Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Las familias con un hijo discapacitado son más positivas

  • Así lo recoge una publicación de la UN, en colaboración con la Fundación Ciganda Ferrer y el Gobierno foral

Imagen de la noticia

De izda a dcha, el grupo de investigación: Felisa Peralta, Ángel Sobrino, María Concepción Iriarte, Olga Lizasoáin y Mari Carmen González.

0
Actualizada 29/12/2011 a las 01:00
  • NOELIA GORBEA . PAMPLONA

Los hermanos de personas con discapacidad "se identifican a sí mismos con una mayor madurez y responsabilidad en relación a las personas de su edad. A su vez, sus familias son más fuertes, flexibles y positivas en el afrontamiento de la adversidad". Así lo destaca la profesora de la Universidad de Navarra Olga Lizasoáin, coordinadora del libro "Hermanos de personas con discapacidad intelectual. Guía para el análisis de necesidades y propuestas de apoyo".

La publicación recoge los resultados de más de una treintena de entrevistas realizadas a hermanos de alumnos del colegio El Molino de Pamplona, de entre 12 y 40 años. Así, según la investigación, que forma parte del proyecto "Estudio sobre las necesidades psicosociales de los hermanos de personas con discapacidad intelectual" y que ha sido subvencionado por el Gobierno de Navarra, todos los encuestados señalan su preocupación por que el resto de personas puedan "insultar, mirar de manera rara o reírse" de su hermano. Asimismo, tienden a renunciar o seleccionar sus amistades "en función de cómo reaccionan ante el hermano con discapacidad, "lo que puede ser fuente de sentimientos de frustración y soledad", aclaran desde el centro académico.

Expresar los sentimientos

Tras analizar los resultados, se detectaron tres necesidades básicas. En primer lugar, según explicó Lizasoáin, la importancia de la información. "Tienen la necesidad de estar informados sobre la naturaleza de la discapacidad". En segundo, la expresión de sentimientos y, por último, el acto de responsabilidades. "Esto es así porque deben ser respetados en su individualidad y compaginarlo con sus tareas y responsabilidades".

Por ello y con el objetivo de paliar algunas de estas necesidades, también se pusieron en marcha grupos de encuentro. "La comunicación con otros hermanos que han pasado por la misma situación permite sacar aquellos sentimientos que se reducen si se comparten, lo que ayuda a prevenir futuros problemas", concluyeron.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra