Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Tráfico

El caos de la carga y descarga en el Casco Viejo de Pamplona

De las ocho a las once y media de la mañana, los repartidores llevan a cabo una carrera contrarreloj para dejar el género

Imágenes de los problemas que genera la carga y descarga en el Casco Viejo de Pamplona.

Las calles de Pamplona en horario de carga y descarga

Las calles de Pamplona en horario de carga y descarga 6 Fotos

Las calles de Pamplona en horario de carga y descarga

Imágenes de los problemas que genera la carga y descarga en el Casco Viejo de Pamplona.

Iván Benítez
Actualizada 18/08/2017 a las 10:36

"Es un horror guiar a los turistas por el Casco Viejo de Pamplona cada mañana. Resulta muy complicado transmitir la esencia del recorrido del encierro cuando te ves rodeado por tantos coches... Hay momentos en los que no puedes ni avanzar”. Las palabras de desaliento de Martín Aoiz, guía turístico de la empresa Destino Navarra, se comprenden algo mejor cuando se ve a los turistas caminar sorteando una caravana de furgonetas, coches particulares y camiones de más de 8.000 kilogramos circulando vía abajo, como una manada desbocada.

Son las 10.45 horas de un viernes otoñal de un 11 de agosto. A esta hora, la boca de seis metros de ancho de la calle Estafeta engulle en sólo 15 minutos la carrera vertiginosa de un centenar de repartidores. Una columna de carrocería que impacta de lleno con el paso paciente de hordas de vecinos y turistas recién desembarcadas. Miradas estupefactas. Espaldas contra la pared. Alguna que otra queja... Se produce la tormenta perfecta.

La Estafeta deja de oler a ‘garroticos’ de chocolate y a garrapiñadas. Y eso que, según la Policía Municipal, no es un periodo de mucho tráfico. Un grupo de coreanos busca resquicios del encierro. Lo fotografían todo. Desde la Bajada de Javier se ve aproximarse un camión de 9.000 kilogramos. Lo conduce César Alfaro, un transportista con más de 20 años de experiencia que abastece a los supermercados de la zona. “Tenemos que abastecerlos... y el problema es que cada vez somos más repartidores. No entramos todos a la vez, y las calles siguen siendo igual de anchas”, explica, lamentando el reguero caótico que ha dejado a su paso. “Cómo lo hacemos?... El servicio hay que darlo”, apostilla, aparcando el camión junto a la Churrería Lerín, sin taponar la entrada.

Algunos repartidores aseguran que el horario de reparto (de 8.00 a 11.30 horas y de 14 a 16. 30) es insuficiente por el alto volumen de trabajo. “Intentamos aparcar cerca de donde descargamos”, señala el conductor de un camión de butano. Una vecina de 90 años, Gloria, se queda atrapada entre varios coches. “Ya no sabemos por dónde caminar. Desde que nos quitaron las aceras...”, susurra. A las 11.50 horas dos vallas vuelven a sellar la boca de la Estafeta. Aún quedan vehículos repartiendo en el interior del casco Viejo. Un camionero empapado en sudor recibe la amonestación de un Policía Municipal. “Estoy fuera de tiempo. El volumen de trabajo es muy alto y vamos apresurados”, aclara. Y salta el interrogante. ¿Qué ocurrirá en septiembre con la nueva normativa de tráfico? Un Policía Municipal se encoge de hombros. “A nosotros aún no nos ha llegado esta normativa”.

 

(Ordenanza de tráfico de la ciudad de Pamplona)
Capítulo VI
 
  1. Las labores de carga y descarga se realizarán con vehículos dedicados al transporte de mercancías, siempre que no superen los dos metros de ancho y cinco y medio de largo, en las zonas reservadas al efecto y dentro del horario establecido mediante la correspondiente señalización vertical u horizontal.
  2. La masa autorizada para los vehículos destinados al reparto de mercancías queda fijado en 8.000 kg. Los de masa superior deberán proveerse del correspondiente permiso municipal
  3. En ningún caso se deberá obstruir o dificultar la circulación peatonal ni rodada, así como el acceso a portales, locales comerciales o vados. Las mercancías no se dejarán en el suelo. Se trasladarán del vehículo al destino.
  4. Las operaciones deberán llevarse con personal suficiente y adoptando las precauciones necesarias
  5. Los vehículos deberán alinearse paralelamente a la acera, contra su borde, con la delantera y en sentido de la circulación.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Más información
Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra