Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
pamplona

Un colegio orgulloso de sus veinte países

  • Para el centro público Vázquez de Mella la presencia en las aulas de diferentes nacionalidades es un valor añadido
  • Con estas propuestas, y al igual que con la semana internacional, se busca involucrar a las familias en el colegio

Parte de la exposición de los artículos típicos de las nacionalidades

Un colegio orgulloso de sus veinte países

Parte de la exposición de los artículos típicos de las nacionalidades

DN
0
05/04/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • DN Pamplona
Entre los 260 alumnos de Infantil y Primaria que acuden al colegio público Vázquez de Mella hay una veintena de nacionalidades de cuatro de los cinco continentes, a falta de Oceanía; una presencia que tanto el centro como la Apyma consideran una oportunidad para educar a los escolares en valores de igualdad e integración. "Además, todos aportan su cultura, algo que desde luego no resta sino que suma", explica Belén Las Heras Díaz, representante de la asociación de padres.

Y un hecho demuestra que no se trata de una frase bienintencionada: la semana internacional, que se organiza para involucrar a las familias en esta convivencia enriquecida gracias a los aportaciones de cada país. La Apyma, con el apoyo del plantel de los 30 docentes, ha puesto en marcha por primera vez la iniciativa que se están desarrollando a lo largo de esta semana.

Este apoyo de los profesores se traduce en el hueco que se hace a la semana en las actividades académicas. "Cada día, al entrar y al irnos, nos saludamos o despedimos con el idioma del país elegido. Además, con los niños buscamos su ubicación en los mapas, conocemos algo más de sus costumbres", comenta la directora del Vázquez de Mella, Maribel Jiménez. "Y ponemos también su música típica", añade sobre el elemento educativo que hace del Vázquez de Mella un centro de referencia en Pamplona.

Y como punto de unión para esas veinte nacionalidades, el inglés, pero también atendiendo a los diferentes lugares -y su cultura- donde se habla. Así el lunes se dedicó a Estados Unidos; el martes, a Canadá; el miércoles, a Australia; y el jueves, a Sudáfrica. Paralelamente, por las tardes y fuera del horario lectivo, se han puesto en marcha talleres de francés, alemán y de chino. Además, los monitores de actividades extra escolares y ludoteca imparten sus actividades en inglés. Y en el comedor, los alumnos disfrutan de un crisol de menús internacionales.

EXPOSICIÓN Y COCINA

La semana también incluye una exposición en la planta principal del colegio, en el que las familias han traído los artículos más típicos de sus países de origen. Perú, Colombia, Bolivia, Ecuador, España, China, Marruecos, Rumania, Bulgaria y Chile se dan la mano en esta muestra colectiva que el miércoles se apuntaló con una degustación gastronómica.

Ana Dolores Durán Soriano (República Dominicana) se decantó por cocinar un kipe. "Una especie de croqueta de trigo prensado y rellena de carne que allí se sirve en fechas señaladas", explicó esta mujer que escolariza en el centro una niña de 5 años. Simona Micu (Rumania) también eligió un plato de ceremonia. "Es el sarmale, un rollo relleno de carne con arroz y envuelto en hoja de col fermentada. En Navidad o en una boda, no faltará en la mesa", dijo esta madre de un escolar del centro de 10 años. Y Sakiya Abbassi (Marruecos) había preparado el taji, cordero aderezado con ciruelas que trajo junto a su hija de 5 años. Las tres coincidieron en señalar que se sentían parte de la comunidad educativa y que la integración de sus hijos había sido plena. Y otro punto en común, su plato favorito español: la tortilla de patata.

La representación local recayó entre otras en la chistorra de Ana Martínez Iriarte y los pimientos del Padrón de Inmaculada Vela Iza, madres ambas de niños de 10 años y de otros dos de 15 que ya dejaron atrás el colegio. "Aquí la convivencia es muy buena y aprenden a valorar a las personas por encima de razas. Y por eso repetimos centro con nuestros segundos hijos", destacaban al unísono.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual