Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca

El agua de Eugi mejorará tras el desembalse que se hará el martes

  • La operación se lleva a cabo desde 1991 y busca eliminar la materia orgánica y los metales

0
Actualizada 10/09/2011 a las 01:00
  • DN . PAMPLONA .

El próximo martes 13 de septiembre, desde las 8 horas, la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona iniciará el desembalse de las aguas de fondo del embalse de Eugi. Esta operación, que se lleva a cabo desde 1991, tiene por objeto contribuir a la calidad del agua suministrada. Así, la eliminación de materia orgánica y metales (hierro y fundamentalmente el manganeso) del fondo del embalse, permite mejorar la calidad del agua que llega a la planta de Urtasun y reducir con ello el empleo de correctores en la fase de potabilización del agua antes de ser suministrada a la Comarca. La toma periódica de muestras de agua y su posterior análisis, permitirá conocer la cantidad de hierro y manganeso eliminados.

La operación de desembalse, que se desarrollará hasta las 20.00 horas del mismo día 8, se realiza a solicitud de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona y es la Confederación Hidrográfica del Ebro la que lleva a cabo las maniobras y supervisa la apertura y cierre de las válvulas de desagüe.

El mes de septiembre es la fecha idónea para realizar la operación de desembalse. El agua, que se encuentra siempre estratificada en franjas térmicas, es en esta época del año cuando experimenta un rápido descenso de temperatura en las capas más profundas, llegando hasta los siete grados en el tramo de 20 a 30 metros de profundidad. Esta situación, denominada "termoclina", propicia que en el fondo del embalse se disuelvan metales, especialmente manganeso, debido a la falta de oxígeno.

A lo largo de los 20 años en los que se ha realizado esta operación (a excepción de 1995 por la sequía) ha variado la cantidad de agua desembalsada, aunque desde el año 2000 se ha estabilizado en medio hectómetro cúbico a lo largo de las 12 horas en las que se vierten aproximadamente 12.000 litros por segundo.

El efecto de este desembalse es similar al de una tormenta y no supone mayores riesgos para la flora y fauna de los ríos que los propios de una actividad meteorológica de este tipo.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual