Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
ENSANCHE

Una exposición sobre la historia del II Ensanche de Pamplona abre el debate sobre su futuro

La apertura de esta muestra da paso a un conjunto de actividades que abordan una reflexión sobre la significación pasada y actual de esa zona de la ciudad, para hacer una proyección sobre su futuro

Imagen de la inauguración de la exposición del II Ensanche.

Imagen de la inauguración de la exposición del II Ensanche.

CEDIDA
Actualizada 30/05/2017 a las 14:37
  • Diario de Navarra

La antigua estación de autobuses acoge desde este martes la exposición ‘Reflexiones en torno al futuro del ensanche 100 años después / Hausnarketak, zabalgunearen etorkizunari buruz, hura sortu eta 100 urte ondoren’, una muestra organizada por el Ayuntamiento de Pamplona que quiere hacer un recorrido por la historia del II Ensanche. Esta apertura da paso a un conjunto de actividades que abordan una reflexión sobre la significación pasada y actual de esa zona de la ciudad, para hacer una proyección sobre su futuro.

 

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, acompañado por el concejal delegado de Ciudad Habitable y Vivienda, Jose Abaurrea y el director del Área de Urbanismo y Vivienda, Vicente Taberna, han recorrido la muestra a la que estaban invitados representantes de toda la Corporación. En los andenes y sala de usos múltiples de la antigua estación los asistentes han podido ver 15 grandes paneles con reproducciones de planos históricos provenientes del Archivo Municipal de Pamplona (AMP), además de cuatro orto-fotos antiguas del los fondos de Gobierno de Navarra, la primera de ellas la instantánea aérea de Ruiz de Alda tomada en un vuelo en 1929. También de los fondos del AMP son las 60 fotografías en blanco y negro que componen el gran mosaico que da acceso a la sala.

 

En este ciclo de actividades, además de la exposición, están previstas dos charlas y una mesa redonda. La primera conferencia tendrá lugar esta tarde, a las 19.30 horas, horas en la sala de usos múltiples (espacio de las antiguas taquillas). El ponente de la sesión será Sigifredo Martín, arquitecto del equipo redactor del Plan Especial del Ensanche, ya que precisamente el ponente abordará la última década de planeamiento urbanístico sobre esta céntrica zona de la ciudad.

 

1915 EL DERRIBO/1992 LA PRIMERA PIEDRA

 

El II Ensanche nace de un derribo, el del “cinturón de piedra” que constreñía a la ciudad e impedía su sano crecimiento. Una Real Orden sanciona el deseo de la ciudad y permite el derribo parcial de las murallas, lo que en Pamplona fue motivo de festejos. Aunque los proyectos para el II Ensanche empezaron mucho antes, hasta agosto de 1922 no se pondría la primera piedra de la edificación de este nuevo barrio de estructura reticular e inspiración racionalista. La filosofía urbanística que le daba origen era mejorar las condiciones de vida del habitante urbano, buscando un concepto de ciudad moderna.

 

No hubo un sólo proyecto para el Ensanche, sino varios y con modificaciones, firmados por arquitectos tan conocidos como Julián Arteaga. El que finalmente se llevará a la práctica será el proyecto del arquitecto municipal Serapio Esparza, de 1909. Su resultado aún se aprecia: grandes fachadas con miradores, esquinas en chaflán, tráfico ordenado y la aparición de un gran eje en 1923, la gran avenida de Carlos III rematada en un gran espacio público –hoy plaza de la Libertad-.

 

Para hacerlo posible, más allá de tirar la muralla, hubo que modificar los límites de la ciudad con algunas actuaciones de gran calibre como cambiar de sitio el Teatro Gayarre o construir una nueva Plaza de Toros. Todo ello causaría consecuencias en cascada, como el traslado del tren Plazaola, contribuyendo enormemente a configurar Pamplona tal y como es hoy.

 

 

ELEMENTOS PARA ENTENDER EL DESARROLLO Y CONSOLIDACIÓN DEL ENSANCHE

 

Sobre todo esto, sobre lo que pudo ser y lo que es, versa la muestra inaugurada este martes.15 paneles con textos explicativos recogen en tamaño 1x1m. reproducciones de bocetos/proyectos o de planos históricos, como el trazado en 1882 por Dionisio Casañal que muestra la Ciudadela completa en una Pamplona aún entre murallas; faltaban siete años aún para ver aparecer el I Ensanche, el modernista.

 

Entre los paneles hay también cuatro orto-fotos de 45x80 cms. de los años 1929, 1945, 1956 y 2014. En las instantáneas aéreas se puede apreciar de forma clara la evolución de la zona centro de la ciudad durante casi 100 años. Si en 1929 se había iniciado ya la primera zona del II Ensanche hasta la actual Baja Navarra, y se aprecia la estación de autobuses en construcción, en la foto de 1945 se pueden observar las fases iniciales de las obras del Monumento a los Caídos, el trazado del parque de Media Luna o la apertura de la calle Estella. Para 1956 sólo quedaban por construir las últimas manzanas y los bloques que conforman la actual plaza de la Libertad. La estación del Plazaola seguía en Conde Oliveto y en la Ciudadela se mantenían los cuarteles de los militares y la prolífica edificación del interior.

 

Más allá de lo urbanístico, las costumbres, los usos tradicionales y el día a día de la vida de la ciudadanía de este Ensanche durante los tres primeros tercios del siglo XX, están recogidos en un gran mural (3x2 metros). Es una instalación, sobre fondo de color, que está compuesta por aproximadamente 60 instantáneas en blanco y negro procedentes de los fondos del Archivo Municipal de Pamplona.

 

 

EL PERI DE 2007: UN PLAN ESPECIAL PARA LOS ENSANCHES

 

Si la exposición de planos y fotos revisa el pasado y la evolución de los hitos históricos del Ensanche, las sesiones teóricas de estas jornadas buscan no sólo contextualizar su existencia, sino también analizar su futuro. Esta tarde, a las 19.30 horas, tendrá lugar la primera conferencia cuyo contenido será la última década de ordenación urbanística del Ensanche: el Plan de Reforma Interior (PERI), aprobado en abril de 2007.

 

Sigifredo Martín, arquitecto del equipo redactor, explicará como el PERI vino a apoyar el mantenimiento de la estructura física y morfológica del Ensanche tradicional y sus usos característicos, además de consolidar y reforzar su centralidad. Lo hizo, además, a partir de la reconsideración del nuevo papel que debía jugar esta zona en el conjunto urbano y comarcal.

 

El Plan Municipal de Pamplona ya establecía como criterio la necesidad de afrontar desde una regulación positiva y pormenorizada la recuperación física, funcional y social del área, para evitar la pérdida de población y su envejecimiento; la disminución de calidad ambiental derivada fundamentalmente de problemas de tráfico, las dificultades de accesibilidad o la falta de aparcamientos, además resolver carencias en materia de dotaciones e infraestructuras, o de la inadecuación dimensional y funcional de las viviendas.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra