Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
PAMPLONA Y COMARCA

Multitudinaria costillada en Huarte de hermandad y reencuentros

  • Cientos de personas participaron en el acto más popular de los festejos

Vista de la zona común de asadores, cerca del centro de salud, en la que se hicieron turnos para poder preparar la comida.

Multitudinaria costillada en Huarte de hermandad y reencuentros

Vista de la zona común de asadores, cerca del centro de salud, en la que se hicieron turnos para poder preparar la comida.

J.A. GOÑI.
1
24/09/2015 a las 06:00
  • c.a.m. Huarte.
El Ferial de Huarte ya no es el punto de encuentro de agricultores y ganaderos para vender sus pollos o los productos de sus granjas y huertas. Así lo era el siglo pasado y así lo recuerdan algunos de los que todavía acuden a esta plaza que en fiestas casi se convierte en el corazón de Huarte. Sin embargo, el día de la Hermandad, el lunes después del tercer sábado de septiembre, vuelve a ser el centro de unión de un pueblo que ya roza los 7.000 habitantes. Vecinos de los más antiguos de la villa y los que llegaron entrada esta década conviven en un encuentro que reúne a casi todas las generaciones de huartearras.

Ayer, con 27 grados y ni una nube en el cielo, el humo de la carne asada, que se dejaba sentir al entrar en Huarte, y la infinidad de sombrillas y toldos colocados para hacer sombra, impedían una perspectiva clara de la reunión. Tampoco hubo reparto de vino, pan, ni sarmientos, que hace años, cuando en Huarte vivían la mitad de vecinos, permitía estimar la afluencia de gente. Pero de lo que no hubo duda es de la masiva afluencia de personas que desde la una de la tarde ya preparaban el asado o disponían en las mesas que habían llevado hasta la plaza de otras viandas, desde ensaladas a postres.

Algunos madrugaron para reservar mesa antes del amanecer. Unos para instalarse frente a la casa nativa de la familia. Otros para poder sacar del antiguo taller familiar mesas, sillas y hasta el asador diseñado al más mínimo detalle. Los más también buscaron sombra en una jornada soleada. Entre los que eligieron las cercanías de sus casas se encontraban Alfonso Garde y José Mª Ilundain, acompañados por José Labari. Los dos primeros, miembros de la sociedad Miravalles, preparaban pasadas las dos el asador en el que iban a preparar comida para ocho personas entre familiares y vecinos. Aunque no dudaban de que alguno de los hijos se sumaría para aprovechar su cuidada infraestructura instalada frente a la casa de la Virreina.

En otro grupo, al otro lado de la plaza, miembros de las familias Hualde, Izal, Iturbide, Garralda o García daban cuenta de unas costillas cuando muchos de los asistentes todavía no habían terminado de preparar las mesas.

Y muy cerca de estos dos grupos se colocó la mesa para 30 comensales reunidos en torno a Patrocinio Urdín Cumba. A sus 89 años, según contaba una de sus biznietas, iba a vivir una edición de la costillada. “Son más de 40. O igual 50, según dice”, contaba Óscar García Oneca, que junto a Luis Ángel Cosgaya asaba unas costillas de cordero al calor de las brasas en una parrilla sujetada en macetas. “Siempre elegimos el mismo sitio, para que la abuela, que siempre ha vivido en la plaza pero que ahora, al estar en silla de ruedas, ha tenido que trasladarse, pueda estar junto a la casa”.
El sábado se espera otra cita multitudinaria en El Ferial por el día de la paella.


  • Huartearra
    (24/09/15 11:59)
    #1

    Corrijo, Domingo anterior al tercer lunes de septiembre.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual