Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
POLÍTICA

La tortuosa presidencia de Barcina

  • Ha vivido el recorte del gasto, una difícil relación con el PSN, el escándalo de las dietas o el distanciamiento con Sanz

Imagen de la noticia

LLEGAN LOS RECORTES El 28 de septiembre, todo el Gobierno comparece públicamente para informar del ajuste presupuestario. JOSÉ CARLOS CORDOVILLA

Imagen de la noticia

TRASPASO DE PODERES Sanz y Barcina, en el despacho de la Presidencia del Gobierno. J. GARZARON

Imagen de la noticia

PROTESTAS EN LA CALLE Manifestación en Pamplona, contra los recortes en Educación. JOSÉ ANTONIO GOÑI

36
Actualizada 30/10/2011 a las 01:05
Etiquetas
  • BEATRIZ ARNEDO . PAMPLONA

Era la víspera de que Yolanda Barcina tomara posesión como presidenta del Gobierno. El 30 de junio, jueves, a las 11 de la mañana, el ex presidente Miguel Sanz y su sucesora estaban reunidos en el Palacio de Navarra, en el que en unas horas iba a ser el despacho de la ex alcaldesa de Pamplona. Llamaba la atención el semblante serio de ambos. Ninguno de los dos podía imaginar los tortuosos cuatro meses que estaba a punto de vivir la nueva presidenta en el inicio de su mandato, en los que incluso iba a salir resentida su relación.

Las dificultades que Barcina vivió en el Ayuntamiento de Pamplona se han concentrado y multiplicado en las casi 18 semanas que lleva al frente del Ejecutivo.

El Gobierno de coalición vivió una larga pretemporada de casi dos meses. Mientras los ejecutivos autonómicos elegidos en mayo se ponían las pilas ante la situación económica, el de Navarra tardó en arrancar. El 29 de agosto, Barcina citó a los altos cargos de su gabinete en el Archivo General de Navarra y les dijo: "Ya ha terminado el periodo de aterrizaje, de adaptación. La maquinaria del Gobierno tiene que funcionar a pleno ritmo".

Tijera en el gasto: vacas más flacas que nunca

"Ante esta Cámara me comprometo a ser austera y a no acometer nada que pueda suponer el gasto ineficaz de un solo euro público", dijo Barcina en su discurso de investidura. Todavía no se sabía hasta qué punto se vería obligado el Gobierno a apretarse el cinturón. La Comunidad pasó en días del Navarra va bien o va "mejor que el resto", a tener que afrontar un recorte del gasto histórico para cuadrar las cuentas. Hasta ahora, ha tenido que reducir o aplazar gasto por casi 200 millones de euros. Difícil inicio, cuando a los políticos sólo les gusta la tijera para cortar la cinta en las inauguraciones de obras y proyectos. Algo que el nuevo gabinete hará en muy contadas ocasiones, al menos en este inicio de legislatura. Aunque no hay que olvidar algunos datos positivos. El último, la creación de 3.600 empleos en el tercer trimestre del año, como ha reflejado la EPA.

Sorpresa en Cadreita: UPN y PP juntos el 20-N

A las dificultades provocadas por la crisis se sumó una sorpresa. La que Barcina dio a su partido al anunciar en el acto interno de inicio del curso político que había emprendido contactos con el PP para ir juntos a las elecciones generales. Tras el impacto inicial, la presidenta encontró en los órganos de UPN un respaldo pleno. Pero también tuvo para ella consecuencias negativas. Una, en su relación con el ex presidente Miguel Sanz. La segunda, con sus socios de Gobierno. Yolanda Barcina y Mariano Rajoy firmaron el acuerdo el 30 de septiembre.

Sanz se distancia: se siente traicionado

El ex presidente Miguel Sanz se sintió traicionado al conocer los contactos entre Yolanda Barcina y Mariano Rajoy. Y al ver cómo eran respaldados por una abrumadora mayoría en los órganos internos del partido. "Visto lo visto, la sentencia "Roma no paga a traidores" no es aplicada por UPN. Nosotros pagamos y, además, con intereses", dijo. E incluso llegó a ofrecerse a liderar la candidatura regionalista al Congreso, lo que hubiese hecho imposible el acuerdo. Pero pronto decidió dar marcha atrás. En una entrevista a este periódico, reconoció que su relación con Barcina se había resentido. Y no quiso decir a quién iba a votar el 20-N.

La oposición, en casa: difícil relación con PSN

El Gobierno de UPN-PSN ha tomado conjuntamente las decisiones derivadas del recorte del gasto público. Lo difícil lo han hecho juntos. Es indudable. Sin embargo, en numerosas ocasiones se ha puesto en evidencia la complicada relación interna. Más de una vez los socialistas, en sus declaraciones, parecían los líderes de la oposición en lugar de los socios del Ejecutivo. Uno de esos momentos fue cuando el número dos del Gobierno y secretario general del PSN, Roberto Jiménez, afirmó que la economía navarra estaba "en la UCI", cuando horas antes la presidenta la había situado en "planta". El socialista acusó de la situación a la gestión de los gobiernos de UPN. Palabras que generaron malestar en el seno del Ejecutivo. Barcina y Jiménez se reunieron para reconducir la relación.

El acuerdo UPN-PP por el que ambos partidos irán juntos a las generales marcó un momento crítico. El PSN advirtió a Barcina que estaba "jugando con fuego" y poniendo en riesgo al Gobierno. La crisis se cerró con la firma de un acuerdo que dejaba claro que cualquier pacto con otro partido se supeditaría al del Ejecutivo.

En esta situación, la presidenta no se quedó callada. Barcina llegó a manifestar públicamente: "Espero que el PSN aprenda a estar pronto en el Gobierno". No obstante, el socialista Jiménez ha insistido en que el gabinete tiene dos líderes, los dirigentes de ambos partidos. Él y Barcina.

El tiempo dirá el peso de cada uno en la toma de decisiones, pero últimamente el Gobierno ha emprendido actuaciones a las que UPN se había opuesto hasta ahora: la subida del Impuesto del Patrimonio, el incremento del gravamen a las rentas del capital que estén por debajo de los 6.000 euros y la creación del registro de profesionales de la salud objetores de conciencia al aborto (en puertas de la campaña electoral).

Barcina se mueve con pies de plomo para no molestar a sus socios. Ha llegado a manifestar dos opiniones sobre un tema, matizando que una la hacía como presidenta del Gobierno de Navarra y otra, como líder de UPN.

19 días cobrando de la UPNA: Barcina criticada

La calle sufre de lleno la crisis, y empieza a calar con fuerza una idea. ¿Y los políticos, están sufriendo personalmente los ajustes? ¿Se van a recortar también el sueldo? Varias noticias relacionadas con las retribuciones del Gobierno, empezando por su presidenta, han caído como un jarro de agua fría. Una de las primeras, cuando se conoció que Barcina solicitó el regreso a su plaza de funcionaria en la Universidad Pública de Navarra como catedrática de Nutrición y Bromatología entre el 11 de junio, día en el que dejó de ser oficialmente alcaldesa, y el 1 de julio, cuando tomó posesión como presidenta. Durante esos 19 días, cobró del centro, pero no acudió. Argumentó que pidió su regreso a la UPNA porque no sabía si sería o no presidenta, y que si no hubiese sido elegida, iba a compatibilizar la docencia con su labor parlamentaria. Desde la UPNA afirmaron que durante esos 19 días, Barcina pudo haber ejercido la labor investigadora. La presidenta respondió que no se le encomendó en ese tiempo ninguna tarea. Todos los grupos, menos UPN, criticaron a la presidenta.

Cesantías: un cobro que levanta ampollas

Sale a la luz pública, a finales de septiembre, que funcionarios que ocuparon altos cargos en el Gobierno la pasada legislatura cobraban cesantías sin reincorporarse a sus plazas. Las cesantías son las retribuciones que reciben los miembros del Ejecutivo y directores generales cuando dejan el cargo, durante dos años y mientras no perciban otros ingresos. Son el 80% del sueldo. También fue duramente criticado que varios ex consejeros del Gobierno, ahora parlamentarios, cobren cesantías y dietas de la Cámara. El Gobierno tuvo que anunciar que arreglará estas situaciones en una norma que propondrá al Parlamento.

Estallan las dietas de CAN: 1.700 a 2.600 euros

Uno de los momentos más críticos fue el escándalo que se suscitó al conocer la cuantía de las dietas que cargos políticos, entre ellos la presidenta Yolanda Barcina y los vicepresidentes Roberto Jiménez y Álvaro Miranda, cobran de Caja Navarra en la Junta de Fundadores: 1.700 euros por sesión, 2.600 en el caso de Barcina. Se criticó la existencia de una comisión permanente de esa Junta de Fundadores, que había permanecido oculta, a la que pertenecen Barcina, Miranda, el alcalde de Pamplona Enrique Maya, y a la que ha acudido el ex presidente Miguel Sanz. Con las mismas dietas. La reacción social y política provocó la suspensión temporal del cobro de dietas por parte de los altos cargos, tanto de CAN como de sociedades públicas, y que se esté trabajando en reorganizar las retribuciones. Barcina anunció que había decidido no percibir dietas. Sólo cobrará del presupuesto de Navarra.

La agresión de Toulouse: apoyo total a Barcina

Como cierre a este tortuoso inicio de legislatura, Yolanda Barcina sufrió el pasado jueves una agresión en Toulouse, Francia, en el plenario en el que asumía la presidencia de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos. Tres individuos contrarios al TAV le arrojaron sendas tartas en la cabeza. Barcina se cambió, se limpió, y con el pelo mojado volvió al salón para pronunciar su discurso, levantando los aplausos de todos los asistentes. La agresión fue un hecho lamentable que ha suscitado innumerables mensajes de apoyo político y social a la presidenta. Sólo Bildu se ha negado a condenar lo sucedido.

El 20-N: puede marcar el futuro del Gobierno

A partir del viernes, UPN y PSN compaginarán la labor en el Palacio de Navarra con la campaña electoral. En círculos políticos, se apunta a que el resultado de las urnas marcará el futuro del Gobierno. Tanto Barcina como Jiménez insisten en que este Ejecutivo durará toda la legislatura.



Ver más comentarios

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra