Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
subvenciones

Las entidades locales gestionarán 2 millones para emergencia social

  • Las ayudas, financiadas por el Gobierno foral, irán a familias con recursos inferiores a 2,5 veces el Salario Mínimo

0
05/10/2015 a las 06:00
  • ainhoa piudo. Pamplona
Las familias que atraviesan dificultades para cubrir sus necesidades básicas de vivienda, energía, salud, educación o nutrición son las destinatarias de los dos millones de euros que el Gobierno de Navarra va a destinar para hacer frente a la situación de “emergencia social”. Se trata de una subvención que se canalizará a través de las entidades locales que sean titulares de Servicios Sociales de Base, y podrán optar a ella los empadronados en Navarra, mayores de 18 años, cuya unidad familiar cuente con unos recursos económicos inferiores a 2,5 veces el Salario Mínimo Interprofesional, y que presenten una situación sobrevenida por fuerza mayor o involuntaria. Así lo anunció el viernes el vicepresidente Miguel Laparra, que informó asimismo de otras dos convocatorias en materia de empleo juvenil (un millón de euros) y de empleo social protegido (600.000 euros), que también serán gestionadas por las entidades locales de base.

EN FUNCIÓN DE LAS NECESIDADES

Acerca de la partida de emergencia social, el vicepresidente destacó “el nuevo modelo de gestión, de carácter experimental” que supone derivar estas ayudas a las entidades locales, con cuyos representantes mantuvo una reunión el jueves. “Se opta por la descentralización hacia los servicios sociales de base y es en este ámbito en el que se producirá la resolución de cada caso”, dijo. Entre las ventajas que supone, citó las de “evitar duplicidades en las valoraciones” y lograr “la máxima rapidez” en la ejecución.

El carácter “flexible” de estas subvenciones permitirá que en cada hogar se destinen a las necesidades más urgentes. Así, para el gasto de vivienda, bien sea en concepto de alquiler o de hipotecas, podrán subvencionarse como máximo 2.000 euros anuales por unidad familiar, mientras que en energía, hasta un máximo de 600 euros. También se financiarán gastos educativos y sanitarios no cubiertos con cuantías variables. En cualquier caso, la cantidad máxima que pueda recibir un hogar será de 3.000 euros anuales.

“La idea es que en cada área se detecten cuáles son las prioridades para que el programa se desarrolle de la forma más adaptada a la necesidades”, insistió Laparra. En ese sentido, los criterios de distribución entre las distintas zonas se rigen por tres indicadores: el número de perceptores de Renta de Inclusión Social, la tasa de desempleo, y el volumen de ayudas extraordinarias que se han repartido hasta la fecha. A juicio del vicepresidente, estos dos millones suponen un refuerzo “relevante” en esta materia. “En un programa preexistente, mucho más farragoso, se había gastado 1,6 millones en ocho meses”, comparó.

EMPLEO JUVENIL Y PROTEGIDO

Favorecer la contratación de jóvenes menores de 30 años (se ha elevado la edad, antes el límite era de 25 años) es la meta del millón de euros que, por otro lado, el Gobierno foral va a destinar a empleo juvenil. Esta cantidad permitirá emplear a entre 150 y 160 personas durante seis meses con un 50% de jornada. “Deben estar inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil”, recordó. Los contratos deberán comenzar antes del 31 de diciembre y la cuantía de la subvención dependerá del grupo de cotización.

Un tercer bloque de ayudas, dotado con 600.000 euros y que se alargará a parte del 2016, se dirige al empleo social protegido. “Es similar a los programas que se venían desarrollando”, explicó Laparra, que incidió en la necesidad de desarrollar proyectos “de calidad”. “Hay que pensar muy bien los trabajos que van a desarrollar estas personas, la formación que se les va a dar y el proceso de acompañamiento social que se le va a ofrecer”, dijo. Con este programa se espera generar unos 150 empleos con una duración de entre seis meses y un año. Los contratos serán temporales, con una duración máxima de 12 meses y una jornada mínima de 3 horas.

Por último, el vicepresidente avanzó también que el Ejecutivo foral invertirá 420.000 euros en saldar el déficit en los convenios con los servicios sociales de base municipales.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual