Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
SUCESOS

Ensayan con fuego real el protocolo de accidentes en los túneles de Belate

  • Se emplea fuego real y se recrean las mismas condiciones que se encontrarían en un accidente múltiple

Imagen de la noticia

Ensayan con fuego real el protocolo de accidentes en los túneles de Belate

El simulacro se hizo con fuego real. En menos de cinco minutos el humo cubrió todo el túnel. JESÚS GARZARON

Imagen de la noticia

Ensayan con fuego real el protocolo de accidentes en los túneles de Belate

José María Vázquez, de la ANE, en el interior de los túneles. JESÚS GARZARON

1
Actualizada 02/09/2011 a las 01:00
  • RUBÉN ELIZARI . BELATE

Ayer volvió a revivirse en los túneles de Belate una situación muy similar a la ocurrida el pasado 8 de julio, cuando un camión ardió en su interior y obligó a cerrarlos hasta el 15 de septiembre, fecha prevista para su reapertura. En cambio, ayer sólo se trataba de un simulacro. Durante cuatro noches consecutivas, desde el martes hasta hoy, los bomberos de los parques de Cordovilla y Oronoz-Mugaire ensayan los protocolos de actuación en caso de que ocurra un accidente como el de aquel día. José María Vázquez, gerente de la Agencia Navarra de Emergencias (ANE), argumentó que estos simulacros se desarrollan cuando la labor de los operarios concluye, en torno a las 21.00 horas. El ensayo de ayer, con fuego real, consistía en auxiliar a los heridos atrapados en un accidente de tráfico con tres vehículos implicados.

Unos minutos después de las 22.00 horas, cuando uno de los bomberos prendía fuego a un contenedor de paja situado a medio kilómetro de la boca sur, la que se accede desde Pamplona, comenzaba el simulacro. A esa hora el centro de coordinación de Sos Navarra recibía la llamada que alertaba del accidente. Si esta llamada no se produjese por cualquier motivo, el túnel cuenta con otros mecanismos para activar las alarmas. En su interior hay un cable fibroláser que mide el aumento de la temperatura de un incendio. Según Javier Vergara Falces, director de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de la ANE, se detectaría antes a través de los opacímetros, los aparatos que alertan del humo. Y si cualquiera de estos sistemas fallase, una de las 23 cámaras que se encuentran distribuidos en los casi 3 kilómetros del túnel darían la voz de alarma en el centro de control.

Desde que dan la voz de alarma, hasta que llegan una dotación de bomberos de Cordovilla pasan menos de media hora. En ese tiempo, el humo lo ha cubierto todo, y ver a más de 5 metros es una tarea más que complicada. Su labor se centra en las tareas de rescate. Mientras ellos rastrean el túnel de sur a norte buscando heridos, sus compañeros de Oronoz, que han entrado por la otra boca, la norte, extinguían las llamas conectando sus mangueras a varias de las 59 bocas de agua del túnel. Como señalaba Vázquez, el objetivo de estos ejercicios es prevenir: "Esta es nuestra mejor arma".



  • mephisto
    (02/09/11 14:42)
    #1

    Si esas 23 camaras no lo detectan lo haran las 8 que se han dejado de contar

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual