Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

Navarra Navarra

La Hemeroteca
PACTOS ELECTORALES

Sanz comunicó por carta a la ejecutiva de UPN que no hará nada que divida al partido

  • Afirma que será UPN la que tome la decisión y que él no liderará ninguna corriente interna

Imagen de la noticia

Sanz comunicó por carta a la ejecutiva de UPN que no hará nada que divida al partido

Carlos García Adanero, Yolanda Barcina y Alberto Catalán, dirigiéndose el lunes a la sede de UPN, donde se reunió el comité ejecutivo. JAVIER SESMA

20
Actualizada 07/09/2011 a las 01:03
Etiquetas
  • BEATRIZ ARNEDO . PAMPLONA

El ex presidente de UPN Miguel Sanz comunicó por carta al comité ejecutivo de su partido que rechaza la posibilidad de ir en coalición con el PP a las próximas elecciones generales, pero también quiso dejar claro que no tiene ninguna intención de liderar una corriente interna ni va a contribuir a fracturar la formación política que lideró.

El secretario general de UPN, Carlos García Adanero, fue el encargado de llevar la carta de Sanz a la reunión que la ejecutiva del partido celebró el pasado lunes. Y fue también quien la leyó a los miembros del comité. Una misiva breve, pero contundente, indicaron fuentes de la reunión. En ella, Sanz explicó por qué no acudió a la reunión del comité. Principalmente, para no ocasionar ninguna división interna.

Para entender la reacción de Sanz hay que remontarse al pasado viernes, al discurso que pronunció la presidenta de UPN, Yolanda Barcina, en el acto con el que el partido abrió el curso político, y que se celebró, como en los últimos años, en el restaurante Marisol, en Cadreita. Allí, para sorpresa de todos los presentes, anunció contactos con el PP para ir en coalición a las próximas elecciones generales del 20 de noviembre. Sanz no había ido, y enseguida recibió los mensajes telefónicos de algunos de los presentes. Luego fue la propia Barcina la que en una brevísima conversación le trasladó lo que acababa de anunciar.

Sanz no ocultó ante los suyos su rechazo a esta vía después de haber conseguido que UPN tenga voz propia en las Cortes y tras las "deslealtades" que a su juicio habían sufrido por parte de los populares. Por ese motivo, declaró a este periódico el pasado sábado: "Hoy estoy más dispuesto que ayer a ofrecerme a liderar la candidatura de UPN al Congreso". El apoyo interno que tendría su candidatura colisionaba claramente con el posible acuerdo UPN-PP. Los populares responsabilizan a Sanz de la ruptura del pacto y sería muy difícil que aceptaran que fuese en la lista de la coalición. Sanz insistió a este periódico que donde hablaría sería en el comité ejecutivo de su partido.

Pero, tras un domingo de reflexión, y seguro que después de haber intercambiado opiniones con personas de su partido, el ex presidente decidió no acudir a la ejecutiva convocada a las cinco de la tarde del pasado lunes. Y quiso que la veintena de dirigentes del partido supiera que el motivo había sido no perjudicar a su partido ni ayudar a que hubiera una división. En su carta, según ha podido saber este periódico, el ex presidente de UPN negó que hubiese querido plantear "un órdago" a Barcina al ofrecer su candidatura al Congreso. Aseguró que sólo expresó su intención de colaborar con el partido. El ex presidente mantuvo que era el partido el que debía tomar la decisión sobre cómo ir a las generales y que, en ese sentido, él no lideraría ninguna corriente interna. No facilitaría, en suma, que el partido se pudiera fracturar con este asunto. Eso sí, insistió en que no creía que un pacto con el PP fuese el mejor camino para UPN.

En su carta, Sanz lamentó, sin citar a nadie, que en este tema ha sufrido alguna deslealtad que no esperaba.

Barcina traslada a Rajoy el inicio de negociaciones para ir en coalición el 20-N

En la noche del pasado lunes, la presidenta de UPN, Yolanda Barcina, llamó por teléfono al líder del PP, Mariano Rajoy, para comunicarle el inicio de negociaciones para intentar que ambos partidos puedan ir en coalición a las elecciones generales. Barcina realizó esta llamada minutos después de que el comité ejecutivo de su partido autorizara que se realicen esos contactos.

El PP también está dialogando con el Partido Aragonesista (PAR). "Estamos dispuesto a hablar con todo el mundo que quiera colaborar con nuestro proyecto", afirmó ayer la vicesecretaria de Organización del PP y directora de la campaña electoral, Ana Mato. Ésta presentó la precampaña que su partido llevará a cabo bajo el lema "Empieza el cambio". Mato se limitó a afirmar que la base de las negociaciones será el programa y el "beneficio de los ciudadanos". Por su parte, el secretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, volvió ayer a respaldar un posible acuerdo entre UPN y el PP, al señalar que "la unión del centro y del centro derecha siempre es deseable".

Las conversaciones se están desarrollando al "más alto nivel". Barcina no habla con el presidente del PP navarro, Santiago Cervera, sino directamente con Rajoy. UPN defiende que deben ser los principales líderes de ambos partidos los que dirijan las conversaciones y aborden cualquier posible acuerdo.

Exigencia y crítica de Cervera

Una de las principales condiciones que UPN va a poner sobre la mesa es mantener la "voz propia" que tiene en el Grupo Mixto en las Cortes y que le permite intervenir en todos los temas. Lograr esa voz provocó en 2008 la ruptura entre ambas formaciones. El secretario general del partido, Carlos García Adanero, recalcó que no van a renunciar a ella. "Es importante, por no engañar a nadie, decir cuál es una condición indispensable" y "hablar claro desde el principio", defendió el dirigente regionalista.

Palabras que criticó ayer Cervera, al considerar que UPN no debería marcar "líneas rojas" antes de una negociación, cuando ha sido este partido el que se ha dirigido a ellos. "No nos parece muy lógico que quien llama a tu puerta, de entrada manifieste una serie de condiciones previas a tener esa reunión".

Pero el presidente del PP navarro no se quedó sólo en criticar la forma. Cervera dijo que no es un buen planteamiento que, de inicio, UPN "esté diciendo qué quiere conseguir para sus intereses de partido", en lugar de plantear qué va a aportar a los ciudadanos. Agregó que hoy quien está en disposición de "ganar las elecciones en Navarra, incluso con sus solas siglas, es el PP".

No es esa la visión de UPN. García Adanero destacó que su partido es "la fuerza más votada" en la Comunidad foral y que lo seguiría siendo el 20 de noviembre.

Al PSN "le preocupa" UPN

El portavoz del PSN en el Parlamento, Juan José Lizarbe, volvió a referirse a la negociación entre UPN y PP para las elecciones generales y mostró su "preocupación" por "las distracciones" del partido de Yolanda Barcina. "Sería deseable que UPN no se entretenga ni se distraiga en cuestiones domésticas y partidistas y se dedique a trabajar", como está haciendo el PSN, agregó. El socialista siguió echando leña al fuego, al afirmar que "no hay tiempo ni para siestas ni para estar en aventuras para quedar bien ni con el PP ni con nadie". Lizarbe indicó que "es sorprendente por parte de UPN" que después de haber mantenido una postura en relación con otras fuerzas políticas, "pasado el verano se vaya con el PP". Además, advirtió que "apostar todo al azul" para las elecciones generales puede ser una apuesta "de alto riesgo". "A ver si va a salir justamente al revés para quien lo está haciendo desde un punto de vista personal y partidario y para lo que puede ser el conjunto de los intereses de la Comunidad foral".



Ver más comentarios

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual