Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

Navarra Navarra

La Hemeroteca
AGRESIÓN

Guardia Civil y Policía Foral investigan si la agresión es delito de terrorismo

Se agravaría la pena por las lesiones y el atentado contra la autoridad tras la "encerrona" sufrida por guardias civiles y sus parejas

Inmediaciones del bar Koxka (izda.) en la calle García Ximénez de Alsasua donde ocurrieron los hechos.

Queda en libertad uno de los dos detenidos por la agresión a dos guardias civiles en Alsasua

Inmediaciones del bar Koxka (izda.) en la calle García Ximénez de Alsasua donde ocurrieron los hechos.

GOOGLE MAPS
Actualizada 18/10/2016 a las 15:33
  • EUROPA PRESS. MADRID
La Guardia Civil colabora desde este fin de semana con la Policía Foral para buscar a testigos presenciales e identificar al medio centenar de personas que agredieron en un bar de Alsasua (Navarra) a dos agentes del Instituto Armado y a sus parejas. Los autores de esta "encerrona", según la definición del director general de la Benemérita, Arsenio Fernández de Mesa, pueden ser acusados de un delito de terrorismo, agravando la pena por las lesiones y el atentado contra la autoridad.

La investigación en curso ha permitido la identificación de al menos ocho testigos de la paliza que infringieron de madrugada en el bar Koxka a un teniente --que se recupera de la operación de un tobillo-- y un sargento de la Guardia Civil cuando estaban disfrutando de un momento de ocio con sus parejas. Los dos detenidos, para los que Sortu pidió su puesta en libertad, han pasado este lunes a disposición judicial.

La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona los ha dejado en libertad con cargos con la obligación de comparecer los viernes en sede judicial. Ambos están imputados de un delito de atentado contra la autoridad y lesiones.

En la puerta del juzgado de guardia se han congregado una treintena de personas con carteles en los que se leía 'No a los montajes policiales' y 'Utzi pakean Altsasu' ('Dejad en paz Alsasua').

Las diligencias practicadas por la Policía Foral, con información aportada por la Guardia Civil, tratan de delimitar si los autores de la agresión cometieron además un delito de odio o incluso si incurrieron en otro de terrorismo callejero, han informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

De concretarse lo segundo, podrían enfrentarse a penas de seis a doce años de prisión e inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de seis a catorce años.

GRITOS DE 'ALDE HEMENDIK'

Los investigadores tratan de determinar si los dos detenidos hasta el momento y el resto de agresores gritaron consignas como 'Alde Hemendik' ("Fuera de aquí"), una campaña que ETA encargó a movimientos de la izquierda abertzale para coaccionar a las fuerzas de seguridad obligando a que abandonaran el País Vasco y Navarra.

Esta campaña se ha mantenido en municipios como Alsasua, según ha recordado el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), donde cada año se organizan pasacalles con este tipo de lemas para mofarse de la Guardia Civil y de las instituciones del Estado.

De esta forma, los autores de la agresión del sábado se enfrentarían a un delito de lesiones y de atentado contra la autoridad que podría verse agravado por un delito de odio por razón de ideología e incluso por otro de terrorismo. En este último caso, la investigación pasaría del juzgado de Navarra a la Audiencia Nacional.

"La clave aquí no sería tanto determinar lo que han gritado sino los vínculos de los autores de la agresión con ETA o cualquier otra organización con vínculos terroristas", ha explicado a Europa Press la abogada de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Carmen Ladrón de Guevara.

Esta letrada ha recordado que este mismo verano no prosperó una denuncia de Dignidad y Justicia en la Audiencia Nacional contra los organizadores de un 'pasacalles' en Alsasua humillante para la Guardia Civil y las víctimas en el que se acusaba a los organizadores de un delito de injurias graves e incitación al odio por razón ideológica.

"Diferente es si se demuestra que los autores de la agresión en Alsasua estaban previamente organizados y que había un plan prestablecido, además de que tenían vínculos con un grupo terrorista", insiste Ladrón de Guevara, que se remite a las diligencias policiales antes de poder determinar si se trata de un delito de lesiones y atentado contra la autoridad o si tiene el agravante de delito terrorista.

 

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual