Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Sarriguren

Sarriguren pondrá nidos para aves que combatan mosquitos y plagas

El Ayuntamiento de Egüés y la Fundación Ilundáin-Haritz Berri impulsan este programa

Los primeros nidos. Desde la izquierda, Eugenio Lecumberri Seviné, presidente del patronato de la fundación; Alfonso Etxeberria, alcalde de Egüés; Mikel Etxarte, concejal de Medio Ambiente, y Eduardo Sanz García, técnico de la fundación, muestran los nido

Los primeros nidos. Desde la izquierda, Eugenio Lecumberri Seviné, presidente del patronato de la fundación; Alfonso Etxeberria, alcalde de Egüés; Mikel Etxarte, concejal de Medio Ambiente, y Eduardo Sanz García, técnico de la fundación, muestran los nido

Garzaron
0
12/09/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • M.M. Sarriguren
El insecticida capaz de exterminar en tres semanas alrededor de 8.000 mosquitos y orugas o el plaguicida que termina en un año con 80 kilos de topillos no ha sido fabricado en un laboratorio, sino que los proporciona la naturaleza para un equilibrio natural de las especies. Hablamos del carbonero común y de los cernícalos, aves insectívoras y rapaces que, junto a los murciélagos, ahora se quiere atraer al valle de Egüés para combatir la creciente presencia de mosquitos y otras plagas. Una iniciativa en la que irán de la mano el Ayuntamiento y la Fundación Ilundáin-Haritz Berri.

Para hacerlo, se instalará una red de nidos que dé cobijo a los pájaros que, ante la progresiva retirada de árboles en los núcleos urbanos, se han retirado hacia medios más rurales. Y así ha ocurrido en la “capital” del valle, Sarriguren, donde se iniciará el programa este primer año. Ayer, ambos firmaron un convenio de colaboración rubricado por el alcalde de Egüés, Alfonso Etxeberria (NaBai) y Eugenio Lecumberri Seviné, presidente del patronato de la fundación.

Como se recordó ayer, Ilundáin-Haritz Berri busca la integración social y laboral de jóvenes con dificultades. Y una de las fórmulas son los trabajos a la comunidad, como estos nidos hechos con cajas de madera procedentes de explotaciones sostenibles. Aún no se sabe el número ni el emplazamiento ya que habrá que realizar un estudio medio ambiental. Pero sí se avanzó ayer que será en lugares públicos.

Y uno de ellos, y donde se va iniciar el programa, se localiza en las edificaciones del pueblo viejo. Inmuebles que ahora se rehabilitan y donde en colaboración con Nasuvinsa se colocarán estos nidos en los huecos de las antiguas viviendas. Mientras, alrededor de una treintena de los jóvenes del centro de inserción socio laboral de la fundación trabajan ya en la fabricación de los refugios para las aves.


CONCIENCIAR A LA POBLACIÓN



Son cajas de madera colocados en árboles o hendiduras de viviendas, procedentes de explotaciones controladas y con tratamientos naturales como el aceite de linaza”, explicó Eduardo Sanz García, técnico de la fundación. Para la elaboración de los nidos de grandes rapaces se contará con el asesoramiento técnico del departamento de Medio Ambiente ya que estas aves no se conforman con un simple habitáculo, sino que se les acondiciona un pequeño vestíbulo anterior a la zona de anidamiento. “Y en el caso de los murciélagos hay que tener especial cuidado porque cualquier agente químico termina con ellos. Así que ni incluimos pintura”

La iniciativa, remarcaron por su parte el primer edil y el concejal de Medio Ambiente Mikel Etxarte, no se acaba con la colocación de los nidos. “También buscamos concienciar a la población de la importancia de un control biológico de las plagas”, indicó Etxarte. Para hacerlo, de nuevo se recurrirá a la Fundación Ilundáin-Haritz Berri que ofrecerá talleres y charlas durante la instalación de las viviendas para las aves. La pretensión es tejer una red de voluntariado local que se ocupe del mantenimiento de los nidos para ahondar aún más en la importancia de contar con este “insecticida natural”. “Es que combatir las plagas con productos químicos producen daños a otras especies de la flora y fauna”, añadió el técnico de la fundación.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra