Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
SOLIDARIDAD

El Zentral, abarrotado para ayudar a Aimar

El festival, organizado para recaudar dinero para el tratamiento del pequeño Aimar, colgó el cartel de 'aforo completo'

Festival solidario en el Zentral.

Festival solidario en el Zentral.

Festival solidario en el Zentral.

CEDIDA
Concierto solidario en el Zentral 5 Fotos

Concierto solidario en el Zentral

Espectáculo organizado por el CNAI para recaudar fondos para el niño Aimar.

CEDIDAS
30/09/2016 a las 21:49
  • DN.ES
La sala Zentral de Pamplona colgó este viernes el cartel de 'aforo completo' gracias a la solidaridad de cientos de navarros que se volcaron para ayudar al tratamiento de Aimar, un niño roncalés con daño cerebral, y acudieron en masa al festival infantil organizado para él.

Bajo el título 'Comparte tu arte con Aimar', el festival contó con la participación de los artistas navarros Javier Erro, concursante de ‘La Voz Kids’, y Amaya Romero, del programa ‘El número uno’; además del grupo Breaking Ice, el mago Numis, la actriz Itziar Baquero y la visita de los rojillos Oier Sanjurjo y Patxi Puñal.

Este proyecto, impulsado por el Centro Neurológico de Atención Integral (CNAI), pretende convertirse en una cita recurrente en el calendario, con el fin de ayudar a las familias con niños con lesiones neurológicas al acceso a tratamientos neurorrehabilitadores, que mejoren su calidad de vida.

El proyecto cuenta con la colaboración de Fundación M Torres, Clínica San Miguel, IMQ, Balneario Elgorriaga, Ademna (Asociacion de Esclerosis Múltiple) y Panaderías Arrasate.

COMPARTE TU ARTE CON AIMAR

Aimar es un niño de 11 años natural de Garde (Roncal). Su historia comienza como la de cualquier niño que nace sano. Sin embargo, a los dos años un proceso infeccioso le causó importantes lesiones cerebrales. La hemiplejia le dejó la mitad del cuerpo paralizado, lo que dificulta sus movimientos en general; y una epilepsia le provoca crisis frecuentes, llegando a perder el equilibrio.

Precisa de varios medicamentos y lleva un dispositivo especial, estimulador del nervio vago. Todas estas secuelas no menoscaban su ánimo y sus ganas de progresar en su autonomía. La vida de Aimar no deja de ser la de un niño alegre y cariñoso de 11 años.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual