Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Sor Catalina, monja de los enfermos y beata

  • La catedral de la Almudena de Madrid acogió la beatificación de la pamplonesa Catalina Irigoyen

Imagen de la noticia

Los concelebrantes de la ceremonia de beatificación, en el altar de la Almudena y junto a una imagen de la pamplonesa Catalina Irigoyen. MODEM PRESS

Imagen de la noticia

Siervas de María de todo el mundo se dieron cita en Madrid para vivir la beatificación. MODEM PRESS

Imagen de la noticia

El arzobispo de Pamplona y el párroco de Erratzu, junto a familiares de la nueva beata. MODEM PRESS

1
Actualizada 30/10/2011 a las 01:05
  • M.A.E. . MADRID

Más de seiscientas Siervas de María llegadas de todo el mundo a Madrid, y entre ellas muchas navarras, respondieron con un alborozado aplauso y lanzaron al aire el pañuelo conmemorativo de la Sierva Catalina Irigoyen tras la lectura ayer del acta de beatificación que leyó el cardenal Amato, prefecto de la congregación para las causas de los santos en nombre del Papa. Era la primera vez que se celebraba una beatificación en la Catedral de Santa María la Real de la Almudena. Catalina Irigoyen Echegaray, la menor de ocho hermanos, dos fallecidos, nació en la calle Mercaderes, en el edificio de Casa Unzu. Sor Desposorios fue hija de Tiburcio Irigoyen, de Erratzu, y la pamplonesa Leonarda Echegaray.

A las doce en punto se inició el cortejo de los concelebrantes, presididos por el cardenal Ángel Amato y el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio Mª Rouco Varela. Entre la treintena de concelebrantes que les seguían se encontraban los arzobispos de Pamplona (Francisco Pérez), Toledo (Braulio Rodríguez Plaza), Granada (Francisco Javier Martínez), Santiago de Compostela (Julián Barrio), Valladolid (Ricardo Blázquez) y La Paz de Bolivia (Edmundo Abastoflor), así como los obispos de Alcalá de Henares, Ciudad Real, Córdoba, Segovia, Palencia, Bilbao, Tarazona y Logroño, más los obispos auxiliares de Madrid y La Paz.

El cardenal Rouco leyó la biografía de la santa, que luego amplió el cardenal Amato. Ambos recordaron su nacimiento en Pamplona en 1848, su bautismo en la catedral, su paso por el colegio de las Dominicas, su piadosa y servicial juventud atendiendo a los enfermos del hospital y el cuidado de sus familiares enfermos y mayores, su ingreso en las Siervas cuando contaba 31 años y los largos años pasados en la Casa de Chamberí de Madrid al cuidado de los enfermos con una dedicación ejemplar, su penosa enfermedad de tuberculosis ósea y su fallecimiento en 1918.

Amplia asistencia navarra

Fue entonces cuando el cardenal Amato leyó en latín la fórmula de beatificación en nombre del Benedicto XVI: "La venerable Sierva de Dios Sor María Catalina Irigoyen Echegaray se inscribe en el número de los beatos". En ese momento se alzó el velo que cubría el gran cuadro con la imagen de la beata y fue entonces cuando los cientos de Siervas que llenaban el templo comenzaron un aplauso que se extendió por toda la catedral. Aplaudían todos los concelebrantes, aplaudía especialmente emocionado el arzobispo de Pamplona y el párroco de Erratzu que también estaba en el templo, y aplaudía Celina Arbizu, superiora del convento de la Plaza de San José. También las provinciales de Madrid y Cataluña, Nuria Juango y Pilar Zudaire, respectivamente, que son navarras; las 16 monjas llegadas de Navarra; Julia Castillo, postuladora de la Causa; y la navarra Carmen Yoldi, vicaria general que se desplazó desde Roma y se ha ocupado de conectar con todos los familiares de la beata. "Han venido unos sesenta, pertenecientes a la quinta y sexta generación de los hijos de las hermanas de Catalina que ahora viven por toda España", dijo. Hubo familiares de Madrid, Guipúzcoa, Zaragoza, Badajoz o Tenerife. Pero los de Navarra fueron los más numerosos. Ignacio del Villar, un tatarasobrino de la beata, leyó la epístola del libro de Isaías. "Me han enviado para dar la buena noticia a los que sufren, para vendar los corazones desgarrados", afirmó el joven mientras su padre y su tío, Félix y Angel María, escuchaban emocionados como otros familiares de Burlada y Errazu, que se trajeron la fotografía de la Casa Unandegía de la familia Irigoyen, donde veraneaba la beata y donde continuaron veraneando y descansando hasta hoy muchas Siervas de Navarra y su entorno. También estaban las hermanas González del Valle Allende, de Ardanaz, y más navarras como María Teresa Ochoa, de Zúñiga, medico geriátrico que trabaja con las Siervas en Madrid. O la bilbaína Lourdes Echegaray, otra sobrina tataranieta de la beata. No hubo ninguna representación institucional de Navarra pero fueron muchos los navarros que se acercaron a la Almudena, como el padre Goñi, capellán de la Plaza de Toros de las Ventas, o el padre Blanco, Justo Lacunza, que se encontró con otro compañero misionero delegado ahora de Misión Diocesana en Pamplona, Valentín Eguilez.

En un relicario, uno de los pequeños huesecillos enfermos de la pierna derecha de la santa, que una de las siervas llevó solemnemente hasta el altar mayor durante la ceremonia, permanecerá ahí a la espera de una santificación que sus hermanas Siervas de María no dudan que pronto llegará.



  • IRIGOYEN-IPARREA
    (07/01/12 22:48)
    #1

    Je suis très agréablement surpris et très honoré de découvrir, aujourd'hui, qu'un membre de ma famille a été béatifié. Vivant en France, je n'avais pas entendu parler de cette nouvelle extraordinaire; il est vrai qu'autrement je me serais fait une joie de participer aux cérémonies, célébrées en l'honneur de ma cousine, la Bienheureuse Maria Catalina Irigoyen Echegaray. L'arrière grand-père de Maria Catalina était un frère de mon grand-père de la 7ème génération, natifs d'Erratzu

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra