Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Anónimos populares

Las manos que limpian la capilla

  • Pocos saben que Tere limpia la capilla de San Fermín desde hace más de 40 años, porque lo hace discreta

Tere Aldaz Donamaría en la capilla de San Fermín.

Las manos que limpian la capilla

Tere Aldaz Donamaría en la capilla de San Fermín.

CALLEJA
0
11/01/2016 a las 06:00
  • pilar fdez. larrea. Pamplona
Tere estaba preocupada esta semana. El día de Reyes era miércoles y sucede que todos los miércoles desde hace 40 años largos tiene una cita con San Fermín, en su capilla de la iglesia de San Lorenzo, desde que decidió voluntariamente limpiar el rincón más querido de tantos pamploneses. En ello sigue y, por eso, la parroquia le homenajeó el 1 de enero, en la primera misa de Escalera. “Algunas veces pienso si seré merecedora de algo, no haré lo suficiente”, reflexiona en el salón de su casa, en Hermanos Imaz, un séptimo piso desde donde mira casi de tú a tù a la torre de San Lorenzo. “Pero tanto se empeñó don Santos Villanueva que aquel día fui a misa por la tarde. Fue una sorpresa, verdaderamente me emocioné”, resuelve el trance, de nuevo al borde de las lágrimas. “Soy muy llorona”, anticipa. Motivos ha tenido.

Mª Teresa Aldaz Donamaría, 84 años, nació en Esparza de Galar, en una familia de catorce hermanos, de los que sobrevivieron siete. Aún niña llegó a Pamplona, donde sus padres llevaron la taberna Eraso, en la calle Mayor, esquina con Eslava. “Decían que le llamaban el Vaticano, porque todos los días se rezaba el Rosario”, rescata recuerdos de infancia. Estudió en las escuelas de San Francisco y en las Dominicas de Jarauta, donde estuvo un año interna. “Fíjate la distancia que hay de la calle Mayor a Jarauta, pero mis padres entendían que así me daban una buena educación”, continúa el relato con ayuda de su hermana Mª Rosario, seis años mayor, pero dueña de una memoria ingente. Del Casco Antiguo, la familia bajó a San Jorge, los padres cogieron una huerta donde cultivaban fruta y verdura. Tere se dedicó a la casa, a extremar y a cuidar de sus padres. Conoció a Miguel Munárriz, amigo de sus hermanos, el pequeño de una familia de Jarauta. Se casaron en San Saturnino y vivieron en la calle Mayor. Tuvieron cinco hijos, todos bautizados en San Lorenzo. Uno murió con 3 años, en casa, de repente. Hace 50 años, pero Tere llora como el primer día. “Estaba fuerte, había ido al Bosquecillo con el abuelo, a escuchar música, pero...”, lamentan sus ojos grandes, de un verde cálido, al compás de unos gestos suaves. Otro hijo falleció con 26 años, en un accidente de tráfico. Regresaba de Zaragoza, después de su último examen de Veterinaria. “Estuvimos tres días sin saber nada, cayó a un terraplén en la autopista, hasta que lo vio un camionero. La autopsia reveló que había sufrido un ictus”, cierra un capítulo que no comenta muchas veces. “Parece que te tienes que rebelar”, responde sobre su consolidada fe en Dios. “Pero a mí no me ha ocurrido”, dirige su mirada a la imagen de San Fermín. Luce en el salón, siempre con una vela encendida. Y ahora con la medalla que le impusieron en la misa de Escalera.

Tere tiene tres hijos “deportistas y trabajadores”, disfruta con sus nueve nietos, siempre “al deseo” de que haya vista, que la hay, y sonríe sin fisuras al mostrar una foto de Lucas, su primer biznieto.

No lo dice ella, pero lo subraya su hermana, “Tere ha caminado pensando en los demás”. “Cuidó a nuestros padres siempre, se volcó en su familia”, apunta Rosario y la define con una palabra: fidelidad. “Es fiel, tanto a la parroquia, como a la peluquera”, pone como ejemplo. Tere sonríe mientras sorbe un zumo de naranja en víspera de Reyes. No ha olvidado su primera obligación de cada miércoles. “La capilla de San Fermín. Ahora yo ya no puedo hacer mucho, y por eso busqué a una persona que me ayuda y le pago una cantidad. Nos entendemos muy bien. Seguiremos”.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual