Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
MEMORIA HISTÓRICA

Navarra tendrá un banco de ADN para identificar los restos de exhumaciones

El Gobierno foral va a poner en marcha esta iniciativa

Un momento del acto de homenaje en el cementerio.

Peralta rindió un emotivo homenaje a sus 86 fusilados

Un momento del acto de homenaje en el cementerio.

CEDIDA
Actualizada 23/09/2016 a las 11:42
  • EFE.PAMPLONA
El Gobierno de Navarra va a poner en marcha un banco de ADN que permita la identificación de los cuerpos que se vayan recuperando en las actuaciones previstas en el programa de exhumaciones de víctimas de la guerra civil y la represión franquista.

Así lo ha anunciado este viernes la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Ejecutivo foral, Ana Ollo, en una conferencia de prensa en la que ha informado también de la próxima retirada de la Cruz Laureada de San Fernando de la fachada del Palacio de Navarra.

Ollo ha precisado que el Ejecutivo foral entiende "absolutamente necesario trabajar en la recuperación de una memoria democrática, una memoria basada en la búsqueda de la verdad, la justicia y la reparación de quienes fueron víctimas de una violencia injustificada".

La consejera ha precisado que la puesta en marcha de ese banco de ADN es una medida que está recogida en la Ley Foral de Memoria Histórica.

Ha indicado que los familiares de las víctimas, en la localización de sus antepasados, les trasmiten que, "dada la edad avanzada de hijos e hijas de parte de esos desaparecidos, la necesidad de perpetuar, que con ese banco de ADN quede la posibilidad de en un futuro puedan ser identificados esos restos".

"Este banco de ADN es un acto de reparación, de ayuda y de apoyo a esos familiares de esos desaparecidos todavía sin encontrar", ha remarcado Ollo.

Por su parte, el director general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, Álvaro Baraibar, ha detallado que ese banco está dirigido "fundamentalmente a la toma de muestras de ADN a los descendientes directos, hijos e hijas, de los desaparecidos de 1936".

Baraibar ha precisado que existen alrededor de mil personas todavía desaparecidas y que será la empresa pública Nasertic la encargada del proceso, para el que se ha destinado una partida de 8.000 euros para 2016.

Ha apuntado que Nasertic desarrollará una base de datos en la que se conservará la autorización de la persona e informaciones de tomas de muestras personalizadas.

Baraibar ha indicado que la muestra de ADN de los familiares desaparecidos se tiene que "conservar en oscuridad y tiene una vida reducida", por lo que se debe abordar el siguiente paso en torno a los tres o cuatro años y, en ese periodo de tiempo, se debe realizar la extracción de ADN.

Esa extracción de ADN, ha dicho Baraibar, garantiza el uso y la posibilidad de identificación de una persona a lo largo de 15 años aproximadamente, por lo que supone una "garantía de un tiempo muy prolongado" para abordar la tercera fase.

La tercera fase consistiría en la secuenciación del ADN, lo que supone ya una información digital permanente.

Baraibar ha informado de que se mantendrá una entrevista con las personas afectadas en la que se explicará "el objetivo, el escenario y no se generarán falsas expectativas".

También ha comentado, sobre la retirada de la Cruz Laureada, que responde a un "mandato legal" y que cumple el programa de retirada de simbología franquista cuyo objetivo es "la democratización del espacio público".

La intervención tendrá lugar el próximo lunes 26 de septiembre y en la operación se instalarán paneles informativos en los que se explique la diferencia entre historia y memoria, qué marca la ley, en qué consiste la intervención o el contexto, entre otras cuestiones.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual