Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
SOLIDARIDAD

Una "Semana Blanca" en Irak

  • Para recaudar fondos, ofrecen a los entes locales un proyecto de divulgación cultural

Imagen de la noticia

Una "Semana Blanca" en Irak

De izda. a dcha.: Manuel Martorell, Igor Uritzar y Juan Miguel Villarroel, ayer en Pamplona. JESÚS GARZARÓN

Imagen de la noticia

Una "Semana Blanca" en Irak

Una niña kurda posa con esquíes.

0
Actualizada 07/09/2011 a las 01:02
  • MARÍA JESÚS CASTILLEJO . PAMPLONA

EN el corazón de Oriente Medio, en una extensa zona montañosa, vive el pueblo kurdo, 40 millones de personas repartidas entre Turquía, Irán, Siria e Irak. Una etnia muy antigua, el mayor "pueblo sin Estado del mundo" y cuya principal figura histórica es Salah al Din (Saladino), que frenó a los Cruzados en Palestina y firmó la paz con Ricardo Corazón de León y Berenguela de Navarra... También cuentan que una mujer kurda, Lady Adela, gobernó la ciudad de Halabja o que la princesa Jansad dirigió un ejército entero. Y es que la historia de los kurdos y su riqueza cultural, social, etc., como la de tantos otros pueblos, se conoce poco. Un grupo de personas, implicadas en la asociación navarra Tigris, están empeñadas en "romper los muros" del desconocimiento y de la desconfianza creados entre Oriente Medio y Occidente, en palabras del periodista navarro Manuel Martorell. Guerras, atentados y otras noticias negativas han fomentado numerosos "estereotipos" sobre esta zona, como si en ella no hubiera otra cosa que "peligro y fundamentalismo islámico", indica. Martorell y otros colaboradores como Igor Uritzar, técnico deportivo de esquí en la Escuela Valle del Roncal, Juan Miguel Villarroel, ingeniero de montes, o Karlos Zurutuza, periodista y monitor de esquí, sueñan con llevar la filosofía de la "Semana Blanca", con la que miles de niños navarros disfrutan unos días de la práctica del esquí de fondo, a los niños y jóvenes kurdos de Irak. Los primeros monitores El proyecto, "Jugando con la nieve kurda", ya ha dado sus primeros pasos. Igor Uritzar viajó un mes en enero a Penjwin, en el Kurdistán iraquí -como Cataluña en tamaño-, al norte del país y donde viven 6 millones de personas. El objetivo: formar a jóvenes kurdos como monitores de esquí, 5 de dicha ciudad y 11 alumnos -3 mujeres-, junto con el director y un profesor, de la Facultad de Deportes de la Universidad de Suleimaniya. Por cierto, Mohamed Salar Aziz, profesor de la Facultad de Agricultura de la dicha universidad y en lace del proyecto, realizó su doctorado en la UPNA gracias a un convenio de colaboración entre ambos centros. Salar se alojó entonces en casa de Juan Miguel Villarroel y él le devolvió la visita este mes de junio. Momento que aprovechó para entregar a los monitores kurdos de esquí los certificados oficiales de la Escuela Valle del Roncal. "Vine encantado, es gente muy hospitalaria y agradable y me he sentido como en casa", afirma Villarroel.

Pero el sueño comenzó ya en 2009, cuando Igor Uritzar y Karlos Kurutuza, monitores en la Semana Blanca desde hace años, tuvieron la idea. Primero pensaron en Turquía, pero hubo que descartarla por cuestiones políticas.

En Irak, terminada la guerra y el régimen de Sadam Hussein, el pueblo kurdo -que sufrió en su día un grave genocidio- vive hoy una situación de estabilidad. De hecho, cuenta Martorell, ahora la preocupación es potenciar el progreso y el desarrollo, económico, social, etc. Y algo que despierta especial interés, añade, es el deporte. "Por eso nos gustaría traer a Navarra, por ejemplo, a Ali Qader Othman, director de la Facultad de Deportes, y a Mohamed Salar para que conozcan en persona la campaña de esquí de fondo en Isaba, así como otras infraestructuras deportivas", dice.

Más inmediato es regresar en breve a Irak, formar a más monitores y que empiecen a dar clases a niños y jóvenes de la zona. Mientras tanto, ya llevaron allí 50 pares de esquíes, botas y otros materiales, con la colaboración de la Escuela de Isaba, librería Muga, viajes Itsalur y Nacomex.

Para fomentar "la solidaridad, la cooperación y el intercambio cultural, desde el respeto mutuo" y recaudar fondos para el proyecto solidario, Tigris ofrece a ayuntamientos y otras entidades -ya colaboraron el de Zizur Mayor y Civican- un proyecto de divulgación, "Oriente Medio: Mosaico de culturas y tierra de convivencia en la diversidad", con una exposición fotográfica, charlas, documental, actuación musical... Su coste es de 1.500 euros (contactos: tigris.navarra@gmail.com). Y como se dice que soñar es gratis, esperan lograr algún día vínculos de hermandad entre ayuntamientos navarros y kurdos.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual