Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
DIRECTOR INSTITUTO NAVARRO DEL VASCUENCE

Maximino Gómez Serrano: "El euskera no debe usarse para otro fin que no sea la comunicación"

  • "No hay demasiados altos cargos del Gobierno que hablen euskera, aunque con algunos he podido intercambiar palabras"

Imagen de la noticia

Maximino Gómez Serrano: "El euskera no debe usarse para otro fin que no sea la comunicación"

El pamplonés Maximino Gómez, de 55 años, en su despacho de Euskarabidea, ubicado en el instituto Donibane de Pamplona CALLEJA

12
Actualizada 11/09/2011 a las 12:12
Etiquetas
  • SONSOLES ECHAVARREN . PAMPLONA .

Llega a la dirección del Instituto Navarro del Vascuence-Euskarabidea con "muchas ganas" de "promover e impulsar" el uso del euskera. Maximino Gómez Serrano, pamplonés de 55 años, aunará en su recién estrenado cargo dos de sus pasiones: el amor por la lengua vasca y la gestión administrativa. Gómez se confiesa un euskaldún tardío. "En mi casa no se hablaba euskera. De hecho, mi madre es de Toledo. Empecé a aprenderlo a los 14 años, cuando formaba parte de un grupo montaña. Lo hice sólo por gusto y afición". Maestro y pedagogo, ha ocupado en los últimos catorce años diferentes cargos de gestión con los consejeros regionalistas Laguna y Campoy y el convergente Pérez Nievas, entre ellos el de director del Servicio de Euskera. En la última legislatura, ha sido responsable del Organismo Autónomo de Escuelas Infantiles del Ayuntamiento de Pamplona, dependiente de la concejalía de José Iribas, el actual consejero de Educación. Gómez está casado y es padre de dos hijos, Ander (de 21 años y alumno de Ingeniería y en la UPNA) y Peio (de 15 y que va a empezar 3º de ESO en el instituto Pedro de Ursúa de Mendillorri, en el modelo D). "Mis hijos han estudiado en euskera en los colegios e institutos públicos del barrio". Sustituye en el cargo a Xabier Azanza, el primer presidente de la institución. Actualmente, Gómez tiene su plaza de orientador en el instituto Biurdana (modelo D).

Aterriza en Euskarabidea impulsado por José Iribas. ¿Le costó aceptar el nombramiento?

No, lo acepté muy rápido. Me siento tremendamente cómodo trabajando con Iribas. Es una persona que tiene una gran implicación y dedicación con los temas que gestiona. El mundo del euskera puede tener sus espinas pero también sus elementos positivos. Desde que se aprobó la Ley del Vascuence, hace 25 años, se ha avanzado mucho.

¿Hubiera trabajado con un Gobierno de "otro color"?

No lo sé. Creo que son más importantes las personas que las siglas. Yo soy independiente y a mi nadie me ha preguntado nunca a quién voto ni qué hago en mi tiempo libre. Me siento cómodo en un Gobierno que defiende una Navarra diversa, cohesionada, singular y única.

El consejero Carlos Pérez-Nievas (CDN) creó este instituto hace cuatro años para "normalizar y despolitizar" el euskera. "Sigue haciendo falta actualmente?

Euskarabidea no se crea de la nada, ya existían una estructuras previas. Es cierto que el euskera sigue estando politizado y se usa como un medio para un fin. Pero el único fin que tiene que tener es la comunicación. El mejor favor que podemos hacer a una Navarra plural es trabajar por conseguir que la lengua vasca sea un patrimonio de todos.

La gente escucha hablar de Euskarabidea pero no sabe muy bien para qué sirve...

La labor es variada. Desde la formación de los funcionarios en lengua vasca, al enriquecimiento lingüístico de los dialectos... También tenemos una mediateca a disposición del público, participamos en foros europeos sobre la diversidad lingüística... En definitiva, es un órgano del Gobierno para gestionar los recursos de desarrollo del euskera y para informar a las organizaciones públicas sobre todo lo que tiene que ver con esta lengua. Somos una plantilla de 38 personas, todos euskaldunes; la mayoría profesores y traductores. El equipo está cuajado tras cuatro años de trabajo y hay buen ambiente. Es un buen momento para ver qué proyectos vamos a abordar. Aunque por la crisis seguramente no podremos hacer todo lo que queramos y habrá que priorizar.

¿Con qué objetivos llega usted?

Me gustaría conseguir un uso correcto de los códigos lingüísticos, a través de campañas culturales, proyecciones de cine, charlas... Me gustaría impulsar el uso del idioma en registros no formales, algo que les falta a muchos jóvenes que han estudiado en el modelo D (euskera) y que han aprendido una lengua académica. Organizaremos conferencias y contacto con jóvenes vascoparlantes de otras zonas.

Euskera y oposiciones

El conocimiento o no del euskera a la hora de hacer oposiciones sigue suscitando el debate...

Hay puestos de trabajo en los que es un requisitos indispensable; como ser profesor del modelo A (euskera como asignatura) en un pueblo de la Ribera, aunque sea una zona no vascófona. Pero hay otras situaciones en las que la polémica es ardua. ¿Necesita un administrativo de Baztán, que no trabaja de cara al público, hablarlo? Hay momentos en los que es imprescindible. Otros en los que se tiene derecho; y otros, sólo deseo. La Administración tiene que responder a una realidad social.

Pero es cierto que a veces surgen agravios comparativos...

Hay que hacer un análisis serio de las funciones que se realizan en las plazas. No es lo mismo que un administrativo esté de cara al público o en un archivo. Lo que ocurre es que una persona puede acceder a una plaza con un perfil lingüístico (sabiendo euskera) y luego cambiar de puesto. Esta es la queja de las personas que no hablan euskera, porque se sienten discriminadas en el acceso. Tampoco es lógico que si un médico de la zona vascófona se pone enfermo no tenga sustituto por no encontrar a alguien que hable euskera. Prefiero que me atienda un médico aunque no hable euskera, antes que no tenerlo. Aunque lo ideal, sería un buen médico que, además, hable euskera. Tiene que haber unos criterios de racionalidad.

Aparte de usted, ¿qué otros altos cargos del Gobierno hablan euskera?

No lo sé. No se me ha ocurrido preguntarlo. No son demasiados pero con algunos sí que he tenido ocasión de intercambiar palabras en esta lengua. Lo que sí existe en Euskarabidea es un Consejo de Gobierno, en el que participa un miembro de cada uno de los departamentos. No es necesario que hablen euskera pero garantiza que haya una presencia de todos los departamentos en las tareas del instituto que es, también, un órgano trasversal del Ejecutivo para todos los temas que tienen que ver con el euskera.



Ver más comentarios

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual