Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
PAMPLONA

“Ni loco habría hecho el parking de la Plaza del Castillo”

  • Sigo la actualidad con dolor, pero la sigo, y estamos en una mala situación

“Ni loco habría hecho el parking de la Plaza del Castillo”

“Ni loco habría hecho el parking de la Plaza del Castillo”

Julián Balduz Calvo, de 74 años, en la explanada de Yanguas y Miranda, al comienzo de la Vuelta del Castillo.

j.a.goñi
1
03/11/2015 a las 06:00
  • a.o.Pamplona
No echa en falta nada en la Pamplona actual, si es caso, algo que nos defina, un espectáculo cultural que nos sitúe en el mapa, porque cree que el aprovechamiento turístico de Pamplona sigue siendo escaso. Julián Balduz Calvo (Tudela 1941) confiesa que todavía hoy, 28 años después de haber dejado de ser alcalde de Pamplona, la gente le saluda por la calle, y que hasta él mismo no puede evitar dejar de fijarse en si hay un banco o una papelera rotos. Y cuando habla de democracia su voz se enciende, porque cree que todavía nos falta mucho para ser un país demócrata. “Abrir los plenos a la ciudadanía no es democrático, porque para eso están los partidos. Algunos ciudadanos se creen que por intervenir en un pleno tienen una mejor calidad democrática, y no es así”, señala.

¿Qué vida lleva señor Balduz?

La de jubilado desde hace casi 9 años. Vivo, aprovecho, tengo tiempo para leer, para ir al teatro y la ópera; para estar con la gente y hasta para echar alguna partida al mus.

¿Para pasear por Pamplona?

Mucho. Por las murallas, por el paseo del Arga, y por Lezkairu, para ver cómo crece la ciudad, porque el tema urbanístico me sigue gustando.

Habrá algo que le moleste.

Lo que quieren hacer con el antiguo colegio de Maristas, colocarle una torre de cristal. Me parece una burrada. Ese edificio era ideal para una sede del Gobierno de Navarra, que anda pagando alquileres.

¿Sigue la actualidad?

Con dolor, pero la sigo, y estamos en una mala situación. Pero no echaría toda la culpa a los partidos políticos, también está la sociedad. Lo que hace falta es diálogo, sentarse y negociar.

¿Qué recuerdo tiene de aquellas dos primeras legislaturas democráticas?

Aquello fue un privilegio. Tuvimos la gran oportunidad de estar en el sitio, en el momento concreto, y de tomar decisiones. De alguna manera fue fácil porque veníamos de la oscuridad más total, y eso nos empujaba a todos a ser eficaces y honestos. Hubo malos momentos con ETA, con los encierros de colectivos en el Ayuntamiento, pero los entendía porque aquella sociedad pedía los derechos de la Constitución.

¿Por qué actuación cree que se le recuerda más?

Es indiscutible, por haber recuperado la Vuelta del Castillo. Pero es porque la gente no se acuerda que monté la Federación de Municipios y Concejos, que echamos a andar la Mancomunidad, o que hicimos el primer Plan General, parques en los barrios, gimnasios en los colegios.

Y dejaron un déficit de más de mil millones de pesetas.

Por eso también se me recuerda, pero es una gran mentira. Es como cuando te compras un piso y te hipotecas. Yo hice lo mismo, adelantar servicios para que los ciudadanos los disfrutaran desde ya.

Los trajes de gala de los corporativos están de moda. Ustedes los implantaron.

Y tuvimos un fuerte debate, pero pensamos que era lo mejor. Tal vez ahora hay que cambiar, pero no llevar camiseta.

También fijó una norma no escrita para lanzar el Chupinazo.

Y creo que es la mejor. Me parece más democrático.

Y firmaron un convenio con Osasuna para saldar una deuda de 19 millones de pesetas. La vida no cambia.

Al revés, el balón se ha hecho mayor. Pero no hay en Navarra una institución que genere tanta simbiosis, de gente de derechas y de izquierdas, joven y mayor, aunque eso no justifique estas cosas.

Se opusieron a los aparcamientos subterráneos.

A los del centro, porque animan a coger el coche. Encargamos un estudio y el 85% de los viajes duraban menos de 5 minutos. Yo, ni loco habría hecho el parking de la Plaza del Castillo”.

Fueron precursores con el carril-bici.

Pero fue un fracaso porque no teníamos un duro, y además la ciudad no estaba preparada. Todavía hoy no lo está, pero hemos crecido en sensibilidad medioambiental.

¿Volvería a la política?

No. Ni me han tentado. Los partidos no quieren saber nada de las viejas glorias y es una pena, porque algo podríamos aportar. Pero sigo afiliado al PSN.


  • Podem@s
    (04/11/15 00:00)
    #1

    GENIO Y FIGURA.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual