Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
QUIÉN ES QUIÉN | EN BERRIOZAR | FERMIN GOÑI BAQUEDANO DIRECTOR DE LA ESCUELA DE MÚSICA FRANCISCO CASANOVA

Al frente de una escuela unida a su pueblo

  • A punto de cerrar su ciclo como director de la escuela de música, destaca el alto grado de identificación del centro y el pueblo que lo acoge, así como el plan de estudios con clases grupales e individuales y lenguaje musical.

0
Actualizada 08/12/2011 a las 01:01
Etiquetas
  • C.A.M. . BERRIOZAR

Fermín Goñi Baquedano compagina, a sus 49 años, su labor como director de la escuela de música Francisco Casanova de Berriozar con las clases de txistu y la dirección de la Big Band. Además, recibe clases de trompeta jazz para completar una formación musical que inició en el entonces conservatorio Pablo Sarasate (ahora superior), seducido por un instrumento que recibió como regalo el día de su Primera Comunión, el txistu. A punto de cerrar un ciclo que abrió en 2008 y que ha implicado la implantación de un nuevo plan de estudios, destaca la identificación de la escuela y Berriozar y se muestra crítico con el trato dado a la enseñanza musical y la reducción en el porcentaje de aportación del Gobierno. En su trayectoria ha pasado por diferentes centros, hasta recalar en Berriozar en 1995. También por numerosos conjuntos en los que ha tocado la trompeta, como Tijuana, Amparanoia, Kojon Prieto y los Huajalotes o el primero disco de Fito y los Fitipaldis. Formó parte del proyecto Egunsendi Experientzia que dirigió su maestro Raúl Madinabeitia.

¿Cómo se introdujo en el mundo de la música?

Empecé por casualidad, no por tradición familiar. En la Primera Comunión me regalaron un txistu y me marcó y enseguida empecé en la escuela de txistu de Oberena, que tenía un ambiente muy activo y me gustó. Metí mucho tiempo pero me fui haciendo. Ahora también doy clase de trompeta jazz, que no tiene nada que ver con el txistu.

El txistu, su primer instrumento, tiene un inevitable carácter festivo.

Siempre ha estado ligado a la fiesta, pero he buscado algo más académico y un repertorio más culto y ligado a la música clásica. Sin renunciar al carácter popular y folclórico, siempre intento que tengan las dos versiones.

¿Y cuál es el perfil de los alumnos? ¿Predominan los adultos o también hay jóvenes como en otros instrumentos?

El perfil es el mismo, aunque en nuestra escuela hay una atención especializada al alumnado adulto, con lenguaje musical para ellos, pero ocurre lo mismo en otros instrumentos.

¿Cómo es la escuela de música de Berriozar? ¿Qué le llevó a dirigirla?

Nunca vi un centro tan identificado con el pueblo y viceversa. En 2008 hubo elecciones y me pareció que, junto a la jefa de estudios Estela Berzal, teníamos cosas que aportar. Lo más importante es que se hizo un plan de estudios desde el punto de vista del alumno. Todos tienen clases individualizadas y colectivas de instrumento, lenguaje musical y luego empiezan a tocar en agrupaciones de instrumentos, en grupos o en la big band. Empezó en 2009 y estamos contentos con el resultado.

Otros centros, como Barañáin, defienden las clases en grupo.

Tienen un sistema pedagógico distinto y les va bien, pero aquí hemos optado por esto.

Sea cual fuere el sistema, la música tiene un papel importante en la vida de los escolares.

Pero en el sistema educativo está mal tratada. Es una actividad extra escolar y una enseñanza no reglada y cada centro se organiza. El Gobierno de Navarra, y en general en todos los sitios, no la recoge como enseñanza elemental y las escuelas diseñan sus planes, aunque al final casi todas son parecidas.

La escuela de Berriozar es municipal.

Sí. Y tiene un convenio de colaboración con la cendea de Berrioplano y con la de Iza, pero la mayoría de los alumnos son de Berriozar y Berrioplano. En concreto, de 348 alumnos 258 son de Berriozar y 86 de Berrioplano.

¿Resulta cara la matrícula?

Puede serla en conjunto, pero asequible para los alumnos ya que la matrícula de iniciación es de 200 euros anuales y de 500 cursos más avanzados. Hasta ahora no hemos tenido problemas de gente que no haya podido matricularse y además hay ayudas municipales. El problema será más adelante porque ahora se apuntan menos alumnos.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra