Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Meteorología

La ubicación de Pamplona, clave para su plomizo paisaje

  • El panorama que caracteriza a la comarca de Pamplona durante gran parte del año no es producto de la casualidad o de la mala suerte

0
31/05/2013 a las 06:01
Etiquetas
  • RAMARIS ALBERT. PAMPLONA
El tono grisáceo que "pinta" la comarca de Pamplona durante gran parte del año no es producto de la casualidad o de la mala suerte.

Lejos de parecerse a esa idílica comarca donde vivían los hobbits -divertidas criaturas del imaginario de J.R.R. Tolkien- con prados llenos de luz y cielos azules despejados, la cuenca de la capital navarra está rodeada por sierras en el borde de la zona de borrascas de la cornisa cantábrica, que en algunos casos permiten la entrada de nubes y humedad y, en otros, sirve de cortina para el buen tiempo.

Hace un par de años, cuando Mordor aún no se había convertido en la referencia meteorológica de Pamplona, el climatólogo y doctor en Geografía Javier Pejenaute ya explicaba este fenómeno.

“La transición del medio templado oceánico de los valles cantábricos y del frío del Pirineo al Mediterráneo tiene lugar en un espacio formado por las Cuencas de Pamplona y Lumbier-Aoiz, comarcas entre montañas y por encima de los 400 metros de altitud”, argumentaba en la columna de Gabriel Asenjo 'A mal tiempo, mala cara'.

La consecuencia directa de la particular ubicación de Pamplona es que, cuando el mal tiempo entra por el norte, logra rebasar Belate y Azpirotz, pero se queda estancado en la zona de El Perdón, Alaiz e Izco, por lo que el sol no alcanza a arropar las tierras rodeadas por dichas sierras.

En este mayo en particular, han sido varias las ocasiones en que el anticiclón de las islas Azores -responsable del tiempo seco, cálido y soleado, pues sirve como una barrera que impide el paso de los frentes de lluvias- se ha movido hacia el Atlántico. 

Según explica el meteorólogo Enrique Pérez de Eulate, esta alteración “favorece la llegada de vientos húmedos, fríos y que aportan abundante nubosidad desde el Cantábrico” e impide que cambie el escenario meteorológico a uno más favorable.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual