Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
A SUS 22 AÑOS

Una navarra de musical

  • Raquel Esteban es una pamplonesa de 22 años afincada en Madrid. Después de formar parte del reparto de bailarines en el musical de Mecano, se encuentra inmersa en la gira de 40, el Musical

Imagen de la noticia

Raquel Esteban en una de las sesiones fotográficas con Eneko Azpiroz. AZPIROZ

0
Actualizada 30/11/2011 a las 00:43
  • SILVIA AYERRA . PAMPLONA

CON Mecano fue todo a lo grande. Acababa de salir del huevo, de Pamplona, y verme metida de repente en aquello, con gente tan profesional, fue un subidón". Así resume Raquel Esteban su debut como bailarina en el musical Hoy no me puedo levantar .Esta bailarina de 22 años nacida en Pamplona asegura que el tiempo en el que formó parte del reparto del musical de Mecano fue su tiempo de crecimiento, "su paso de niña a mujer". Tras esa primera experiencia, se embarcó en un nuevo proyecto que le trajo hace unos días de vuelta a Pamplona. Raquel es una de las bailarinas de 40, el Musical con el que está recorriendo las principales capitales españolas. Su trabajo es "su pasión" y no cambiaría por nada la posibilidad de estar en contacto continuo con el público que acude a verle. "Los viajes se hacen pesados y la gira es una verdadera paliza. Pero me gusta ver que si hago el tonto, el público se ríe, me entiende lo que quiero transmitir. El público es lo que me hace sentir bien allá arriba".

Artista todoterreno

Raquel estudió en el colegio Teresianas y en la Escuela de Artes y Oficios, pero tenía claro desde pequeña que su sitio estaba vinculado a la música. Además de sus ocho años de formación en gimnasia rítmica, dedicó sus últimos años en Pamplona a dar clases en la Escuela Le Bal donde se atrevió con ritmos que iban desde el hip hop hasta el ballet. Se convirtió en una de las chicas de Álex Ubago al protagonizar uno de sus videoclips, Instantes. "Fue muy divertido porque nunca me había puesto delante de una cámara. Todo un primer paso, una conexión". Su imagen pudo verse también en las marquesinas de Pamplona cuando realizó una campaña contra la drogadicción.

Pero todo cambió cuando se marchó a Barcelona hace tres años. "Mientras estudiaba comedia musical en la escuela de Coco Comín, me enteré que hacían un casting para el musical de Hoy no me puedo levantar y dije, "me tengo que presentar". Pasé una prueba, pasé otra, y otra, y al final me cogieron". Y tras ese año de cambio, de estrenos y de "salir pasada de energía en cada función", Raquel acabó en Madrid formando parte del elenco de 40, el Musical, estrenado recientemente en Pamplona. "Estaba ilusionada, agitada, nerviosa... Di todos los días el 200%. El público se animó mucho al final, y fue increíble ver allí a mi familia".

Una canción de Michael Jackson o Madonna. Ese sería el elemento que Raquel añadiría al musical. Nada más. En la coreografía de Las Supermanas, donde interpreta el rol de "tontita" a la vez que de chica carismática y divertida es donde confiesa sentirse más cómoda. La joven disfruta dentro de un musical, aunque no se considera una bailarina clásica. "Baile e interpretación van de la mano, porque por muy buen bailarín que seas, si no expresas y transmites, no serás nunca bueno del todo".

Su mundo hoy es un mundo difícil, muy competitivo, "pero las cosas acaban saliendo". "Lo importante es formarse, ser fuerte y, sobre todo, quererlo de verdad". Esos son sus ingredientes del éxito. Raquel sueña con salir de España, quizás a Alemania o Londres. La televisión y la interpretación son dos de sus metas para las que ya se está preparando con cursos y clases. "Tengo muy claro lo que no quiero, ahora tengo qué averiguar qué quiero. Aunque no soy nada conformista y sí algo ambiciosa. Me encantaría acabar presentando un programa de MTV".

Ésta enamorada de la música, de las películas con amigos acompañados de un té caliente y de los viajes, sólo echa de menos la tranquilidad que encontraba en Pamplona. "También los jardines, además de mi familia y de mis amigos, claro. Quizás sigo en una nube desde que me fui. Aunque si quiero, también sé encontrar tranqulidad en Madrid".

MÁS PERSONAL

Una canción Let me be, de Xabier Rudd.

Un momento del día La noche, pasadas las 12.

Una comida Los calamares en su tinta que cocina su madre.

Una película This is England, de Meadous.

Un libro El pequeño vampiro,de Angela Sommer.

Una ciudad Barcelona.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra