Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
VUELTA AL COLE

Diario de un profesor (II)

  • Daniel Elizari, profesor de 5º de Primaria de Escolapios, de 37 años, ha empezado el cole con sabor a chocolate, entre llamadas de teléfono y apretando tornillos
  • Aunque, sobre todo, se ha detenido en cada uno de sus alumnos y alumnas: "No se trata solo de poner cara a cada nombre sino de recordar cómo son, qué necesitan, sus habilidades..."

4
Actualizada 08/09/2011 a las 16:04
  • DN.es Pamplona
Chocolate caliente para desayunar, hoy (por ayer miércoles) es un día especial, el anterior a que comiencen las clases. Cojo la villavesa, hoy yo solo; a partir de mañana me encontraré ya con Asier, Josemi o Nerea, algunos de los alumnos y alumnas del Calasanz-Escolapios. Pero hoy, como digo, es el último día de preparación para el profesorado.

Han sido diez días intensos, de no parar. Miguel y Vicente apretando tornillos y comprobando que todas las aulas estuvieran bien equipadas. Además este verano hemos realizado obras, y entre las muchas novedades, estrenamos aulas nuevas para los “peques” de dos años.

Los días de septiembre Rosa y Mari Carmen atienden constantemente el teléfono, Isabel, Antonio y el resto del equipo directivo, toman las últimas decisiones, y por fin, nos entregan el esperado horario al profesorado. Esta semana el colegio parece un hormiguero. Todas y todos con un solo objetivo, que mañana día ocho todo esté listo para recibir, para acoger, como se merecen, a nuestras alumnas y alumnos.

Los profesores y profesoras, hemos acelerado y agilizado nuestro trabajo para llegar a todos los detalles: revisar programaciones, horarios, materiales, agendas… recoger las ideas que llegaron al terminar el curso y que ahora las necesitamos, decorar las clases, los pasillos…. Globos y dibujos de colores para celebrar que volvemos a encontrarnos después del verano. Pensar el momento del “timbre”, cuando nos encontremos en el patio con el grupo que ya sabe que seguimos juntos, o con los nuevos a los que regalaremos nuestra primera sonrisa, nuestro primer saludo.

Antes de que lleguen ya les hemos dedicado nuestro tiempo: hemos repasado las listas, sus nombres, niño por niño, niña por niña. No se trata solo de poner cara a cada nombre sino de recordar cómo son, qué necesitan, sus habilidades, las capacidades que tenemos que trabajar y reforzar; en qué exigirles, en qué apoyar, repasar sus logros, intuir su sensibilidad, para tocar su corazón, su afecto, como cada uno lo necesite.

Para los alumnos y alumnas volver al colegio supone la alegría de ver a sus amigas y amigos, nuevas aventuras, nuevos desafíos; queremos que se sientan acogidos, queremos estar prepararnos para recibirles. Van a seguir creciendo, aprendiendo y nuestra tarea es la de acompañarles en este viaje, en esta aventura inicial de la vida.

En este primer encuentro en el patio, en el silencio con el que nos miran al llegar a su nueva clase, en la atención para escuchar qué les decimos, entre estas paredes, en estas horas, durante muchos meses, han de intuir que les queremos, que hemos elegido este trabajo para darles lo que somos y sabemos, y sacar de ellos lo mejor. Porque cada uno es importante para nosotros.

Antes de irme, enciendo la pizarra digital…. preparo un mensaje de bienvenida.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas
Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual