Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
BURLADA

Una prueba medirá la resistencia al viento del pino del palacete

  • Se han colocado sensores en el tronco para calibrar su resistencia. Los resultados decidirán si se deja en el lugar o se opta por la tala

El pino ubicado junto al palacete de la localidad, durante las pruebas de esta mañana.

Una prueba medirá la resistencia al viento del pino del palacete

El pino ubicado junto al palacete de la localidad, durante las pruebas de esta mañana.

CALLEJA
Actualizada 05/02/2016 a las 18:21
  • MYRIAM MUNÁRRIZ
El futuro del pino que enmarca la entrada del palacete de Burlada dependerá de los datos que arrojen los sensores que este viernes se han colocado en su tronco. Un test de tracción para el que el Ayuntamiento de la localidad contrató a dos especialistas en árboles, el catalán Gerard Passola y el vasco Samuel Álvarez.

Ellos son de los pocos expertos que en el país realizan este tipo de estudios que atrajo la atención de técnicos de jardinería de la comarca de Pamplona para presenciar la prueba de resistencia. En un extremo de una cuerda atada a las ramas altas de este ejemplar de 25 metros de altura y 150 años se fue poniendo gradualmente peso hasta llegar a los 3.000 kilos. Mientras, en una pantalla de ordenador, Passola y Álvarez comprobaban si el grado de inclinación del pino variaba. "Parece que aguanta muy bien", decía el encargado del área municipal de jardines, Carmelo Villafranca.

El Ayuntamiento llevaba dos años siguiendo de cerca el árbol a pie de la rotonda de entrada a Burlada por la calle Mayor. "Pero hace seis meses saltaron las alarmas porque comenzaron a aparecer protuberancias en el asfalto. Eso nos hizo temer que el pino estuviera perdiendo estabilidad y, en su progresiva caída, las raíces estuvieran empujando el suelo", comentó el concejal encargado del área municipal, Fermín Tarragona (Cambiando Burlada-Burlata Aldatuz).

Así que hace dos semanas se horadó la brea. "Y respiramos aliviados porque las raíces eran secundarias, las principales seguían ancladas. Estas otras, seguramente, habrán empujado buscando más humedad", añadió el concejal.
Tarragona comentó que el interés del Ayuntamiento por conservar uno de los ejemplares emblemáticos de la localidad - "Y también de Navarra"- les ha hecho optar por este estudio en lugar de seguir la máxima de "más vale prevenir que lamentar", que hubiera provocado su tala. "Porque, ante todo, está la seguridad ciudadana".

Si finalmente no hace falta eliminarlo -como parece ocurrirá a tenor de los primeros resultados- se procederá a sujetar las ramas secundarias de la copa con cuerdas elásticas para evitar que se desprendan debido a su propio peso y a la inclinación del pino. "Siempre ha estado así, quizá buscando la luz. Pero cuando en 2006 se amplió la rotonda creen que se tocó alguna de sus raíces y eso acentuó más esta inclinación", dijo Fermín Tarragona.

Además, para evitar que las raíces vuelvan a empujar la calzada, en el tramo abierto junto al pino de la rotonda se colocará un asfalto drenante. Las labores, calculan desde el Ayuntamiento, se prolongarán unas dos semanas.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual