Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ACUERDO SOBRE LA CAZA DE PALOMAS CON RED

Palomas sin fronteras

  • Etxalar y Sara firmaron ayer en el collado Lizaieta, antigua aduana, un acuerdo que permite al municipio navarro mantener la tradicional caza de paloma con red, apoyándose en suelo francés

Imagen de la noticia

Palomas sin fronteras

Dantzaris de Sara bailaron con música de Etxalar en el mismo collado de Lizaieta, muga entre ambos municipios. P.F.L.

Imagen de la noticia

Palomas sin fronteras

Battite Laborde y Miguel Mari Irigoien, alcaldes de Sara y Etxalar. P.F.L.

0
Actualizada 05/09/2011 a las 01:02
  • PILAR FDEZ. LARREA . ETXALAR

OCHO kilómetros de sinuosa carretera al cobijo de robles de rostro amable y verde aún intenso, conducen desde Etxalar hasta el collado de Lizaieta, en la misma muga con Francia. Al otro lado de la ladera, un camino similar lleva hasta Sara. Autoridades y vecinos de los dos municipios salvaron ayer la distancia para encontrarse en el espectacular raso y firmar allí, justo donde el mapa les separa, un acuerdo para mantener la tradicional caza de palomas con red.

La cita era a las doce, el acto fue puntual y breve y acabó con un suculento aperitivo sobre el mismo mojón de frontera, allí donde no hace tantos años aún funcionaban las aduanas. Los ayuntamientos quisieron llevar al monte un acto que antaño se despachaba en una oficina. Escasas pero precisas palabras y una singular nota folclórica aderezaron el protocolo. Dantzaris de Sara bailaron con la música de las trikitixas de Etxalar. Una carpa les protegió de la previsión meteorológica, si bien la lluvia apareció sólo al final. Algunos vecinos, varios ciclistas y también turistas asomados en la terraza de la única venta del lugar compartieron el momento.

Atraer las palomas

Miguel Mari Irigoien y Jean Battite Laborde, alcaldes de Etxalar y Sara, arropados por sus concejales, dieron forma al convenio que, en definitiva, permite a los cazadores del municipio navarro utilizar los terrenos del francés con el fin de atraer a las palomas hasta las redes. A cambio reciben una compensación económica, un canon fijado en 1/13 parte del producto bruto de la caza, es decir, un euro por cada trece recaudados en la venta de las palomas atrapadas con las redes.

Miguel Mari Irigoien explicó que sólo buscaban "consagrar un hecho que existe desde tiempos inmemoriales, sobre todo por las buenas relaciones entre los dos municipios y por el interés turístico ligado a la caza de la paloma". El acuerdo se renovará cada año, y cancela y sustituye los anteriores de 1959, 1984 y 1990.

De esta forma, las Sociedad de Palomeros de Etxalar está autorizada a utilizar las parcelas de Ibantelly y Navarlaz, en Sara, así como a colocar los ojeadores y lanzadores de paletas en los parajes denominados Larrekua, Idoikua, Belata, Gibeltrapa, Haritza, Gaztainlepo, Ezpondagaina, Trapagibela y Trapa, lugares conocidos como "trepas".

Además, al inicio de la temporada, el 1 de octubre, y hasta el 20 de noviembre, el camino público de Sara situado delante de las redes se cerrará, excepto para los cazadores y, dado que la zona de caza está en el perímetro de protección de los lugares Natura 2000, toda modificación deberá ser autorizada por el consistorio francés. En este sentido, los ediles apelaron al "respeto y entendimiento entre los distintos los usuarios del monte, porque todos tienen derechos"

El germen de un impulso al turismo

El acuerdo firmado ayer expresa la voluntad de Sara y Etxalar de impulsar acciones comunes para el desarrollo de Lizaieta en la observación de aves y turismo sostenible. Y, a este respecto, Izaskun Goñi, gerente del consorcio de Bertiz, avanzó ayer que la idea es recuperar la antigua aduana de la Guardia Civil en Lizaieta, edificio cedido al ayuntamiento, como centro de observación de aves y adecuar una casa situada a pocos metros, pero ya en Sara, como albergue. El proyecto está pendiente del visto bueno de la Comisión de Trabajo de los Pirineos y se basa en la importancia que el collado tiene en las aves migratorias. "Es uno de los emplazamientos más importantes de Europa, junto a los de Trafalgar y Cádiz y, sin embargo, apenas se conoce", añadió y apuntó que este tipo de turismo está muy demandado entre los británicos. Por su parte, Miguel Mari Irigoien destacó que Etxalar cuenta con cerca de 40 casas rurales y que en Sara hay 45. "Los turistas tienen distinta procedencia y, al final, la zona es muy visitada y el método tradicional de la caza de paloma es uno de nuestros mayores potenciales", subrayó.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual