Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca

Entre la prudencia y la temeridad

  • A raíz de los dos jóvenes fallecidos estos últimos días en Eugi y Peralta, la mayoría de personas ve "peligro" y siente"miedo" a la hora de bañarse en según que zonas. En la presa de Huarte, sólo algunos jóvenes se lanzaban ayer desde las rocas.

Imagen de la noticia

Entre la prudencia y la temeridad

Un joven lanzándose ayer desde un alto de la presa de Huarte. J.GARZARON

0
Actualizada 24/08/2011 a las 01:00
  • ANDREA GURBINDO . PAMPLONA/HUARTE

H ay reacciones. No es indiferente para casi nadie ver cómo en dos días y de forma sucesiva, dos jóvenes han perdido la vida. Los sucesos ocurridos en Navarra en los últimos días, cuando un pamplonés de 17 años murió ahogado en el pantano de Eugi y un ecuatoriano, vecino de Peralta y de 28, lo hizo de la misma forma en el río Arga; han sembrado el miedo en muchos de los bañistas que se acercan a este tipo de lugares a refrescar sus tardes.

La presa de Huarte, uno de los destinos más solicitados por los bañistas en los días de calor, recibía casi un centenar de visitas en la tarde de ayer. En su mayoría, jóvenes inmigrantes rozando la mayoría de edad se divertían bañándose a orillas del río Ultzama. Aunque la mayoría no tentaban a la suerte, había quienes, sin ningún problema y haciendo caso omiso de los acontecimientos de estos días, jugaban a lanzarse de cabeza desde lo alto de la cascada, con grandes rocas de por medio. Se trataba de la actividad que repetían cada pocos minutos Jorge Luis Narváez García, de 23 años y Jesús Alfredo Jaramillo Jiménez de 18, ambos de Colombia y residentes en Rochapea y Barañáin respectivamente. "Venimos todos los días. Conocemos el sitio de sobra y sabemos dónde están las rocas. Además, sabemos los dos nadar. No nos da ningún miedo porque estamos acostumbrados a hacer esto en nuestro país", comentaban tras lanzarse de cabeza.

Pero, contrarios a ellos, escasos eran los que se atrevían a convertirse en bañistas y, de forma más tranquila, se refrescaban en el río. Otros, la mayoría, ni se acercaba. Andrea Ávila Cardazo y Belén Abadiano Fuerte, de 14 y 17 años, llegaban con intención de darse un chapuzón. Ninguna tenía noticias de lo sucedido este fin de semana. "Ahora sí que tengo miedo", afirmaba Abadiano. "Me da miedo ahogarme", añadía. "Sí, a mí también me da cosa. Me gusta ver el fondo. Prefiero que, si me tengo que meter, alguien entre primero", completaba su amiga, natural de Colombia.

Desde una mesa y jugando al dominó, Marta Gorbillo Gutiérrezy Elena Feliz Feliz, también colombianas, aseguraban no bañarse "nunca en sitios así". "Debería haber más vigilancia por seguridad. Yo no sé nadar y, entonces, no me meto. Eso es lo que debería hacer también quien no sabe", aseguraba Gorbillo. "Los chicos que llegan aquí no tienen miedo de nada. Al final, el que tiene un accidente es porque quiere".

Compartía esta opinión la navarra de 34 años, Beatriz Quirante Moreno. "Yo le tengo muchísimo respeto. La gente es muy inconsciente y debería bañarse donde hay vigilancia y está permitido porque es muy peligroso que se tiren de las rocas", explicaba Quirante. Entre tanto, Aitor Fernández Fernández, de 25 años y de Beriáin, llegaba acompañado de dos amigos. "Al final, a estas cosas les tienes respeto porque son más peligrosos. Yo soy más de piscina. Hay otros lugares, como el pantano de Alloz, donde sí que nos bañamos porque es mejor zona", terminaba. Su criterio era apoyado por los otros dos y por la mayoría, aunque "algunos se la sigan jugando".




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual