Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CAJA NAVARRA

El ex director de la CAN Riezu traslada a Barcina un informe muy crítico con la gestión de Goñi

  • Para Lorenzo Riezu hay una "inflación" de puestos directivos con "espectaculares" sueldos

Imagen de la noticia

Oficina de Caja Navarra en Pamplona. EDUARDO BUXENS (ARCHIVO)

Imagen de la noticia

Lorenzo Riezu. J.A. GOÑÍ (ARCHIVO)

42
Actualizada 09/11/2011 a las 01:05
  • MARIALUZ VICONDOA . PAMPLONA .

Lorenzo Riezu, director de Caja Navarra entre 1994 y 2001, ha pasado de críticar la gestión de la CAN a plasmar su posición en un informe cuyo contenido ha dado a conocer a la presidenta del Gobierno y también de la Junta de Fundadores, Yolanda Barcina.

A juicio de Riezu, una expansión "excesiva y a destiempo", la política de prejubilaciones con su alto coste, un exceso de estructura y el elevado gasto en Obra Social están detrás de la menor solvencia de la caja.

Solvencia y estrategia

Riezu ha titulado su informe "Qué ha pasado con Caja Navarra". En quince páginas y varios anexos desarrolla un análisis de la situación de la caja de 2002 a 2009. Está fechado en marzo. Sin embargo, ha sido ahora cuando se ha propuesto darlo a conocer.

Su contenido lo ha abordado, eso sí, con varios consejeros de la caja con quienes se entrevistó en el momento en que se planteaba el traspaso del 100% de la actividad financiera de la caja a Banca Cívica, lo que ocurrió en junio. Hace pocas semanas, mantuvo además una entrevista con la presidenta del Gobierno, Yolanda Barcina, para trasladarle las conclusiones de su trabajo.

Lorenzo Riezu fue director de la CAN durante ocho años (1994-2001), pilotó la absorción de la CAMP por parte de CAN y fue sustituido en la dirección en enero de 2002 por Enrique Goñi. Miguel Sanz, presidente del gobierno y de la CAN entonces, impulsó ese relevo. Después de años de silencio público, la voz de Riezu comenzó a emerger hace unos meses con sus críticas al traspaso de la CAN a Banca Cívica. Ahora lo hace con la crítica directa a la gestión de Goñi, aunque sin nombrarlo una sola vez.

El estudio intenta responder a la pregunta de "cómo una de las entidades más solventes del sistema financiero hace diez años se ha situado con Banca Cívica en el pelotón de cola". Y señala que han sido "las decisiones estratégicas" tomadas en la caja las que han tenido "un impacto muy negativo" en su solvencia. "Tan negativo que los importantes beneficios obtenidos por la venta de muchos activos no han evitado ese deterioro", añade el informe.

En opinión de Riezu, la solvencia se ha reducido en estos años hasta el punto de que la caja no hubiera cumplido las exigencias del Banco de España "sin agotar la "despensa" mediante la venta de sociedades e inmuebles". La solvencia de la caja, señala, ha pasado del 14% en 2001 a un 8% al terminar 2009, según sus datos.

"Ambicioso plan de

expansión"

Lorenzo Riezu atribuye una parte de la reducción de la solvencia al "ambicioso" y "mareante" plan de expansión, que se acentúa entre los años 2005 y 2008. Un plan "que no tenía parangón en España y quizá en el mundo por su proporciones". En su opinión, "era el momento más inapropiado" para ejecutarlo, debido al anuncio del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, a "lo insostenible" de los precios del suelo y de la vivienda y a que "el crédito y los riesgos crecían a velocidades antes no conocidas".

"La dirección de la caja se vanagloriaba, no hace mucho, de abrir una oficina cada semana, en un sector en el que uno de los primeros problemas conocidos era el exceso de capacidad, de la red de oficinas y de estructura. La CAN iba en dirección incorrecta, pero eso sí, a toda velocidad", insiste el exdirectivo. Además, critica que la expansión se haya formalizado mediante la compra de locales para oficinas, "en unos momentos en los que los precios estaban en los "niveles históricos más altos". Estas compras y la adquisición de otros inmuebles, aumentaron en más de dos veces y media el inmovilizado entre 2005 y 2008, según el documento.

Ajuicio de Riezu, la expansión de oficinas ha llevado aparejada una "acelerada" contratación de personal que luego, sin embargo, ha obligado a nuevas prejubilaciones y el cierre de oficinas "recién abiertas". El exdirectivo cifra el crecimiento de la estructura en 2008 en el 62% en número de oficinas y en el 49% en personal, muy por encima de la media del sector.

Este incremento "espectacular" de estructura podría haber estado justificado con un crecimiento del negocio y resultados, "pero no ha sido el caso de la caja". El exdirectivo reclama explicaciones al hecho de que el negocio financiero (la suma de depósitos de clientes y de créditos concedidos) haya crecido en el tiempo analizado en la caja el 131%, mientras que en el sector de cajas lo ha hecho en el 144%.

Esta diferencia se traslada también a las reservas que, "pese al importante apoyo de los beneficios extraordinarios por venta de activos", han crecido en "mucha menor medida" que las del conjunto de las cajas. Asegura que si en CAN aumentaron el 74%, en el sector lo hicieron en un 134,4%.

Prejubilaciones: 180 millones

El análisis de Riezu precisa que las 334 prejubilaciones realizadas entre 2002 y 2009 costaron 180 millones de euros, una vez descontadas ya las prejubilaciones de la fusión con la CAMP. Y sostiene que esta "casi obsesión" por prejubilar convivía, según relata el informe, con las nuevas contrataciones y la "importante ampliación" de personal motivada por la expansión de la entidad. Además del impacto negativo sobre las reservas de la caja, "y de otras consideraciones morales y sociales", esta práctica deprejubilaciones hizo que "la experiencia y el conocimiento de la mayor parte de estos empleados se haya desaprovechado."

En opinión de Riezu, "sorprende" que los gastos de personal (sin incluir las prejubilaciones) hayan crecido el 88% frente al 60% del sector. Atribuye este s incremento a las más de 1.000 nuevas contrataciones, entre reposiciones y ampliaciones de plantilla, y al "desmesurado aumento de las retribuciones en muchos casos".

El informe resume los cambios continuos producidos en la estructura directiva y critica la política de nombramientos. Añade que son más de 20 personas las afectadas por prejubilaciones especiales, "normalmente generosas", entre los 46 y los 55 años, dentro del equipo directivo y denuncia la "inflación de puestos directivos" así como el "aumento espectacular de sus retribuciones".

Ventas e inmuebles

La tesis defendida por Riezu ante Barcina se basa en que la solvencia de la caja ha podido cumplir los mínimos legales sólo gracias a los resultados extraordinarios (los que se obtienen no por la actividad bancaria sino por ventas de empresas participadas o inmuebles) que han compensado en parte el mayor gasto.

En esta línea, Riezu cifra los resultados extraordinarios obtenidos entre 2002 y 2009 en una horquilla de entre 490 millones y 671 millones. La mayoría corresponde a ventas de participaciones en sociedades (tanto empresas como sociedades instrumentales) y también a la venta del edificio social y oficinas.

El informe recoge que los beneficios obtenidos por la venta de empresas (EHN, Auna, Sodena, Sierra de Selva, Planasa, Recursos Asistenciales...) alcanzan los 466 millones de euros. Y que las ganancias por las ventas de empresas instrumentales (Gesnavarra, Seguros Navarra, Seguros Generales, Soluciones de Salud) asciende, como mínimo, a 157 millones de euros. Riezu señala que un 80% de estos importes obedecen a "plusvalías latentes" aportadas por la caja en su día a la corporación industrial, es decir, existentes antes de la llegada de Enrique Goñi a la entidad.

En la parte de inmuebles, destaca que se obtuvieron 48 millones en 2009 con la venta de dos plantas del edificio central y de oficinas. Posteriormente, en marzo de 2010 se vendió el resto de la sede central, con otro beneficio de 38 millones de euros.

Después de la venta, el documento recuerda que la Caja ha pasado a ser arrendatario "con un alto alquiler que oscila entre el 6,5%y el 8% del valor de los inmuebles". "Lo que se hace es realizar beneficios hoy a costa de importantes gastos de alquiler en años sucesivos, es decir, beneficios hoy y tierra quemada para el futuro", añade Riezu.

De los 1.007 millones de euros de resultados antes de impuestos obtenidos por la CAN en estos años, Riezu sostiene que entre el 48,7% y el 60% se consiguió con la venta de activos, un porcentaje "demasiado" alto.

"Demasiados medios"

para la Obra Social

La Obra Social y el "Tú eliges, tú decides" es también objeto de crítica, pero sólo en el sentido de considerar "desacertado" dedicar a este capítulo un porcentaje fijo de todos los beneficios, que incluyen también los extraordinarios. Después dereconocer que esta crítica podría "resultar poco popular", sostiene sin embargo que habría que haber dedicado unos 100 millones menos a este objetivo en los años estudiados para dedicar este dinero a fortalecer la solvencia. "La Obra Social en lugar de en un medio se ha convertido en un fin y ha acaparado excesivos medios", recoge el informe.

Una corporación "desbordada"

En opinión de Lorenzo Riezu, el crecimiento de la Corporación empresarial, que agrupa las participaciones en empresas y cuyo valor contable pasó de los 318 millones en 2002 a los 1.010 millones en 2009, "ha desbordado los límites de la prudencia en relación con los recursos propios de la caja". Al mismo tiempo, alerta de que por su componente de inversión en riesgo y su volumen se puede convertir en "un lastre más de la solvencia". El informe augura un "futuro comprometido e incierto", alerta sobre el "irreversible" proceso de privatización de la caja y critica que no se haya acudido exclusivamente a las ayudas públicas del FROB. Dice también que con el Sistema Institucional de Protección ("el SIP, esa extraña figura"), será "muy complejo" una vuelta atrás. "A corto plazo, de la CAN quedará sólo el señuelo de un nombre comercial que también se irá diluyendo con el tiempo, al igual que la Fundación para la Obra Social", concluye.



Ver más comentarios

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra