Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
PAMPLONA

Vecinos del Casco Viejo exigen soluciones contra el ruido y hechos incívicos

  • Califican de “insoportable” la situación con la que conviven a diario y acusan de pasividad y permisividad al consistorio

Vecinos del Casco Viejo exigen soluciones contra el ruido y hechos incívicos

Vecinos del Casco Viejo exigen soluciones contra el ruido y hechos incívicos

Luka Azparren, Julio Pérez, Belén Lora, Julián Fernández, Juan Torrens y José Luis Lizarraga, ayer, en representación de la plataforma Convivir en lo Viejo/Aldezaharrenbizi.

calleja
0
02/11/2015 a las 06:00
  • noelia gorbea. Pamplona
Están hartos. Cansados de pelear por una causa que consideran “justa” y no obtener resultados. Hace ya un año que vecinos del Casco Antiguo de Pamplona se constituyeron en asamblea con el fin de resolver una problemática que se repite cada semana. El ruido, la saturación en las calles, el juevintxo, el comportamiento incívico de muchos, las agresiones y el exceso que actividades que copan el centro de la capital prácticamente a diario complican “sobremanera” la convivencia de las cientos de personas que residen en cualquiera de las calles que conforman el núcleo urbano de la ciudad.

Por ello, desde la asociación Convivir en lo Viejo/Aldezaharreanbizi, aunque admiten que se están dando pasos, exigen soluciones reales al actual Ayuntamiento. “Queremos ver resultados”, rogaban ayer los portavoces de la plataforma Julián Fernández, Juan Torrens, Julio Pérez, Belén Lora, José Luis Lizarraga y Luka Azparren. Los afectados, que califican de “insoportable, insufrible e inhumana” la situación en la que se encuentran presentaron ayer un escrito dirigido a la alcaldía sustentado por 112 firmas. En él, además de detallar las trabas con las que conviven a diario, proponían cuatro posibles soluciones.

Entre ellas, la principal: el cumplimiento de la normativa vigente. “Las normas están hechas, aprobadas, y solamente se necesita algo de voluntad para hacerlas valer. Con esto, que parece tan simple, se solucionarían muchos de los problemas a los que nos enfrentamos”, reiteraba Torrens.

Así, exigen una completa revisión de los horarios de los locales, que, a su entender, deben ser más restrictivos que en otros barrios; la eliminación de la contaminación acústica extremando el aislamiento; la vigilancia rigurosa de los decibelios (también desde casa de los vecinos y no solo en el bar); descongestión del centro de Pamplona; y la delimitación de espacios, con especial énfasis en evitar el botellón.

“El espacio pertenece a todos y, por respeto, deben dejarse libres portales y zonas públicas”, piden los afectados. “El actual modelo de ocio es insostenible humana y económicamente hablando y resulta muy costoso ecológicamente”, indica Julio Pérez. Además, afirman, organizar actividades en otros barrios de Pamplona ayudará a fomentar su economía y visibilidad. “Ganamos todos”, opinan.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual