Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
JUANTXO ARRAIZA DE LA TORRE DIRECTOR DE LA BANDA DE MÚSICA DEL VALLE DE ARANGUREN

El director de la joven banda de música

  • Dirige desde hace tres años la banda de música del valle de Aranguren y, desde este curso, imparte clases en la escuela de música, impulsando la fanfarre y la banda txiki, con las que espera que se forme «cantera».

Imagen de la noticia

Juantxo Arraiza, ayer, sujetando una batuta. J.C. CORDOVILLA

0
Actualizada 29/12/2011 a las 01:00
Etiquetas
  • C.A.M. . LABIANO

Juantxo Arraiza de la Torre exhibe a sus 35 años una carrera ligada a la música. Tras sus inicios en la escuela Luis Morondo de su Barañáin natal, la formación especializada en trompa en Guipúzcoa y las clases en la escuela de Sangüesa, hace tres años recaló en Aranguren junto a varios compañeros salidos de otro conjunto. Antes pasó por la fanfarre Harizti de Barañáin o por Duguna de Pamplona. Soltero y sin hijos, está centrado ahora en afianzar un grupo de 60 personas en el que ya han recalado 13 jóvenes vecinos del valle. Con sede en la casa concejil de Labiano, donde ensayan cada sábado, la banda de Aranguren ultima los preparativos para una de las grandes citas del año. Será el martes a las ocho de la tarde en la parroquia de San Pedro de Mutilva, un concierto navideño pero que huye de los villancicos.

¿Cómo llegó a la banda de música de Aranguren?

Coincidió que un grupo de gente de Burlada, Villava, Barañáin, Pamplona, Zizur... decidimos juntarnos y formar una banda y que el Ayuntamiento del valle también estaba trabajando el tema. Presentamos el proyecto y la concejal de cultura nos apoyó y aquí estamos.

Fue casi una coincidencia, entonces.

La verdad es que el Ayuntamiento fue valiente y se animó con el objetivo de que, poco a poco, entre gente del valle.

¿Y cómo han sido estos primeros años?

Empezamos a ensayar en la iglesia antigua de Mutilva Baja, donde ahora se está construyendo el Ayuntamiento. Nos plantearon venir a Labiano y aquí estamos.

¿Y no les desanimó venir a uno de los pueblos más alejados de Pamplona?

Lo cierto es que al venir de diferentes sitios no cuesta tanto y el sitio es estupendo, el local que nos ceden. Además, en el pueblo nos han acogido muy bien.Tocamos en Santa Felicia un concierto y ya somos, en parte, la banda de Labiano.

Son cerca de 60 en la banda entre fijos y personas relacionadas. ¿Contento con el número?

Somos ya una banda grande pero al final resulta difícil coincidir todos en el ensayo y somos entre 35 y 40 más fijos. Ensayamos los sábados por la tarde.

¿Y cómo ha sido la incorporación de vecinos del valle?

El primer año contactamos con la escuela de música y vinieron alumnos de los últimos cursos, flautistas y clarinetes, y los padres están encantados porque han visto que en tes años hay una progresión y disfrutan del ambiente de la banda. Al final, tenemos gente de 70 a 14 años, diferentes grupos de edad, pero todos tienen trato con todos y es bonita la convivencia. Ahora son trece del valle pero en la fanfarre de la escuela están 25 y en la banda txiki 5. En unos años, los de la fanfarre pasarán a la banda.

¿Y hay relación entre los grupos?

Hay algunas actuaciones comunes, en Olentzero, Carnavales, el chupinazo de Mutilva Alta...

¿En estos tes años, han tenido ya oportunidad de salir fuera, de grandes proyectos?

Los primeros años el presupuesto fue para material, tanto instrumentos como de archivo. Después organizamos una convivencia en el Pirineo, en Aisa, para preparar el concierto de Navarra. Fueron unos días de ensayos intensivos. Ahora estamos preparando el con cierto de Navidad, que será el día 3, aunque con pocos villancicos porque al final no hay mucho donde elegir para coro y banda y una parte del concierto será con la coral del valle.

¿Usted se formó como trampista, pero ahora se dedica a dar clases y dirige la banda, no lo echa de menos?

Con las escuelas y la banda no me da para más. En cualquier caso, siempre me ha gustado arreglar y dirigir y aquí toca hacer muchos arreglos porque no siempre dispones de los instrumentos para los que está preparada la pieza. Con el paso de los años he tenido oportunidad de dirigir y estudié un año en Musikene. Al final hago lo que me gusta.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra