Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Ayuntamiento de Pamplona

El Ayuntamiento abre el proceso participativo para el futuro Plan de Infancia y Adolescencia

El Consistorio intentará unificar acciones y líneas de trabajo para garantizar los derechos y el desarrollo personal y social de los menores

Fachada del Ayuntamiento de Pamplona.

Fachada del Ayuntamiento de Pamplona.

CALLEJA
Actualizada 05/05/2017 a las 13:34
  • Diario de Navarra

El I Plan de Infancia y Adolescencia de Pamplona unificará todas las acciones municipales que se están desarrollando, u otras que se impulsen, que vayan orientadas a garantizar los derechos de esta población en todos los ámbitos de su vida, y que persiga su desarrollo personal y social. El Ayuntamiento de Pamplona ha iniciado un proceso participativo para elaborar ese plan junto a profesionales municipales, de centros educativos, asociaciones, los propios menores y adolescentes, sus familias y la ciudadanía en general.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, la concejala delegada de Acción Social y Desarrollo Comunitario, Edurne Eguino, el concejal delegado de Participación Ciudadana, Igualdad y Empoderamiento Social, Alberto Labarga, y la responsable municipal del Programa de Infancia y Familia, Ana Fernández, han presentado el trabajo que se desarrollará en diferentes fases y que se pretende culminar a mediados del año que viene con la aprobación del I Plan Municipal de Infancia y Adolescencia de Pamplona. El plan se basa en cuatro principios rectores: la participación como un derecho de los niños, niñas y adolescentes para que tomen decisiones en aquellos temas que les afecten; la claridad y transparencia para que el plan sea accesible y tenga un lenguaje apropiado para los menores; que haga referencia al rol que han de jugar en el seno del programa o espacio participativo, procurando que los métodos aplicados sean adecuados a su edad, proceso evolutivo y necesidades; y que los resultados de esa participación sean tangibles y vinculados a la vida cotidiana de los menores.

El proceso para la elaboración del plan está liderado por tres áreas municipales: Acción Social y Desarrollo Comunitario; Participación Ciudadana, Igualdad y Empoderamiento Social y Cultura, Política Lingüística, Educación y Deporte. El resto de las áreas municipales estarán implicadas en el desarrollo del plan, ya que menores y adolescentes se desarrollan en todos los ámbitos de la vida. Se creará para ello una mesa interáreas municipal.

El pasado mes de abril concluyó la primera fase de elaboración del plan llevada a cabo tras la constitución de un grupo motor, compuesto por profesionales de diferentes programas y servicios del área de Acción Social y Desarrollo Comunitario, así como personal técnico de Participación Ciudadana, Juventud y Educación. En esa primera fase se ha revisado la normativa existente tanto a nivel internacional, nacional y autonómico, y se ha elaborado el marco conceptual que va a guiar el plan. Por último, se ha diseñado el proceso participativo para llevar a cabo el diagnóstico de la infancia y la adolescencia en Pamplona.

CUATRO NIVELES PARTICIPATIVOS

A partir de ahora, y hasta diciembre de 2017, se desarrollará la segunda fase del plan, que consiste en la realización de un diagnóstico sobre la infancia y la adolescencia, con una doble dimensión, a nivel de barrio y en el ámbito de la ciudad. Se trata de esta manera de conocer las necesidades que presenta la infancia y la adolescencia en todos los ámbitos de la vida, así como las propuestas que se plantean para cubrir dichas demandas. Se recogerán tanto datos cualitativos como cuantitativos.

El Plan de Infancia y Adolescencia nace con vocación participativa en todas sus fases para realizar una lectura compartida (menores, adolescentes, familias, profesionales, agentes sociales) de la situación de la infancia y la adolescencia en Pamplona con relación al estado actual de los derechos de los menores en la ciudad. Ese diagnóstico participativo con la doble dimensión barrio/ciudad contemplará datos generales (demográficos, económicos, geograficos, organización municipal,...) en torno a los y las menores, las situaciones de vulnerabilidad y riesgo en las que se encuentran, los recursos generales y especificos que se dirigen a la problación infantil, la perspectiva de los niños, niñas y adolescentes sobre sus necesidades y derechos así como una identificación de las prioridades que se planteen en cuanto a los mismos.

Los objetivos generales del diagnóstico son conocer y comprender las inquietudes, necesidades, demandas y propuestas de los grupos de interés, así como identificar los recursos y servicios que la ciudad destina a la infancia y la adolescencia y realizar una síntesis descriptiva del estado actual. Como objetivos transversales están facilitar el enriquecimiento de las personas implicadas, especialmente la población menor de 18 años; generar un clima de trabajo conjunto a favor de la creación de comunidad y ciudad que escucha y trabaja por los derechos de la infancia y sus necesidades; e incorporar la perspectiva de género y la interculturalidad lo largo de todo el proceso.

BARRIOS, CIUDAD, POBLACIÓN INFANTIL Y ADOLESCENTE

En el diagnóstico de barrio se recogerá información directamente en la zona y se contará con la opinión de los diferentes agentes que intervienen con este sector de población sobre las necesidades que presentan, así como las propuestas que se plantea para mejorar el bienestar de la infancia y adolescencia y garantizar sus derechos. La información se agrupará por temas para poder realizar el diagnóstico general de la ciudad, aunque se podrá recoger necesidades específicas de cada barrio para poder realizar actuaciones concretas.

El diagnóstico con la población infantil y adolescente se elaborará mediante un proceso participativo dentro de los centros escolares e institutos de Pamplona, contando con el apoyo del profesorado y las direcciones de los colegios, e intentando integrarlo como una actividad escolar más. Para el desarrollo de este diagnóstico se seguirá el guión que vaya marcando el personal del grupo motor que está impulsando el plan. Para informar sobre ello se realizará una reunión donde se citará a los equipos directivos y orientadores de todos los centros educativos de Pamplona.

En el diagnóstico de ciudad se pretende que todos aquellos agentes, asociaciones... que realizan acciones con la infancia en el ámbito de ciudad puedan aportar sus opiniones sobre la cobertura de las necesidades de la infancia y adolescencia, así como propuestas para incluir en el plan.

Por último, en el diagnóstico con la población vulnerable, se analizarán las situaciones en que se encuentran los niños, niñas y adolescentes, que se encuentran en desventaja social, suponiendo en muchas ocasiones una vulneración de sus derechos básicos, e incidiendo de forma negativa en su desarrollo personal. En estos casos se trata de activar políticas positivas orientadas a cubrir los déficits que presentan, contando con la perspectiva de los menores de edad y sus familias, así como del personal técnico que los atiende.

Tras la recogida de toda la información, se realizará un análisis exhaustivo de todas las necesidades planteadas y propuestas y también se establecerá su priorización. Se confeccionará un dossier-informe sobre los resultados obtenidos. El diagnóstico será remitido a todas las personas que han participado en su elaboración, con el objeto de realizar aportaciones.

FASES DEL PLAN

Tras las dos primeras fases (por una parte, constitución del grupo motor y diseño del proceso participativo; y por otra, la realización del diagnóstico), comenzará una tercera centrada en el diseño propiamente dicho del Plan de Infancia y Adolescencia. El diagnóstico será la base que marcará las líneas estratégicas a seguir, los objetivos, las actuaciones a realizar, los indicadores de evaluación y el coste económico de su desarrollo.

De enero a junio de 2018 se desarrollará específicamente el diseño del I Plan de Infancia y Adolescencia, con un primer borrador que tenga en cuenta todas las aportaciones. Ese documento se presentará a todas las personas participantes para su debate y para la inclusión de nuevas propuestas. Se elaborará con ello un plan definitivo que deberá ser aprobado por el Pleno del Ayuntamiento de Pamplona.

La cuarta fase consiste en el desarrollo del plan, con el establecimiento de responsables en cada una de las áreas municipales para la ejecución de las líneas estratégicas marcadas a través de las actividades previstas. Se prevé que el plan tenga una vigencia de cuatro años, entre 2018 y 2022. La última fase, la quinta, abarca la evaluación del Plan de Infancia y Adolescencia, la revisión de las líneas estratégicas establecidas y de las actividades planteadas y, en su caso, la modificación de las mismas si fuera necesario.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra