Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
GOTA FRÍA EN PAMPLONA Y COMARCA

Retrato de un paseo desdibujado por la riada

Inundaciones del Arga - Zonas más afectadas durante y después

Inundaciones del Arga - Zonas más afectadas durante y después.

0
Actualizada 20/06/2013 a las 20:35
  • T.BERMEJO PAMPLONA
El privilegiado corredor verde del Parque Fluvial y del Paseo del Arga se ha convertido en uno de los lugares de paseo preferidos para disfrutar de las horas de ocio, aunque días después de las riadas, quienes recorren su trayecto lo hacen contemplando un paisaje diferente al habitual debido a los efectos ocasionados por las mayores inundaciones sufridas por Pamplona y Comarca.

La normalidad se abre paso poco a poco tras las inundaciones del 9 de junio. El desbordamiento de los ríos Arga y Ultzama dejó imágenes difícilmente imaginables apenas unas horas antes. Garajes inundados, huertas destrozadas, viviendas rodeadas por el agua, parques anegados, el grupo de rescate acuático de los bomberos poniendo a salvo a más de una veintena de personas y los servicios de emergencia multiplicándose en una jornada de tensión con las previsiones de lluvia superadas con creces. Se conjugaron todos los requisitos necesarios para que las riadas merecieran el calificativo de históricas.

El pulso del sosiego ha vuelto a latir con fuerza en las zonas afectadas, pero la huella del agua permanecerá todavía por un tiempo mayor en las riberas de los ríos y en el trazado del Parque Fluvial y del Paseo del Arga.

Aunque desde el primer momento se han llevado a cabo labores de limpieza y se ha procedido a la retirada de troncos y ramas arrastrados para evitar que puedan actuar como presa en el caso de nuevas riadas, transitar junto al río aún permite observar el efecto que ha ocasionado reconquistando su territorio.

Un equipo de Diario de Navarra recorrió el trazado del parque desde Huarte hasta el puente de Miluze cinco días después de estas históricas inundaciones. Además, cuando tan sólo habían transcurrido 48 horas del desbordamiento del Arga, tuvo la oportunidad de navegar por el tramo comprendido entre las Oblatas y el puente de la Rochapea, de observar así desde un punto de vista diferente, desde el mismo el río, cómo las aguas volvían a su cauce.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual