Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
TRIBUNALES

Piden 4 años de cárcel para un conductor que mató a una ciclista y se dio a la fuga

  • La defensa solicitó la absolución porque la víctima cruzó un semáforo de peatones de Buztintxuri en rojo

8
Actualizada 29/11/2011 a las 01:05
  • GABRIEL GONZÁLEZ . PAMPLONA

La fiscal pide 4 años de cárcel para el conductor que mató a una ciclista en Pamplona en agosto del año pasado y después de atropellarla se dio a la fuga. Le acusa de un delito de homicidio imprudente y otro de omisión del socorro. La defensa reclama la absolución porque la víctima cruzó la vía con el semáforo para peatones en rojo, pero la acusación sostiene que el coche circulaba a una velocidad inadecuada (entre 112 y 122 km/h en una carretera de 50, según la policía) y dio positivo en alcohol dos horas después, cuando fue localizado. El acusado, un joven de nacionalidad colombiana, se negó a declarar ayer en el juicio y sólo usó el turno de última palabra: "Siento lo que pasó. Perdón a la familia".

Yoanna Stoyanova Boyadzhieva, búlgara de 24 años que trabajaba en una tienda de churros de la Estafeta, murió cinco días después de ser atropellada en la avenida de Guipúzcoa, en Buztintxuri. Eran las 21.34 horas del domingo 29 de agosto cuando el coche conducido por el acusado atropelló a la mujer, que había echado el pie al suelo antes de cruzar. La víctima fue lanzada 47,5 metros. "Nunca había visto algo así, creo que en Pamplona nunca se ha dado un atropello de este tipo", dijo un policía municipal. Se refería a que fue un atropello "de volteo", en el que la víctima es lanzada por el golpe, sin arrastre, y por eso el morro del coche estaba arrugado, la luna destrozada, y el techo no presentaba impacto. En la parte trasera, había sangre.

Tuvo una actitud "chulesca"

La policía calculó la velocidad, "siempre basándose en los supuestos más favorables al acusado", gracias a un vídeo de una cámara de la zona, los daños en coche y bicicleta, y el lugar donde acabó el cuerpo. Según contó el agente, la mujer fue proyectada a 70/72 km/h y en el momento del impacto el coche iba a 84/86 km/h, ya que en el vídeo se le ve frenar. El acusado, inexpresivo durante todo el juicio, lloró cuando el agente enumeró las velocidades. Para la defensa, el estudio estaba basado "en conjeturas".

El coche se dio a la fuga. Un agente municipal fuera de servicio lo vio justo después "a una gran velocidad", y le llamó la atención el estado de la parte delantera, por lo que memorizó su matrícula y la comunicó a la base. El acusado se marchó hasta su casa, en la Chantrea. Un vecino habló con él. "Me dijo que le habían tirado una piedra. Luego dijo que había chocado contra una farola... Llama a la policía, le dije. "No, porque estoy tomado", me contestó. Y sí, iba totalmente borracho. Luego vi que había sangre en la parte de atrás del coche y le dije: "Tú has pillado a alguien". Me lo negó, negó, negó... A los diez minutos llegó la policía".

Para entonces, el acusado ya se había marchado con otro coche, después de ocultar el del atropello en el garaje. "El padre no colaboraba, y la madre tampoco. Al final llamaron a la novia y se puso el chico. Me dijo que la había liado y que ya se pasaría por comisaría mañana. Colgó. La madre volvió a llamar y le dije que viniera inmediatamente. Y me contestó: "Iré cuando me apetezca". Y colgó. Su actitud fue bastante chulesca". Se presentó en comisaría dos horas después. "Reconoció los hechos con total frialdad, rayando lo... no sé cómo podría decirlo", afirmó un agente. En la prueba de alcoholemia arrojó 0,48 y 0,45 mg/l.

Tras ser atropellada, la joven fue atendida por viandantes y conductores de otros coches, lo que sirvió a la defensa para argumentar que no existe el delito de omisión de socorro. Para el abogado de la familia de la víctima, que reclama 6 años de cárcel, sí existió: "Trató a Yoana como a un perro, la abandonó. Y el Código Penal dice que el autor de las lesiones tiene el deber de atender a la víctima de forma prioritaria". La familia también acusa al chófer conducción temeraria, por conducir tras el suceso 4/5 kilómetros con la luna rota, "sin visibilidad", bebido y a gran velocidad.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra