Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ANAI ASTIZ CONSEJERO DE FOMENTO Y VIVIENDA

"Tendremos que acelerar para cumplir los plazos del TAV"

  • "La desgracia de este país ha sido que ha habido un partido, el PP, que todo lo ha visto desde la crítica"

Imagen de la noticia

"Tendremos que acelerar para cumplir los plazos del TAV"

Anai Astiz, en la ventana de su despacho del departamento de Obras Públicas, desde la que se divisa el Casco Viejo pamplonés. JAVIER SESMA

Imagen de la noticia

"Tendremos que acelerar para cumplir los plazos del TAV"

El consejero de Fomento y Vivienda, durante la entrevista. JAVIER SESMA

5
Actualizada 28/08/2011 a las 14:57
  • MARCOS SÁNCHEZ . PAMPLONA

Políticamente hablando, Anai Astiz Medrano siempre había estado en al sombra hasta que en la última legislatura los focos comenzaron a alumbrarle de lleno con motivo de las negociaciones presupuestarias entre el Gobierno foral y el PSN. Astiz, de 55 años, viudo y sin hijos, fue el interlocutor socialista principal con el que tuvo que lidiar el Ejecutivo de UPN, especialmente el consejero de Economía, Álvaro Miranda. Ahora Astiz y Miranda comparten mesa cada miércoles en las reuniones semanales del gobierno de coalición. El primero ha asumido la cartera de Fomento y Vivienda, y, al menos de momento, como buen aterrizado en un departamento que desconoce, habla más de generalidades que de concreciones.

¿Cuándo le plantearon ser consejero?

No podría decir la fecha exacta... Desde luego, antes de que salió publicado en los medios. Por mi formación y mi carácter, cuando a mí me piden que una información sea reservada la mantengo en la reserva, pero veo que luego otros no hacen lo mismo. No hice nada público hasta el momento en el que Roberto Jiménez lo planteó en la ejecutiva del PSN. A mí se me pidió discreción, y la tuve. Eso sí, al igual que Roberto Jiménez me pidió reserva, yo le pedí permiso para que un día antes de que se hiciera público yo lo pudiese transmitir a mi empresa. Sigo siendo profesional, ahora en excedencia, de Caja Navarra, ahora Banca Cívica, y me parecía oportuno decírselo antes.

¿Qué puesto ocupaba en Caja Navarra?

Estaba en Patrimonios CAN, lo que antiguamente era la unidad de Banca Privada.

En Caja Navarra, ¿ha llegado alguna vez a atender en ventanilla de sucursal?

Sí, claro. Fui director de la primera oficina de Caja Navarra que se abrió en La Rioja, en Calahorra. Fue mi primer destino y de ahí pasé a ser director de la oficina principal en Logroño, donde estuve diez años. Luego pasé a ser el responsable de todo el asunto de Banca Privada en el valle del Ebro, hasta que vine a Pamplona.

¿Tiene acciones en Bolsa de Banca Cívica?

Evidentemente. Es una buena acción, a ella responde una buena entidad como es Banca Cívica o Caja Navarra, y la gente obtendrá sus retornos vía dividendos o revalorización de la acción.

¿Cuántas acciones posee?

No lo sé. Entré por el tramo de empleados.

Antes que para Fomento y Vivienda, el nombre de Anai Astiz sonó para la cartera de Economía o la de Industria.

No sé quién lanza los rumores. En estas cosas, todo el mundo hace sus quinielas y, lógicamente, como participé en las negociaciones presupuestarias con el anterior Gobierno dado mi perfil profesional, se hablaba de mi nombre para lo económico. Fomento y Vivienda es una consejería muy técnica, pero también económica. Hay licitaciones y contrataciones, y hay que valorar mucho los costes de las infraestructuras.

Costes que, en una época de vacas muy flacas, deben ser mínimos...

Más que mínimos, eficientes. Este departamento es, más que de gasto, de inversión, aunque evidentemente la inversión conlleva un gasto. La clave es ver qué retornos sociales y en favor de la igualdad de toda Navarra generan esas inversiones. Estamos en una situación de vacas flacas, por lo que tan importante como hacer infraestructuras es evaluar los retornos y que cada proyecto lleve adherido los costes de conservación. Por otra parte, cuando hay menos dinero, hay que priorizar ideas de futuro. En infraestructuras, los procesos son lentos en el tiempo, ya que hay que hacer el proyecto, madurarlo... Se trata de que todo el trabajo previo necesario para la realización de infraestructuras esté listo para cuando la situación económica mejore.

¿Qué ideas de futuro tiene?

Unas tienen que ser de continuidad; otras, de conservación del patrimonio; y otras, nuevas. Es importante, por un lado, conocer nuestra capacidad presupuestaria y, por otro, que las ideas las traslade en primer lugar al Parlamento en respuesta al respeto institucional que le debe tener el Gobierno de Navarra .

UPN y PSN tienen garantizada la mayoría parlamentaria, así que eso lo tienen salvado. Ahora bien, ¿hay dinero para emprender nuevas acciones?

La mayoría entre PSN y UPN es real, pero este consejero no va a excluir a nadie. Cualquier buena idea hay que cogerla, no me importa de dónde venga. Lógicamente, habrá que pasarla por el tamiz presupuestario.

¿Los cuatro próximos años serán los de las obras del TAV pero de nada más?

La gran inversión de la legislatura es el Tren de Alta Velocidad. Esta semana se han abierto ya las plicas económicas para la adjudicación del primer tramo. Ahora ya no estamos hablando de líneas o de convenios. Todos los pasos previos ya se han dado. Ahora estamos hablando de realidades. Antes de final de año empezarán las obras con el movimiento de tierras, lo que generará trabajo. Eso no quiere decir que no tengamos que hacer más cosas. Hay que seguir adelante con el Plan de Carreteras. Habrá que readaptarlo para priorizar actuaciones, buscando la agilidad para las zonas navarras más deprimidas. Cada alcalde piensa que su zona es la que más mejoras necesita, pero cuando los recursos son limitados hay que priorizar.

¿Todos los tramos del TAV se van a ejecutar en plazo o la crisis puede ocasionar retrasos?

Espero que la crisis no influya y en eso estamos trabajando. Ya hemos conseguido, aunque con una pequeñísima demora debido a que ha habido que resolver un tema relativo a las expropiaciones, que el primer tramo se pueda iniciar casi en plazo. Lógicamente, tendremos que acelerar. Tenemos que andar mucho para que se puedan ir cumpliendo los plazos. Siendo una infraestructura tan importante, que va a generar tanto trabajo y tantos recursos, es prioritaria.

El PSN y Guenduláin

El consejero de Economía, Álvaro Miranda, ha dicho que la reducción del IVA del 8% al 4% por la compra de vivienda nueva hasta finales de año, aprobada por el Gobierno de Zapatero, no va a ser eficaz. ¿Qué opina de la medida el consejero de Vivienda?

Estamos en una situación en la que cualquier medida económica que se adopte nunca es perfecta. Ésta puede favorecer a que haya una mayor venta de vivienda nueva, con la contrapartida lógica de una caída en la recaudación vía IVA. Yo creo que es una buena medida porque necesitamos que el mercado inmobiliario se reactive y todo lo que ayude no va mal. El PP ya ha dicho que esta medida sí, y además dos huevos duros más: en el caso de que gane las elecciones, la va a prologar hasta 2013 con topes para las ayudas por vivienda, algo que no es novedoso porque esos topes ya existen en Navarra. La desgracia de este país ha sido que ha habido un partido, el PP, que todo lo ha visto desde la crítica, cuando lo necesario era unidad y colaboración.

¿Lo están pasando mal las constructoras y promotoras navarras con la crisis?

Se ha vivido una situación de burbuja inmobiliaria, las empresas tenían una excelente capacidad productiva porque la demanda la iba generando e iban haciendo inversiones a futuro, pero se ha parado todo o la demanda ha bajado sustancialmente. Las empresas navarras están mejor que otras del resto de España porque aquí ha habido menos incidencia de la explosión de la burbuja.

Hablando de inversiones hechas por los constructores en proyectos que se han parado: ¿qué ocurre con Guenduláin?

Se aprobó el PSIS en el año 2010 y está en fase de tramitación administrativo-urbanística. No se ha dado ningún paso más. Es una tema que ahí está y habrá que ver cuándo y cómo se aborda.

Hablando claro: ¿habrá obras en Guenduláin esta legislatura?

No lo sé. Lo veremos. Depende de la tramitación, de la demanda que vaya a haber, de la ordenación...

Su partido, el PSN, propuso en 2009 que el Gobierno de Navarra comprase a los constructores, asfixiados por la crisis y sin dinero para refinanciar los créditos, los derechos edificatorios de Guenduláin, operación que se cifró en unos 90 millones de euros.

Hubo una cesión de los terrenos a una sociedad pública y, en el momento en el que estén acabados todos los trámites del PSIS, tendrán que devolverse los derechos, tal y como está regulado.

Si está regulado, ¿por qué el PSN propuso aquello?

El de Guenduláin fue un proyecto que nosotros no compartíamos en su inicio, salvo por la salvedad de crear un banco público de suelo. Las alternativas que se han planteado han ido quedando desfasadas en función de los pasos que se han dado.

Otros desarrollos como Ardoi, Erripagaña, Entremutilvas o Lezkairu parecen ir hacia delante. Sin embargo, en ellas hay muchas parcelas sin actividad. ¿Se están quedando los bancos en Navarra mucho suelo que era de las constructoras?

No hay tantas parcelas. La incidencia de la burbuja inmobiliaria ha sido muy limitada en Navarra y no ha habido situaciones como las del resto de España, donde han caído grandes inmobiliarias.

¿Se va a empezar pronto a construir en Donapea, donde están previstas unas 4.000 viviendas, el 85% protegidas? Se habló de comenzar las obras de urbanización en 2009 y, a día de hoy, sólo ha habido allí catas arqueológicas y movimiento de tierras.

Lo tendría que mirar. Estoy en fase de ir conociendo todos los aspectos. (Esta entrevista tuvo lugar el jueves. Un día después, desde Fomento y Vivienda indicaron que Donapea se encuentra en fase de inicio de las obras de urbanización, pero que todavía no hay fechas).

¿Tiene pensados algún proyecto o actuación en materia de vivienda?

Sobre todo, hay que equilibrar oferta y demanda. En estos momentos parece que se está reivindicando el alquiler, lo que tendremos que ir mirando. También habrá que analizar lo ocurrido en la primera aplicación del censo único para ver qué no ha funcionado lo suficientemente bien, sobre todo en aspectos de información. Pero insisto, estoy en fase de análisis.

¿Volverá el PSN a proponer cambios en la ley en favor de las cooperativas sindicales de vivienda? La pasada legislatura se generó con esto un duro enfrentamiento entre ustedes y UPN...

Yo soy del PSN, pero no soy un interlocutor del partido, sino consejero del Gobierno de Navarra. Las pautas de funcionamiento del Gobierno están marcadas por un acuerdo político e iremos haciéndonos planteamientos de lo que vaya surgiendo. No serán decisiones de UPN ni del PSN, sino del Gobierno.

Pero no se puede desligar, el Gobierno está formado por UPN y PSN.

No se puede desligar, pero habrá que buscar el acuerdo. Las iniciativas parlamentarias de cada grupo político las iremos viendo.

¿Un nuevo desencuentro entre PSN y UPN en el Parlamento sobre el cooperativismo pondrá en peligro el Gobierno?

Hablar sobre hipótesis... Hay un acuerdo político en el que toda la gente del Gobierno estamos empeñados.

DNI

Anai Astiz Medrano nació en Caracas (Venezuela) el 6 de mayo de 1956, pero al año y medio ya residía en Pamplona. Hijo de Mariano Astiz y María Luis Medrano, tiene dos hermanos reales, Jon Astiz y Marisa Goñi (fruto de un segundo matrimonio de la madre con Ángel Goñi), y un primo carnal al que él considera también hermano, Javier Medrano. Ex alumno de los Escolapios y del San Miguel de Aralar, el consejero es diplomado en Ciencias Humanas y máster en Dirección General de Empresas.

Trayectoria política y sindical. Integrante de la Agrupación Socialista de Pamplona y delegado sindical de UGT en Caja Navarra, Anai Astiz es miembro del comité regional del PSN desde 2003 y de la ejecutiva regional del partido desde 2004.

Nacido en Caracas, viudo y con el Mont Blanc pendiente

El consejero de Vivienda, ¿en qué tipo de vivienda vive?

En un piso.

¿Paga hipoteca?

Afortunadamente para mí, ya la pagué.

Como está en excedencia, cuando deje de ser consejero podrá volver a su puesto de trabajo, por lo que no tendrá la necesidad de cobrar cesantías, ¿no?

Mi perspectiva es de volver a mi trabajo cuando deje de ser consejero. Con lo de las cesantías se ha exagerado, independientemente de que el sistema sea mejorable, y poco más tengo que decir. Las cosas que puedan rechinar y conviene modificar, que se modifiquen.

¿Tuvo que meditar mucho para aceptar ser consejero?

En la balanza se ponen muchas cosas. Por una parte, la comodidad de lo que yo conozco y en lo que estoy; por otra, que una persona a la que estimo y a la que considero un importante líder, como es Roberto Jiménez, deposite su confianza en mí. Ante la posibilidad de poder trabajar desde la primera fila por mejorar las cosas, me planteé que, si no lo hago ahora, ya no lo iba a hacer nunca. Tenía cierta incertidumbre, pero la ilusión ha primado sobre ella.

¿Influye la familia en una decisión así?

En mi caso, no.

¿Y el sueldo? ¿Va a cobrar ahora más que antes?

No. Voy a ganar menos. Es una decisión personal, y punto. No lo lamento.

¿Cómo es usted cuando no viste de traje y corbata?

Igual con corbata que sin ella. Soy una persona austera y voy a tratar de seguir siéndolo.

¿Austera en qué sentido?

En los hábitos. Voy a tratar de que me cambie la vida lo menos posible en lo personal, en mis relaciones, en mis costumbres, en mi forma de ser.

¿Qué aficiones tiene?

Muy normales. Me ha encantado siempre la montaña y trato de seguir practicándola, aunque ya no a los niveles de antes. Antes hacía rutas muy exigentes de alta montaña y ahora son rutas verdes y cómodas. Los dosmiles son ya pasado.

¿Cuál es la cumbre más alta que ha conquistado?

La del Aneto (3.404 metros). Iba a hacer el Mont Blanc (4.810) con una de las personas que estuvo en el Aneto conmigo y, desgraciadamente, al año siguiente se mató haciendo alpinismo precisamente en el Mont Blanc. Habría sido mi mayor cumbre, en el caso de que hubiese logrado llegar a ella, claro.

Su nombre, Anai, es inusual.

Por lo que me comentan, la traducción más cercana sería "anaia", que quiere decir hermano o hermana.

Usted nació en Caracas, Venezuela. ¿Por qué?

Mis padres eran navarros. Por razones de la guerra y el empleo, emigraron y tanto mi hermano como yo nacimos allá. Al año y medio de vida yo estaba ya en Pamplona. Mi padre quedó en Venezuela, murió allá antes de que volviésemos.

¿De qué trabajaba su padre?

En temas económicos. Prácticamente no lo conocí. Mi padre era de la zona de Irurtzun, creo que de Egiarreta. Éste es un tema que siempre en mi familia se ha tocado poco, porque mi madre se casó luego en segundas nupcias. Así que tuve un segundo padre, también fallecido ya, al igual que mi madre.

Hay otra muerte en su vida. Usted es viudo.

Sí. Enviudé en el año 2000. Fue una situación desgraciada que me afectó mucho. Que tu compañera, con treinta y tantos años, muera de un infarto cerebral es duro.

¿Marca mucho algo así?

Estamos preparados para superar cosas así, pero normalmente lo superas con el paso del tiempo. Cuando vives una situación tan traumática como ésa, luego las cosas las ves de otra forma, con más perspectiva y separando entre las que realmente son importantes y las que no. Te hace madurar.

¿La austeridad que decía antes puede deberse en parte a cierto grado de tristeza?

No. Toda mi familia ha sido muy austera, en unos momentos por necesidad y en otros por hábito. Es algo que he recibido en mi educación, de mis padres y de la escuela profesional que ha sido para mí Caja Navarra. Cada uno es fruto de su historia.



  • Harry Calajan
    (28/08/11 20:37)
    #5

    ZEPPELIN dijo..
    Explicame dónde ves el desarrollo cuando el billete de ida cuesta 90 euracos y no lo va a coger ni dios. Como el aeropuerto de Noain ¿no?

    Responder

  • Ignacio
    (28/08/11 17:48)
    #4

    Animo Anai lo vas a hacer fenomenalmente. Que pena que no haya mas gente en la política que piense como tu. Recuerdos para ti y para tu hermano Jon.  Tienda de Burlada.

    Responder

  • ZEPPELIN
    (28/08/11 17:12)
    #3

    TAFALLES.Te doy la razon ,se ha de procurar que el dinero para Navarra,venga de donde venga,se quede en Navarra; a PERPLEJO le diria que me deja idem;ya que el TAV es fundamental en el desarrollo de Navarra.

    Responder

  • Tafallés
    (28/08/11 13:57)
    #2

    ¿Puestos de trabajo el TAV? Serán para los contribuyentes de Navarra o para los trabajadores portugueses y de norte Europa, que traen las subcontratas pagándoles sueldos miserables y con jornadas de trabajo initerminables. Tenemos el ejemplo del canal de Navarra. Al final algo que no nos hace falta para que se repartan la pasta los de siempre.

    Responder

  • Perplejo
    (28/08/11 11:52)
    #1

    Recortes en educación, vivienda, sanidad, pensiones...  y sin embargo para el TAV si hay dinero. Se me escapa, no le encuentro lógica ni explicación. Dentro de unos años tendremos un supertren que no podremos utilizar porque no tendremos dinero para pagar el billete.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual