro pasarelas que permiten recorrerlo fácilmente; además, facilita la laminación del agua en caso de inundación. En tercer lugar, en el mantenimiento del uso hortícola de la zona con huertas profesionales, de formación y de ocio. Por último, en la creación de más zonas verdes como lugares de descanso o de juegos.

CONCURSO INTERNACIONAL DE IDEAS

Estos trabajos tienen su origen en la convocatoria del 'Concurso internacional de ideas para la redacción del proyecto y posterior dirección de las obras de ejecución del Parque de Aranzadi' que en diciembre de 2008 ganó el equipo Alday-Jover Arquitectos SLP y que fue aprobado por el Ayuntamiento de Pamplona el 1 de julio de 2009. Ahora ya finalizado, ya ha sido seleccionado para la edición de 2014 de la International Architecture Biennial Rotterdam (IABR) titulada 'Urban by nature. Lo que pone de manifiesto el interés de la intervención paisajística que tiene el parque a nivel europeo.

Posteriormente al concurso de ideas, se impulsó el expediente administrativo de la primera fase de obras que concluyó con la adjudicación de las obras a favor de la UTE IC Construcción-Obenasa por un importe de 3.357.874 euros, IVA no incluido. Estas obras están cofinanciadas en un 80% por el Fondo Europeo de Cohesión-Feder España 2007/13. Teniendo en cuenta la gran extensión del espacio intervenido, el ratio de coste económico es inferior al del resto de parques y actuaciones paisajísticas de estas características. Esto es debido a los criterios de sostenibilidad de proyecto que ha apostado por una baja intervención en la zona de huertas, del bosque de crecida y de la orla de ribera.

50.000 M2 DE BOSQUE DE CRECIDA Y PASEO PERIMETRAL DE 1,3 KM

La visita de esta mañana ha partido del aparcamiento de la Residencia El Vergel para seguir a continuación por el nuevo paseo junto al Arga de 1,3 km de extensión que permite dar la vuelta completa al parque por el borde del río y que posibilita adentrarse en el denominado bosque de crecida, inaccesible para el ciudadano anteriormente en muchas zonas.

El bosque de crecida es un elemento característico que con el nuevo tratamiento pasa a ser transitable, ya que antes tenía carácter hortícola más que de parque, y además amplía el cauce del río en momentos de crecida. Con una superficie de unos 50.000 m2 está recorrido por caminos paralelos al río y por sendas transversales, lo que facilita el paso de peatones. Bajo las pasarelas colocadas para facilitar el paseo se han creado zonas de estancia con bancos y mesas.

En el bosque de crecida se ha mantenido el arbolado preexistente en su mayor parte y se han plantado otras especies, fundamentalmente populus alba y canadiensis en el margen más alejado del río y salix (alba, atrocinera, fragilis y viminalis) en el más próximo. Asimismo, se han plantado en el fondo del bosque de crecida otras especies como betula alba y prunus avium, en menor cantidad. Por último, se han transplantado unos 70 ejemplares de arbolado preexistente en el propio parque que una vez analizados han sido considerados viables por su entidad y condiciones.

MANTENIMIENTO DE 71.000 M2 DE HUERTAS

A continuación, los participantes en la visita han pasado junto al espacio de huertas, que se han mantenido distribuidas entre las zonas de paseo y el bosque de crecida. El proyecto ha contemplado el mantenimiento de las huertas con carácter formativo y lúdico sobre 71.000 m2 como 'elemento paisajístico, productivo, didáctico, cultural, histórico, científico y de disfrute ciudadano', haciéndolas compatibles con las crecidas del río. Alday-Jover arquitectos recogió en la memoria la importancia de mantener las huertas por su valor social y su papel en la memoria del lugar y por la calidad del cultivo ecológico que tienen. Con el nuevo diseño todas las huertas han quedado a la vista del ciudadano, con lo que se aprecia el paisaje agrícola en su totalidad.

En la parte más cercana a la Residencia de El Vergel se encuentran las que tienen carácter social pero con vertiente profesional y que están gestionadas por la empresa de iniciativa social sin ánimo de lucro Elkarkide S.L., entidad que lleva el centro ocupacional, laboral y formativo con huertas destinado a personas con discapacidad. Después de ellas, junto a Casa Irujo, están situadas las formativas de la Escuela Taller de Forestal, Soldadura y Fontanería e Instalaciones Solares Térmicas del Ayuntamiento de Pamplona, a la que sigue otro terreno de huertas gestionado por Elkarkide S.L.

Por último, al Oeste se encuentra las huertas que tienen un carácter más social, educativo y de investigación y que se encuadran en el Centro de Interpretación de la Agricultura gestionada por Fundagro. De hecho, hoy tras la vista, Gerencia de Urbanismo estudiará el expediente para la aprobación de las normas reguladoras que regirán la convocatoria para la concesión administrativa de las 60 huertas ecológicas de ocio entre los vecinos de Pamplona.

En el punto de las huertas, los miembros de la visita han realizado un recorrido por el resto de parque pasando junto a Casa Gurbindo, sede del centro de interpretación, las zonas verdes, la nueva calle y Casa Arraiza.

PLAZAS CON TEMÁTICA FRUTAL

Dentro de esta primera fase del proyecto se han creado distintas plazas y espacios, cada uno de ellos diseñados alrededor de un árbol. Así de derecha a izquierda (es decir, desde el acceso por la Residencia El Vergel) están los avellanos, los membrillos, las higueras, los cerezos, los perales, los albaricoques y los manzanos.

Las plazas verdes se han intercalado en la orla exterior de esta primera fase de las obras, entre las distintas zonas de huertas. Los juegos infantiles se han situado en las plazas cercanas al inicio del bosque de crecida junto a la Residencia El Vergel y junto al Centro de Interpretación de la Agricultura.

Se han mantenido los dos volúmenes de Casa Arraiza (Vuelta de Aranzadi, 14-16), un ejemplo de edificio con valor patrimonial que se ha mantenido dentro del proyecto del parque. Además, continuarán en Aranzadi, Casa Irujo, que acoge la Escuela Taller municipal; el hórreo que se integrará en el 'Jardín de Aranzadi'; Casa Gurbindo y los edificios adyacentes como sede del proyecto de Fundagro y Casa Beroiz, dentro del espacio gestionado por Elkarkide.

Dentro de la primera fase de las obras también se han ejecutado numerosos caminos, priorizando el tránsito peatonal frente al de vehículos que ha quedado restringido. Así, el 95% de las vías son permeables.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual