Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
VIOLENCIA DE GÉNERO

Dispara a su mujer con una escopeta de caza y después se intenta suicidar en Burlada

  • Los dos están prejubilados en sus respectivos trabajos y tienen dos hijos y un nieto

Imagen de la noticia

Agentes de la Policía Foral salen de la vivienda de Burlada con una escopeta de caza. CORDOVILLA /GOÑI

Imagen de la noticia

La Policía Municipal de Burlada acordonó la zona. El matrimonio vive en el primer piso del edificio, en el centro superior de la imagen. CORDOVILLA /GOÑI

0
15/12/2011 a las 06:00
Etiquetas
  • GABRIEL GONZÁLEZ . BURLADA

Una vecina de Burlada, Ermelinda Martínez Faro, de 56 años se encuentra herida grave después de que su marido, Manuel Vicente Sánchez González, de 62, le disparara dos veces en las piernas con su escopeta de caza en el interior del domicilio conyugal. A continuación, él se intentó suicidar con un tiro en la cabeza. Se encuentra ingresado en la UCI y su estado es muy grave. En principio, la vida de la mujer no corre peligro.

A la Policía Foral y a la Policía Municipal de Burlada no les consta que existan denuncias por violencia de género en el matrimonio, ni tampoco por otros motivos. Ambos están prejubilados -él de una harinera y ella de una empresa de servicios de limpieza- y tienen dos hijos, un varón de 35 años y una mujer de 31, y un nieto. A las 12.23 horas de ayer, los dos se encontraban solos en la cocina del domicilio, el primer piso del número 1 de la calle Fulgencio Sánchez de Burlada, próxima a la rotonda desde la que se accede a los túneles de Ezkaba. Según la investigación, de la que se encarga la Policía Foral, la pareja discutió y el marido, gran aficionado a la caza menor, agarró una de sus escopetas y disparó dos veces a la mujer en la parte superior trasera de las piernas. A continuación, intentó quitarse la vida disparándose en la cabeza: el cartucho de perdigones le destrozó la mandíbula y le causó otras heridas faciales, quedando gravemente herido.

Los dos, conscientes

Aparentemente, la casa no presentaba signos de que hubiera ocurrido un enfrentamiento o forcejeo entre ambos previo a los disparos. Los vecinos tampoco escucharon nada extraño hasta oír las tres detonaciones. Entonces alertaron al centro de coordinación 112- Sos Navarra para avisar de que habían escuchado disparos. Cuando los agentes de la Policía Municipal de Burlada llegaron al domicilio, se encontraron a los dos heridos, que estaban conscientes, y gran cantidad de sangre en la cocina, el pasillo y el rellano de las escaleras. La mujer estaba en el interior del domicilio y él sentado en las escaleras del descansillo.

Los dos heridos fueron trasladados en ambulancias escoltadas por la Policía Foral a centros hospitalarios. La mujer llegó al Hospital de Navarra a las 13.25 horas y fue intervenida por la tarde de heridas de cartucho en ambas piernas, con una fractura en el fémur derecho. Su pronóstico es grave y estaba previsto que pasara a planta tras pasar por el quirófano, según informó el departamento de Salud.

Por su parte, el marido presentaba heridas en la cara, con la mandíbula prácticamente destrozada. Llegó al Hospital de Virgen del Camino a las 13.01 horas. Tras pasar por Urgencias fue intervenido quirúrgicamente. Su estado es muy grave y quedó ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos. Cuando recupere la consciencia, se le comunicará que está detenido.

Agentes de la Policía Judicial de la Policía Foral se encargan de investigar lo sucedido. La Policía Municipal de Burlada acordonó la calle y los agentes judiciales comenzaron a tomar vestigios en el piso del matrimonio. Por la tarde, los agentes salían del domicilio con un par de escopetas enfundadas pertenecientes al marido.

En este momento la investigación está dirigida por el juzgado que ayer por la mañana estaba de guardia, el de Instrucción n º 1 de Pamplona. Cuando se pueda tomar declaración a los implicados y se concluya el atestado policial, el caso pasará al Juzgado de Violencia sobre la Mujer de la capital navarra, debido a la relación matrimonial de los afectados. En principio, los hechos podrían encajar dentro del delito de homicidio en grado de tentativa con la agravante de ser un episodio de violencia de género.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra