Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
REHABILITACIÓN

Finalizadas las obras de restauración de la iglesia de Larumbe

  • Los trabajos de remodelación de las fachadas y de la cubierta de la torre costaron 233.100 euros

Finalizadas las obras de restauración de la iglesia de Larumbe

Finalizadas las obras de restauración de la iglesia de Larumbe

Vista exterior de la iglesia tras los trabajos de rehabilitación.

CEDIDA
1
Actualizada 19/10/2015 a las 16:33
  • E.PRESS. PAMPLONA
La Dirección general de Cultura del Gobierno de Navarra ha finalizado las obras de restauración de las fachadas y la cubierta de la torre de la iglesia de San Vicente de Larumbe declarada Bien de Interés Cultural en 1993 y objeto de reparaciones previas en 2000 y 2003. El coste de las nuevas obras asciende a 233.100 euros.

Tras dos intervenciones previas, el proyecto actual ha intervenido en el exterior del templo y del pórtico adosado a la fachada sur. La intervención en los espacios interiores se ha dejado para futuras actuaciones, ha informado el Gobierno de Navarra en un comunicado.

El proyecto ha buscado también resolver la correcta evacuación de las aguas de lluvia de las cubiertas, colocando canalones y bajantes en las cubiertas y fachadas del templo. En este sentido, el proyecto proponía el levante de la teja, tablero o capa de mortero y la posterior colocación de teja cerámica curva sobre doble rastrel y lámina impermeabilizante, la introducción de canalones y bajantes de cinc en todas las cubiertas (con excepción de la cubierta de la nave) y la instalación de un pararrayos en la torre.

Las fachadas exteriores del templo y del pórtico han sido también objeto de este proyecto, y sobre ellas se han realizado trabajos de limpieza, así como de cajeado y reposición de varios sillares de la fábrica en mal estado, piezas de cornisas y remates de contrafuertes, todos con piedra caliza.

La limpieza ha incluido la eliminación de la vegetación existente y la aplicación de un tratamiento herbicida allí donde era necesario. Las fachadas se limpiaron con chorro de arena en seco a baja presión. Además, junto a los cajeados y a la reposición de piezas, también se picaron las juntas en mal estado o que habían sido unidas con mortero de cemento, para volver a rejuntarlas con mortero de cal.

Las obras han sido ejecutadas por "Construcciones Aranguren S.A.

LA IGLESIA

Tiene una nave dividida en cuatro tramos, capillas rectangulares en el crucero y una cabecera pentagonal.

El coro se levanta a los pies, sobre un arco escarzano y a él se accede a través de una escalera que corre junto al muro. Iluminan el interior del templo tres ventanas abiertas en el lado de la Epístola. La sacristía, del siglo XVI, se adosa a la cabecera por el lado del Evangelio, cubierta con bóveda de terceletes.

El exterior de esta iglesia resulta muy característico por la presencia del pórtico lateral. El conjunto medieval de nave, pórtico y torre queda en parte mediatizado por la gran mole de la casa parroquial, obra ya tardía; con todo, queda visible la estructura de la nave y cabecera realizadas en un sillar menudo con los contrafuertes que llegan casi hasta el tejado, bajo el que corre el alero de canes lisos que también vemos en las capillas laterales. La puerta se abre al segundo tramo de la nave por el lado de la Epístola, y consiste en un arco apuntado que abocina en tres arquivoltas que descansan en columnillas con capitel decorado.

Delante de la portada se extiende el pórtico. Su frente está compuesto por cuatro vanos entre contrafuertes, acceso y tres ventanales. La entrada está formada por doble arco apuntado sobre baquetones con capiteles de rico y variado despliegue escultórico. El pórtico remata en una hilera de canes figurados de tradición románica.

La torre repite la tipología y localización de las medievales: un cuerpo cúbico con las campanas en lo alto que se alza a los pies sobre la nave.

El templo forma parte de un grupo de pequeñas iglesias con pórtico orientado al mediodía que albergaban las asambleas concejiles en el pasado, ubicadas en su mayor parte en la Cuenca de Pamplona (las románicas de Sagüés, Eúsa, Esáin, Usi y Larraya, y las góticas de Gazólaz y Ochovi).


  • Juan
    (20/10/15 11:01)
    #1

    Estoy de acuerdo con mantener el patrimonio, pero no comparto es el que con nuestro dinero se hagan las obras y después sea el Arzobispado quien se haga con la propiedad. La mayoría de las iglesias que levantó y mantuvo el pueblo, han pasado al Arzobispado por medio de las inmatriculaciones. Algún día tendrán que devolverlas.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual