Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Historia local

Las villavesas, en una histórica foto de hace 80 años

En 1935 ‘La Villavesa’ tenía 6 vehículos; su coche más antiguo fue apedreado y volcado un año antes tras un mitin

Las villavesas en una histórica foto de hace 80 años

Las villavesas en una histórica foto de hace 80 años

Los autobuses de 'La Villavesa', alineados junto a algunos de sus conductores, lucían en 1935 publicidad de los grandes almacenes y tintorería más señeros de Pamplona.

Cedida
2
Actualizada 05/04/2015 a las 21:06
  • Juan José Martinena. Pamplona
El 14 de abril de 2013 publiqué en Diario de Navarra un artículo sobre los primeros autobuses urbanos que circularon por Pamplona, en el que contaba los orígenes de La Villavesa, una empresa al principio modesta, pero que con el paso del tiempo llegó a alcanzar un considerable desarrollo y cuyo nombre quedaría vinculado para siempre al transporte público de la capital navarra, pese a los sucesivos cambios de titularidad.

Para ilustrar aquel artículo incluí una fotografía que formaba parte de un lote que adquirí para el Archivo de Navarra y que representaba una de las primeras villavesas. Aunque cabía la posibilidad de que pudiera ser la primera -luego resultó que no-, no me atreví a afirmarlo porque en la foto no se veía la matrícula, un dato decisivo que habría resuelto el enigma. Unos días después de publicarse el artículo, se puso en contacto conmigo Melchor Lizarraga, cuyo apellido estuvo muy vinculado a la citada empresa, y tuvo la gentileza de facilitarme copia de tres interesantes fotografías, en las que aparecen los autobuses que integraban el parque móvil de la misma en la época de la Segunda República, en vísperas casi del estallido de la guerra civil.

ORIGEN DE LA FLOTA

No es cosa de repetir lo que ya conté entonces, solamente recordaré que las primeras noticias de La Villavesa se remontan al año 1927 y las concesiones administrativas llevan fecha 25 de abril de 1929 y 26 de septiembre de 1930.

Los promotores de aquella empresa pionera, que nació para competir con los tranvías de El Irati, fueron Melchor Gascue, Eusebio Úriz y Nazario Unanua. En sus primeros momentos contaban solamente con un pequeño autobús, que llevaba la matrícula NA-1400. En enero de 1930 adquirieron el segundo, marca Unic, que costó 13.000 pesetas. Los siguientes vehículos se compraron en 1932 y se les dieron los números 3, 4 y 5; eran también marca Unic.

Los servicios que se prestaban por entonces eran a la estación del Norte, a Villava, al barrio de Capuchinos, al manicomio, a Echavacoiz y a Cizur Mayor. También había posibilidad de alquilar autobuses para excursiones. El negocio debía de ir muy boyante, porque en 1934 adquirieron otros dos autobuses, uno de ellos marca Unic, que recibió el número 6, y otro de la marca Reo, de líneas más modernas, tipo pullman, al que se le dio el Nº 7 y que era el que se utilizaba para excursiones y viajes de largo recorrido.

El hecho de que casi la totalidad del parque móvil fuera de la marca Unic se debe a que Nazario Unanua, uno de los promotores, era el agente para Navarra de dicha marca francesa, razón por la que dio también ese nombre al garaje en el que tenía el concesionario y taller de reparaciones, en el número 6 de la avenida de la Baja Navarra, entonces de Galán y García Hernández, con trasera a la calle Leyre, antes denominada de Ultrapuertos; la casa se derribó en 1975.


UNA FOTO QUE ES UN DOCUMENTO

La fotografía que ilustra este artículo es una de las tres que, como ya he dicho, me facilitó amablemente Melchor Lizarraga. Esta y otra similar se obtuvieron sin duda el mismo día de 1935. La tercera es algo más antigua, posiblemente de 1932 y está tomada en la calle Olite, delante de las llamadas Casas baratas o Casas de Gorricho, ya que en el número 12 de dicha calle estaba domiciliado el taller de carrocerías, chapa y pintura Leoncio y Compañía, en el que al parecer se carrozaron aquellos vehículos.

De izquierda a derecha se pueden ver en la foto los seis autobuses, que paso a comentar a continuación. El primero es un Reo, matrícula NA-4450, adquirido en 1934, que llevaba el Nº 7 y era en aquel momento el mejor y más moderno con que contaba el parque de La Villavesa. El segundo, un ómnibus marca Unic, matrícula NA-2405, adquirido en 1932 y que llevaba el Nº 3. El tercero, también Unic, se compró ese mismo año y llevaba el Nº 4 y la matrícula NA-3163. El que aparece en cuarto lugar con matrícula NA-2801, fue el segundo que adquirió la empresa, en 1930 y se le dio el Nº 2. El quinto era un autobús de mayor longitud y mayor capacidad que los tres anteriores, llevaba la matrícula NA-3551 y se incorporó con el Nº 5 en 1932. El sexto y último, el Nº 6, matrícula NA-2721, era también más largo y con más asientos y se adquirió en 1934, casi a la vez que el Reo que aparece en primer lugar.

Tres de los vehículos respondían al tipo que entonces se conocía con el nombre de ómnibus -hoy diríamos microbús- montado sobre chasis de camioneta, que responde a un modelo característico de la época. Los otros tres eran de un tipo algo más grande, de autobús propiamente dicho.

Ninguno contaba con parachoques y todos ellos llevaban bajo el radiador cromado la manivela que el chófer tenía que hacer girar varias veces para arrancar el motor.

El primero, que era como he dicho el orgullo de la empresa, respondía ya a un modelo que aquellos chapistas de entonces, verdaderos maestros en su oficio, se encargaron de reproducir artesanalmente, con ligeras variantes, en las carrocerías de casi todos los coches de línea que circularon por las carreteras de Navarra hasta bien entrados los años cincuenta.

El Nº 4 y el Nº 6 lucían sobre el capó, en grandes letras mayúsculas, la marca Unic y alguno contaba arriba con la clásica baca donde iban los bultos, como se llamaba al equipaje; aquella baca con B y no con V, pesadilla ortográfica de nuestros dictados escolares. Cinco de los coches lucen rótulos con publicidad de Almacenes Azcárate, Casa Unzu y tintorería Rafael Ferrer. Y al menos tres llevaban una pequeña plataforma a la parte trasera, que no se aprecia en la foto, como la que mantuvieron los autobuses urbanos de París hasta finales de los años 50. Curiosamente no aparece en la imagen el autobús Nº 1, un Unic con matrícula NA-1400 que inauguró el servicio en 1928. La razón pudiera ser que en 1934 resultó apedreado y volcado en unos violentos incidentes que tuvieron lugar a la salida de un mitin político, cuyas imágenes llegaron a salir hasta en la prensa soviética. En el registro oficial de compañías de coches de línea, que llevaba el negociado de transportes de la Diputación, consta la potencia de los seis vehículos: dos eran de 12 caballos, tres de 15 y uno de 17. El valor en conjunto de toda la flota estaba fijado en 130.000 pesetas.

La foto, que no lleva fecha, se obtuvo probablemente en 1935, en la explanada que había entonces entre las calles Tudela y Yanguas y Miranda, en la que se construyó en 1944 la estación de los ferrocarriles del Irati y el Plazaola, cuyo solar ocupan hoy la sede del Servicio Navarro de Salud y la tesorería de la Seguridad Social. El edificio que aparece detrás es el desaparecido cuartel de caballería Diego de León, de 1930, que más tarde fue de ingenieros y de artillería y se derribó en 1971. En esa misma explanada se concentrarían en julio de 1936 los autobuses requisados por la autoridad militar para transportar a los voluntarios navarros hacia los distintos frentes de combate. Entre ellos se contaban tres Unic de La Villavesa que ya no se volverían a recuperar.

Hace ya muchos años, en 1962, el periodista José Luis Ollo publicó en el desaparecido diario local Arriba España un interesante reportaje sobre el servicio de autobuses urbanos, que incluía varias fotos de los vehículos que integraban el reducido parque inicial, aparcados en la calle Olite, delante de las conocidas como casas baratas. La escasa calidad del fotograbado de la época no permite formarse una idea exacta de los modelos. Por mi parte, además de las que me facilitó el Sr. Lizarraga, y la que incluí en mi articulo de abril de 2013, que era del autobús Nº 4, la fotografía más antigua que conozco de un autobús de La Villavesa -concretamente el Nº 2- aparece publicada en una Geografía de Navarra para uso de las escuelas, impresa por Editorial Aramburu en 1930 y de la que es autor Fermín García Ezpeleta. Otra foto, ésta del coche Nº 5, ilustra un anuncio de la propia empresa, publicado en una guía comercial de Navarra editada por Graciano Merino Leorza en 1932.

Juan José Martinena es doctor en historia y exdirector del Archivo General de Navarra


  • Bonsai
    (06/04/15 08:13)
    #2

    blood2k dijo..
    Ante el excelente y emotivo artículo de J.J.Martinena, ¿es todo lo que se le ocurre?

    Responder

  • blood2k
    (05/04/15 22:15)
    #1

    Para cuando el bono mensual ???

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual