Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
NAVARRA

¿El Gobierno?... sigue de pretemporada

  • En un verano de turbulencias económicas en el que muchos Gobiernos se han tenido que poner las pilas a pesar de la época estival, el nuevo Ejecutivo foral sigue inédito en cuanto a su política y retrasa hasta el miércoles 24 su puesta en escena

Imagen de la noticia

¿El Gobierno?... sigue de pretemporada

Roberto Jiménez, viceconsejero de Interior, y Yolanda Barcina, presidenta del Gobierno foral. J.C.CORDOVILLA

2
Actualizada 21/08/2011 a las 01:05
  • ÍÑIGO SALVOCH . PAMPLONA

LA "pretemporada" del Gobierno de Navarra lleva camino de estirarse tanto como la de Osasuna. Si los rojillos han prolongado una semana más su vuelta a la competición por la huelga, el Ejecutivo foral también ha retrasado al miércoles 24 su primer consejo tras las vacaciones de agosto. Y no será porque no se esté echando de menos alguna referencia o pista de por dónde soplan los aires del nuevo gabinete. Han transcurrido ya casi dos meses desde que se constituyó pero hasta ahora se ha limitado a gestionar el día a día.

Salvo unos primeros consejos, más bien de trámite, después de Sanfermines, poco se ha sabido de sus planes. Sólo pequeñas migajas. Por ejemplo, que los presupuestos de 2012 -lo anuncio el vicepresidente Miranda en este periódico- serán inferiores en gasto a los de este año. Pero no se han anunciado todavía medidas -que son esperadas- sobre cómo se va a abordar el control de gasto, la fiscalidad y el principal problema de la economía navarra: el paro.

Este aparente vacío en un verano de sobresaltos económicos y financieros en los que muchos líderes y gobiernos europeos han suspendido sus vacaciones para tomar decisiones, resulta algo llamativo. Y eso que algunos de los integrantes del nuevo Gobierno, empezando por la presidenta, apenas han salido cinco días seguidos de Pamplona. El problema es que muchas de las tareas que ocupan a los nuevos responsables de la Comunidad, como nombrar y organizar equipos, no se visibilizan de cara a los ciudadanos en una acción clara de Gobierno.

Barcina y Jiménez

"Las vacaciones de este año no pueden ser como las de otros veranos porque este es un Gobierno recién estrenado -se indica desde presidencia- y está trabajando en las medidas que se han de implantar el próximo curso". Pero lo cierto es que varios de los nuevos consejeros que han estrenado cartera no por ello han renunciado a sus vacaciones tradicionales o ya programadas.

Barcina ha sido una de las que menos ha descansado. Seis días en Cádiz, entre el 3 y el 9 de agosto. La presidenta acudió junto a su hijo a la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda, donde asistió a la inauguración de un restaurante de unos amigos navarros, y posteriormente, entre el 6 y el 9, se desplazó a descansar a la urbanización de Sotogrande, también en la costa de Cádiz.

Durante esos días fue el socialista Roberto Jiménez quien ejerció en funciones y sin mayores sobresaltos la presidencia de Navarra. A su regreso, a Barcina y al Gobierno le tocó lidiar políticamente con el acto en favor de los presos de ETA en el chupinazo de Leitza. Y la gestión fue rápida. Jiménez, por su parte, también ha hecho frente a los imprevistos del verano. Se estrenó con dos incendios de envergadura y continuó con la revisión de la Ley foral de Espectáculos Taurinos -tras la muerte en Lodosa de un espectador-. Jiménez ha descansado cuatro días esta semana en el campo y lo hará también próximamente, en fin de semana, para asistir a las fiestas de Pitillas.

Vacaciones desiguales

Entre el resto de los miembros del Gobierno hay de todo. Quienes ya tienen mucho rodaje, como Álvaro Miranda, no han tenido problema para cogerse unas vacaciones "tradicionales" en la playa durante la primera quincena de agosto, regresar el día 16 para dar una rueda de prensa con las cifras del PIB y volverse a tomar unos días de descanso.

Otros no lo ha tenido tan fácil. Iribas está lidiando en Educación con el "novillo" que le dejó su antecesor Catalán: el recorte de la plantilla de profesores interinos. La convocatoria de la mesa sectorial con los sindicatos y las reuniones con los directores de institutos que amenazan con dimitir en septiembre han sido razones más que de peso para que el consejero apenas se haya ido unos pocos días a la Bretaña francesa, de donde es su mujer.

En Salud tampoco ha faltado trabajo y más para una consejera recién estrenada como Marta Vera. La dilación en los nombramientos ha inquietado al personal sanitario. A punto de irse de vacaciones con su familia, Vera se encontró con la dimisión del gerente del Complejo Hospitalario. No fue obstáculo para que hiciera las maletas. Pocos días después interrumpía el descanso para entrevistarse con el nuevo gerente, Ignacio Iribarren, y lo retomaba de nuevo. Aún faltaban por confirmar o nombrar muchos de los cargos de libre designación de Salud. Labores internas y vacaciones también han sido intercaladas por Torres, Astiz, Sánchez de Muniáin y Goicoechea.

Barcina introduce una nueva agenda

El próximo miércoles 24, el Gobierno de Navarra regresa a sus reuniones semanales tras el parón de agosto. Y lo hace con novedades. Para empezar, un cambio de día. Los Ejecutivos que presidía Miguel Sanz se reunían todos los lunes en el Palacio de Navarra en su sesión semanal, el equivalente al consejo de ministros de los viernes en La Moncloa. Sin embargo, Barcina ha decidido trasladar la reunión a los miércoles. A las nueve de la mañana. Las razones serían varias. Una, la de evitar que el lunes se concentre la actividad política (se reúne también la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento y normalmente las ejecutivas de los partidos) y se roben protagonismo "mediático" los mensajes. Otra, preparar mejor las comparecencias y los contenidos tras el consejo de gobierno para evitar improvisaciones. Y también el cambio debe ayudar a la coordinación política interna que necesita un Gobierno de coalición entre regionalistas y socialistas, una fórmula inédita en la política foral.

La presidenta Barcina pretende comenzar la semana con una reunión semanal a primera hora del lunes con sus dos vicepresidentes, el socialista Roberto Jiménez (responsable de Presidencia e Interior) y el regionalista Álvaro Miranda (Economía y Hacienda). Objetivo, "poner en marcha" la semana política de forma coordinada. En cualquier caso, el contacto frecuente entre Barcina y Jiménez se antoja fácil, al menos físicamente. Ambos han instalado sus despachos en la planta noble del Palacio de Navarra, los mismos que ocupaban en la anterior legislatura Miguel Sanz y Javier Caballero, sus antecesores en el Ejecutivo. Se busca evitar siempre que sea posible las diferencias internas entre los socios. Los "roces", en cualquier caso, parecen inevitables, tratándose de dos partidos tan distintos. Las cesantías de los anteriores miembros del Ejecutivo de UPN ya habría dado lugar a una de las primeras polémicas entre ambas partes del Gobierno.

El pacto UPN y PSN prevé también que antes de cada sesión de gobierno, Roberto Jiménez dirija la reunión técnica preparatoria del orden del día de cada consejo. Es lo mismo que hacía en la pasada legislatura los jueves, el vicepresidente Javier Caballero. Ahora quedará para los lunes, al inicio de la semana. Junto a los secretarios generales o directores generales de cada departamento, en la reunión estará también el nuevo consejero portavoz, Juan Luis Sánchez de Muniáin, el hombre de confianza de Barcina. Y es que todo en el diseño del nuevo Ejecutivo guarda un medido equilibrio. Es el sino de los nuevos tiempos.



  • la guapa
    (21/08/11 22:32)
    #2

    ¿donde está el gobierno? ¿donde está el parlamento? ¿donde están los políticos?. Estén donde estén lo que está claro es que están muy tranquilitos. Al fin y al cabo, a fin de mes tienen su remuneración. Desde luego, este sistema no incentiva la productividad de nuestras autoridades.

    Responder

  • Labrit
    (21/08/11 10:49)
    #1

    Lo de "tratándose de dos partidos tan distintos", es el mejor golpe de humor que he leído en años.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual