Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ENTREVISTA

Javier Esparza: "Los partidos del cuatripartito tienen mil líos"

El presidente y portavoz parlamentario de UPN afirma que en el cuatripartito que sustenta al Gobierno de Navarra "tienen mil líos"

Actualizada 12/09/2016 a las 07:48
  • EFE. PAMPLONA
El presidente y portavoz parlamentario de UPN, Javier Esparza, afirma en una entrevista que en el cuatripartito que sustenta al Gobierno de Navarra "tienen mil líos" y la presidenta Uxue Barkos "sabe que su imagen está dañada", que "la gente ya no le cree", y por eso "se está montando un aparato de propaganda".

"Tras pasar de 53.000 votos en mayo de 2015 a 14.000 en junio de 2016, toda una moción de censura, Barkos ha decidido cambiar la portavocía del Gobierno porque se está montando un aparato de propaganda", dice Esparza.

Para el presidente de UPN, éste es "un Gobierno nacionalista al servicio del nacionalismo vasco y esto tiene un desgaste, como también lo tiene el tener de socio a Bildu, que sigue con el mismo discurso de toda la vida", por eso, sostiene, la presidenta quiere un acercamiento al PSN "que le limpie la imagen, pero el PSN es bastante más inteligente que todo eso".

"La gente ya no cree a Barkos, ni la gente que le votó, porque se han dado cuenta de que este Gobierno es incapaz de gestionar y de que su única obsesión es acercar Navarra al País Vasco y montar su Euskal Herria inventada", asevera.

Y alude a la futura ley foral de símbolos para permitir la ikurriña en las instituciones, "la bandera de otra comunidad autónoma pero la que ella siente en el corazón. Será una falta de respeto a los navarros que ya tenemos una bandera que nos representa a todos, se vote a quien se vote".
Asegura además Esparza que en el cuatripartito que sustenta al Ejecutivo foral "tienen mil líos" y de ahí que la presidenta dijera que la nueva portavoz se va a ocupar de que "el día a día con la mayoría parlamentaria sea más solvente".

Lamenta asimismo la actitud de un Gobierno que "no escucha a nadie porque tiene la verdad absoluta. Es el Gobierno de la escucha activa para hacer luego todo por el artículo 33", lo que luego lleva en su opinión por ejemplo a "recortes" en los presupuestos aprobados, "que ellos llaman bloqueos", para poder atender asuntos como la renta básica que no se dotó de suficientes recursos, "algo que UPN ya les advirtió".

El líder regionalista critica igualmente que "de lo importante no han hecho nada" y sin embargo "han utilizado el autogobierno para crujirnos a impuestos" y "cumplir así el acuerdo programático del cuatripartito, una carta a los Reyes Magos según dijo el propio consejero de Hacienda".

En la misma línea cuestiona la política educativa del gabinete de Barkos porque "lo ocurrido en el último año ha sido de pesadilla", y al respecto apunta que "alguna responsabilidad tendrá el consejero" de un departamento que "ya está gestionando Bildu" tras los cambios habidos en la dirección del mismo.

En Salud "es mentira" que se hayan reducido las listas de espera, subraya, y avisa que a finales de año puede haber "un problema" si sigue aumentando el gasto por los conciertos con la red privada, que ya se ha incrementado un 5 %, porque "estas empresas cobran y ese dinero no está presupuestado".

Javier Esparza añade a los "asuntos importantes mal gestionados" los de la consejería de Interior, donde "primero se cargan la Agencia Navarra de Emergencias solo porque viene de atrás, no importa que funcionara bien; después montan una nueva estructura con su gente y la dirección de bomberos salta por los aires; y ahora les presentan su dimisión 30 de los 33 mandos de la Policía Foral" y Navarra vive "el peor incendio en 30 años".

Con este análisis, se muestra convenido de que en las próximas elecciones forales los votantes deberán optar "o por estos o por un Gobierno en torno a UPN. O por un Gobierno que gobierna para los suyos o por un Gobierno que gobierna para todos".

Confiado en que si Mariano Rajoy revalida la presidencia del Gobierno central cumplirá el pacto con UPN y respetará el régimen foral, "no tengo por qué dudar de él", dice, Esparza fija ahora la atención en las elecciones de Euskadi porque su resultado "puede generar tensiones en el cuatripartito".

"Podemos en Navarra se los está comiendo con patatas, y Geroa Bai y Bildu están preocupados. Se miran todos de reojo. Si ahora Podemos tiene unos buenos resultados en las elecciones vascas generará suspicacias aquí", afirma.

Y augura que "en tres años o UPN o Podemos serán la primera fuerza de Navarra" y por lo tanto los regionalistas tienen "la responsabilidad de ofrecer en las próximas elecciones un programa atractivo y realista".

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual