Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
FAUNA EN NAVARRA

Las picarazas, cada vez más urbanitas

  • Se han ido instalando con carácter permanente dentro de las ciudades, provocando en ocasiones ruidos molestos entre los vecinos. Las picarazas pueden encontrarse con facilidad en parques y zonas húmedas.

Imagen de la noticia

Las picarazas, cada vez más urbanitas

Una picaraza "pasea" cerca del lago de Barañáin. KOLDO TORRECILLAS

13
Actualizada 14/09/2011 a las 01:54
  • NOELIA GORBEA . BARAÑÁIN

EN caso de amenaza, increpan a sus enemigos con agudos graznidos para evitar que les ataquen. Son precisamente esos sonidos una de las principales características de las picarazas, unas aves de las que se contabilizan más de 40.000 en Navarra y cuya presencia es cada vez más notable en parques y orillas de ríos o lagos dentro de las ciudades.

En los últimos años, su presencia se ha visto incrementada de manera exponencial en los entornos urbanos. "Cada vez hay más dormideros dentro de las ciudades. Hay uno detrás de las instalaciones deportivas de Larraina donde hemos llegado a contabilizar hasta cien ejemplares en invierno", explica Juan Ignacio Dean, de la Sociedad de Ciencias Naturales Gorosti. Salvo en los nuevos barrios en construcción, estos animales de larga cola y plumaje con reflejos metálicos pueden encontrarse "con facilidad". "Es un pájaro muy abundante en Pamplona", dicen desde el Ayuntamiento.

Pero a pesar de su belleza, algunos ejemplares pueden resultar molestos para los vecinos, sobre todo al amanecer, ya que el sonido que emiten es "realmente agudo". "Son aves que encuentran refugio en las ciudades y es completamente normal verlas en zonas húmedas o anidando en espacios arbolados", dicen desde la sección de Información y Educación Ambiental del Gobierno de Navarra. Asimismo, también puede resultar molesto el tamaño y cantidad de sus deposiciones, ya que suelen dejar constancia de su presencia de manera "considerable".

Prácticamente de todo

Una de las razones que explican su gran expansión es que su peor y más característico enemigo, el azor, es cada vez más escaso en el mundo rural. Este hecho provoca que las picarazas se alimenten y reproduzcan "sin grandes preocupaciones". "Tienen la ventaja de poder comer prácticamente de todo gracias a su pico, que con una forma recta y fuerte, le permite acceder a casi cualquier tipo de alimento", dicen desde el departamento de Desarrollo Rural.

Un despertador demasiado agudo en Barañáin

Las picarazas están provocando que decenas de vecinos de Barañáin, sobre todo quienes tienen su residencia cerca de una zona verde o del lago, se despierten al amanecer por "culpa" del graznido de estos animales. "Se les puede escuchar desde poco después de las seis y media o siete de la mañana", afirma Milagros Urrutia, residente cerca del auditorio. "Emiten sonidos agudos muy continuados. Si te pillan en una fase de sueño no demasiado profunda, te despiertan seguro", añade su compañera de paseo, Benita Tabar. "Además, cantan durante bastante rato".

José Antonio Mendive, alcalde de Barañáin, reconoce no haber recibido quejas formales en la zona del Lago. "Soy aficionado y conozco a estos animales. El sonido que emiten es realmente agudo y puede que dos o tres parejas provoquen cierta "escandalera", apunta. "Es muy fácil verlas por el día. Bajo los árboles o saltando por el césped", dice Igor Pérez, vecino.

AL DETALLE

1 Ave De la familia de los córvidos, y es una de las más comunes en Europa hasta una altitud no superior a los 1.500 metros.

2 Forma Ojos pequeños y pico recto y fuerte.

3 Colores La cabeza, pico, cola y patas, de color negro; el pecho y buena parte de las alas, blanco; y la cola y las alas cobran un matiz azul o verde metalizado.

4 Hábitos Sus ambientes más favorables son los humedales, riberas arboladas, frutales, viñedos, herbazales y matorrales, entre otros.



  • titonetes
    (14/09/11 14:26)
    #13

    edurne dijo..
    pues mi padre dice, que hace unos años, en este pais se pasaba hambre y habia cartillas de racionamiento. ¿te suena de algo la evolucion?, más fastidiamos nosotros el planeta, y aquí seguimos.

    Responder

  • iruñekoa
    (14/09/11 14:22)
    #12

    La mayor plaga es la humana, urbanizamos y construimos por todos los sitios, arrasando con el habitat de otras especies, no dejandoles dormir ni comer.

    Responder

  • Dark_Iced
    (14/09/11 14:08)
    #11

    Edurne, y hace muchos años, la Iglesia con su Santa Inquisición te daban su bendición por cada infiel, por cada hereje o no creyente que denunciases (después con el a la hoguera)... que quieres que te diga... no soy tan malo como me hubieran pintado algunos hace muchos años.

    Responder

  • edurne
    (14/09/11 13:18)
    #10

    Mi padre me comenta que el Ayuntamiento, hace muchos años, pagaba dos pesetas por picaraza capturada, "viva o muerta". Así que no será tan buena como algunos dicen en este foro...

    Responder

  • Jujanio
    (14/09/11 11:52)
    #9

    Cuánta ignorancia rezuman los comentarios de los listillos de turno. Una Urraca solo hace lo que debe, que para eso está. No es ninguna plaga.  A ver si va a tener más derecho un humano a tener enjaulado a un animal por simple egoísmo, que una Urraca a vivir libre!! Ya os vale!  Nosotros somos totalmente prescindibles, sin ninguna duda. Menos ombliguismo y más conocimiento!!

    Responder

  • Isidro
    (14/09/11 11:07)
    #8

    A este córvido tan voraz, solo le superamos nosotros, que además de todo lo que él destruye, debemos de incluir él mismo. Seguro, que si hubiese una encuesta entre todos los seres de la naturaleza, sobre a quien eliminar, figuraríamos nostros primeros con absoluta unanimidad. Ignoramos que somos nosotros, quienes hemos inavadido sus espacios. ¿ Porqué ? Porque somos seres inteligentes, y estamos en el planeta para aprovecharnos del resto.

    Responder

  • Para Navarro
    (14/09/11 10:59)
    #7

    Por esa regla de tres habría que acabar con la plaga humana, que nos estamos cargando todo, a parte de contaminar a más no poder el planeta, matar animales por diversión, cazar especies en peligro de extinción y ser los máximos responsables de la extinción de varias especies. Sin embargo aquí seguimos. Las pobres urracas solo quieren comer, déjalas vivir, que mas dañinas que tú (y todos los humanos) en el día a día no creo que sean.

    Responder

  • Pakito
    (14/09/11 10:39)
    #6

    Sera bonito, pero es un corvido que arrasa nidos, pollos de pájaros, codornices y perdices etc. Es una plaga que se deberia controlar por el daño que hace. Lo que dice Txente es cierto y muy frecuente.

    Responder

  • angelo
    (14/09/11 10:38)
    #5

    Son muy voraces, y te dejan el coche... Por sus señales sabes perfectamente qué han comido.

    Responder

  • Un navarro
    (14/09/11 10:18)
    #4

    Bicho que se come todo lo que pilla, incluso huevos de las demas especies y pequeños pajaros. Una plaga con la que habria que acabar. A ver cuantos gorriones, u otras especies que siempre ha habido en las ciudades, quedan ahora. En los sitios que hay cazadores se ven bien pocas.

    Responder

Ver más comentarios

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual