Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TRIBUNALES

Dos de los tres acusados de abusos sexuales en San Fermín niegan los hechos

En el tercero de los juicios celebrados se ha llegado a un acuerdo de conformidad

Actualizada 27/07/2016 a las 23:56
Etiquetas
  • EFE. PAMPLONA
El Palacio de Justicia de Navarra ha acogido este miércoles tres juicios por sendos casos de abusos sexuales producidos por tocamientos a mujeres durante las pasadas fiestas de San Fermín, en dos de los cuales los acusados han negado los hechos y en el tercero se ha llegado a un acuerdo de conformidad.

En la primera de las vistas rápidas, el francés Stephane C., acusado de comisión de delito de abusos sexuales, y para quien el Ministerio Fiscal solicitaba un año de prisión, ha negado rotundamente el supuesto tocamiento "de glúteos, cadera y espalda" a la víctima, a la que supuestamente abordó por la espalda en un bar de la Plaza del Castillo.

"Lo más lejos que tengo en mente es hacer cosas de las que se me están acusando", ha manifestado, unas declaraciones que han apoyado algunos testigos, que han asegurado que "en absoluto" vieron el acto en cuestión.

Sin embargo, aunque la víctima ha manifestado que "pudo ser" que fuera el acusado quien realizara el tocamiento, una de las testigos se ha mostrado "completamente convencida" de que fue él: "Vi cómo el acusado le tocaba el culo, yo vi y ella sintió", ha asegurado, tras apuntar que ella se encontraba de frente al supuesto agresor y la víctima de espaldas a él.

El Ministerio Fiscal ha considerado que las explicaciones "no concuerdan para nada con lo que pudo ocurrir", ya que "parece completamente ilógico" que la mujer se enfrentara al supuesto agresor "sin ningún motivo". "Está perfectamente probado que fue el acusado", ha afirmado la fiscal, que ha mantenido la solicitud de pena de un año de prisión.

Por el contrario, la defensa ha asegurado que "no ha quedado probado" que se cometiera agresión sexual y ha destacado que la denuncia se había interpuesto por "una serie de hechos" que "en absoluto son agresión".

En el segundo, Peyo H., también de origen francés e igualmente acusado de un delito de abusos sexuales y para quien el Fiscal ha solicitado finalmente dos años de prisión en lugar de uno, ha negado "absolutamente" que los hechos se produjeran como se le acusaba.

"No hice nada de eso, pienso que es realmente una agresión sexual lo que describe, pero nunca he hecho ese gesto", ha reiterado el acusado en referencia a los "movimientos de acto sexual" de los que se le acusa de ejecutar hacia una mujer.

El imputado, que ha considerado que la víctima "a lo mejor se equivocó de persona", había interpuesto una denuncia a su vez por denuncia falsa: "Yo no puedo declarar que soy culpable, para mí es muy grave lo que ha hecho esta señora al hacer una denuncia sobre una persona que no es la culpable", ha lamentado.

Además, los testigos aportados por la defensa han declarado que "no ocurrió nada de lo que se describe" y que ninguno vio "ningún gesto por el que se le ha detenido", mientras que la víctima, que ha solicitado no declarar en la sala frente al acusado, se ha mostrado "absolutamente segura" de que él fue el agresor.

El Ministerio Fiscal ha considerado que "nadie puede tener ninguna duda de que la denuncia es rigurosamente cierta", y que el problema era "si el autor de los hechos era o no el acusado". "La autoría se ha visto claramente -ha apuntado-, sin ninguna duda es el acusado el que cometió estos hechos".

Por su parte, la defensa ha exigido que prevalezca "el derecho fundamental de presunción de inocencia" de "cualquier persona juzgada". "Tenemos como único testimonio la denuncia de la denunciante con un montón de resquicios y tambaleándose", ha añadido, tras señalar que "no han quedado probados los hechos".

Por su parte, el tercer acusado, también francés, Didier L., ha llegado a un acuerdo de conformidad por el cual el Ministerio Fiscal ha retirado la acusación por delito de abuso sexual y la defensa ha aceptado la condena de delito leve de lesiones, por la que pagará una indemnización de 500 euros a la víctima y 360 euros de multa.

Los hechos tuvieron lugar también en la madrugada de uno de los días de los Sanfermines en un bar de Pamplona, donde el acusado propinó un "golpe en el trasero" a la víctima.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual