Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
pamplona y comarca

Erripagaña pide a sus cuatro ayuntamientos una comisión propia

  • La urbanización pertenece a Pamplona, Burlada, Egüés y Huarte, que aplican sus normativas

Iosu Martínez de Treviño Ancín y José Ramón Cubero Ferreiro, en la mesa, durante su intervención ante las autoridades locales.

El barrio Erripagaña pide a sus cuatro ayuntamientos una comisión propia

Iosu Martínez de Treviño Ancín y José Ramón Cubero Ferreiro, en la mesa, durante su intervención ante las autoridades locales.

GOÑI
0
01/05/2015 a las 06:00
  • M.M. Burlada
La urbanización de Erripagaña vive la paradoja de ser cuatro barrios: de Pamplona; de Burlada; de Egüés y de Huarte. ¿El motivo? Que para su construcción se escogió un paraje en el que los cuatro municipios tenían terreno aunque la promoción urbanística se edificó como un único núcleo urbano. Eso es lo que reclaman sus vecinos, tener las mismas normativas en servicios y no la del municipio al que pertenezcan. Y así evitar situaciones como escolarizar a sus hijos en Gorráiz (Egüés) porque, aunque la escuela infantil de Mendillorri (Pamplona) esté a un par de metros de un portal, el suelo de su piso pertenece a Egüés.

Por este motivo surgió una asociación de vecinos que, aún sin haber sido constituida oficialmente, sí ha dado los primeros pasos con la reunión convocada ayer para los representantes municipales de tres ayuntamientos: Pamplona, Burlada y Egüés. Huarte, de momento, se deja fuera porque en sus parcelas no hay pisos sino el planteamiento a futuro de una zona comercial.

Como portavoces del colectivo vecinal -a cuyas reuniones acuden unas 70 personas- acudieron Iosu Martínez de Treviño Ancín y José Ramón Cubero Ferreiro. En lista de espera hay otros 90 residentes, que entrarán cuando tengan los estatutos formalizados.

Para conseguir aunar criterios en servicios, y con especial hincapié en la elección de centro escolar y polideportivo de los municipios periféricos de los cuatro ayuntamientos, los vecinos proponen la creación de una comisión de barrio.

Un órgano integrado por representantes municipales de Pamplona, Burlada, Egüés y Huarte para gestionar Erripagaña en el que hay censadas alrededor de 2.200 personas. “Pero creemos que son muchas más que no renuncian a estar empadronadas en Pamplona para no renunciar a sus derechos de elección de un centro. En mi caso, como no lo hice así, no tuve derecho a ir al de Mendillorri que lo tengo al lado de casa”, explicó Juan Ramón Cubero.

Una comisión que, añadieron, sobre su agenda de trabajo tuviera otra cuestión prioritaria además de los servicios de educación y de deporte, la de una gestión común de limpieza y seguridad ciudadana. Y también que se generara un protocolo de actuación ante los problemas de salubridad o seguridad que, dijeron, se producen en los solares destinados a zonas comerciales.

PRESUPUESTO COMÚN 

En la reunión convocada ayer -y que acogió el Palacete de Uranga en Burlada- los portavoces vecinales añadieron que además esta comisión contaría con un presupuesto común para el barrio. “Quizá si Burlada destinara una partida a la ejecución de un parque, Egüés podría colaborar dotándolo de una cubrición para la lluvia y no realizando otro parque a 50 metros”.

Iosu Martínez de Treviño y Juan Ramón Cubero añadieron que esta es la solución que al colectivo vecinal se le ocurre a corto plazo para solucionar sus problemas. “Aunque este barrio sigue en crecimiento y entonces habrá que abordar otros temas, pero no ahora”, insistieron cuando desde las filas de los representantes municipales se les preguntó si su intención era adquirir entidad propia jurídica o adscribirse a un solo municipio.

“Eso ya será una decisión que valoren los políticos. A nosotros nadie nos ha votado y no tenemos entidad para tomar este tipo de soluciones. Por eso venimos con lo único que podemos hacer, pedir, ni tan siquiera exigir”, matizó Iosu Martínez de Treviño. Y junto a Cubero, remarcó que el colectivo vecinal no surge únicamente para solucionar una preocupación común. “Queremos que en un barrio con una proyección ascendente clara como es Erripagaña, disponga de los medios para que se puedan llevar a cabo actividades culturales y lúdico festivas que aporten un valor añadido a vivir en este magnífico barrio”, para lo cual ven necesario un local que ejerza de centro dinamizador.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual